Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

One Lane Bridge ( Nueva Zelanda) : los fabulosos paisajes que siempre esconden secretos.

En nuestras últimas incursiones por Nueva Zelanda hemos notado que en nuestras antípodas han hecho una apuesta clara por lo que denomino ‘crimen con vistas’ o ‘surdic noir’, como es el caso de ‘One Lane Bridge’ la serie de misterio austral que va a ocupar nuestro espacio de series remotas de cada lunes, siguiendo la estela de otros estrenos recientes kiwis como ‘Straight Forward’ o ‘The Gulf’ .

Si tuviéramos que valorar las series por su primera escena, ‘One Lane Bridge’ estaría entre lo mejor del año, al presentar un misterio en apenas tres minutos del que nos entran unas verdaderas ganas de conocer las causas de lo que hemos visto en ese puente de un solo carril que es la traducción del título de la miniserie.

Por desgracia, todas esas expectativas se desvanecen rápidamente al entrar  de forma parsimoniosa en los terrenos habituales de la investigación de un asesinato en un cerrado grupo familiar, que sigue las pautas habituales de este tipo de misterios tipo ‘Broadchurch’ pero en las antípodas y nunca mejor empleada la expresión, de su calidad.

Ficha: One Lane Bridge 6 ep 45 min .  Abr-May 2020- Idioma: Ingles Cadena: TVNZ1 (NZ)/Inédita en España

La trama : Ariki Davis es un joven detective originario de las islas Cook que es trasladado a la ciudad de Queenstown, el centro turístico más importante de la isla Sur de Nueva Zelanda. En la primera escena Ariki navega con su kayak por las aguas del lago Wakatipu y al acercarse al estrecho puente de un solo carril que une ambas orillas del lago, tiene una visión de muchos cadáveres esparcidos a los alrededores del puente que no tiene ninguna explicación lógica.

Al incorporarse a su puesto, le asignan como jefe a Stephen un veterano detective que conoce a la perfección a todas las personas del lugar y  que ha sido testigo de la enorme transformación que ha tenido Queenstown desde una aldea perdida hasta convertirse en un centro turístico de lujo y de primer orden.

Ambos van a tener que enfrentarse al asesinato de un granjero que aparece en extrañas circunstancias a la orilla del lago, de forma similar a la visión que tuvo Ariki en la escena inicial. Deben investigar a un numeroso grupo de sospechosos que incluyen tanto a sus familiares, como a los amigos o vecinos, para ir descubriendo poco a poco todos los secretos de ese grupo numeroso de personas.

El trailer establece la premisa jugando lógicamente con las impresionantes imágenes de Queenstown.

‘One Lane Bridge’ desarrolla un misterio policial convencional para encontrar al culpable de ese asesinato, con dos hechos diferenciales importantes que tienen resultados contraproducentes. En primer lugar, funciona muy bien el aprovechamiento de los increíbles paisajes de la zona de Queenstown entre montañas nevadas y profundos lagos que son el marco perfecto para montar todo tipo de planos lejanos y panorámicos con los actores pululando por delante.

El segundo factor es el  toque sobrenatural que tienen las visiones de Ariki, que entroncan con ritos y creencias maories, pero que no están bien integradas en la trama de misterio, en parte por la torpeza de los guionistas locales Pip Hall y Phillip Smith pero sobre todo por la inexpresividad del protagonista maori Dominic Ona-Ariki (der) , que hunde la miniserie por si solo.

A su lado poco puede hacer el veterano y buen actor neozelandés Joel Tobeck ( izq, Hijos de la Anarquía, Underbelly), que intenta contrarrestar la abúlica interpretación de su compañero con una intensidad demasiado forzada que lastra toda la historia casi desde el segundo episodio.

La trama discurre por los lugares habituales de ir conociendo los secretos de todos los sospechosos, para acabar con la vida del granjero Grub, pero realizado de una manera funcionarial, con unos giros que apenas sorprenden ni a los propios interesados, incluyendo una trama de homofobia mal desarrollada y peor finiquitada. En la foto inferior tienen a la familia.

‘One Lane Bridge’ es una serie capicua, puesto que sus mejores escenas son la primera y la última, donde tras resolver el caso central, hacen un enorme cliffhanger mucho más interesante que todo lo que hemos visto anteriormente, lo que no deja de ser una lastima al analizarla globalmente.

‘One Lane Bridge’ se deja ver sin muchas dificultades para los amantes de este tipo de misterios, con la ventaja que van a estar distraídos viendo los parajes donde se ha rodado la serie. En mi caso al ser uno de mis  destinos favoritos, soy un poco más indulgente en este tipo de ‘crimen con vistas’, pero si tienen un nivel de exigencia elevado, lo más probable es que queden defraudados.

Les dejo con un video donde el protagonista Dominic Ona-Ariki explica sus experiencias en la serie de una forma mucho más interesante que mientras estaba actuando.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino