Diario Vasco
img
‘Hasta el último hombre’, la redención de Mel Gibson
img
Asier Manrique | 21-02-2017 | 10:04

HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE

Título original: Hacksaw Ridge

Año: 2016

Duración: 131 minutos

País: Estados Unidos

Director: Mel Gibson

Guion: Robert Schnkkan y Andrew Knight

Música: Rupert Gregson-Williams

Fotografía: Simon Duggan

Reparto: Andrew Garfield, Sam Worthington, Hugo Weaving, Vince Vaughn, Teresa Palmer,Luke Bracey, Rachel Griffiths, Richard Roxburgh, Matt Nable, Nathaniel Buzolic,Ryan Corr, Goran D. Kleut, Firass Dirani, Milo Gibson, Ben O’Toole, Richard Pyros,Robert Morgan, Dennis Kreusler, Michael Sheasby, Ben Mingay, Damien Thomlinson, Nico Cortez, Darcy Bryce y Roman Guerriero

Productora: Lionsgate

Género: Bélico / Drama

Narra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la batalla de Okinawa, en el Pacífico durante la II Guerra Mundial, y se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso. (FilmAffinity)

Si ha habido un retorno este año, además del programa Operación Triunfo, en lo que a cine se refiere, ha sido la vuelta de Mel Gibson a la dirección. El cineasta y actor ha vuelto por la puerta grande con un drama bélico, ambientado en la II Guerra Mundial y que ha emocionado por su potente mensaje y contener algunas de las mejores escenas de guerra desde Salvar al soldado Ryan.

La cinta cuenta la historia de Desmond Doss. Se trata del primer objetor de conciencia en recibir  la Medalla de Honor del Congreso. Se alistó en el ejército pero no disparó un rifle jamás, su labor de médico le permitió salvar la vida de cientos de compañeros, en un acto tan heroico como cinematográfico.

‘Hasta el último hombre’ brilla especialmente en su hora final, toda una lección de ritmo y de cine. Apoyado en la grandísima actuación de un actor que se ha revelado como la sensación de la temporada, Andrew Garfield, la película de Gibson consigue despuntar como una de las cintas más loables de los Óscars. Ya era hora de que un actorazo como Garfield recibiera el aplauso unánime de crítica y público. Lleva demostrando que vale, y mucho, para esto desde hace años, pero, tal vez, necesitaba trabajar con Mel Gibson y Martin Scorsese, para terminar de reivindicarse.

Probablemente se vaya de vacío, pero no deja de ser una oportunidad tomada por la Academia de redimirse con un director polémico como Gibson. Su ausencia los últimos años y sus constantes idas y venidas por temas religiosos sitúan en una posición complicada cualquier trabajo que haga. De hecho, este ‘Hasta el último hombre’ decae cuando la oda religiosa lo inunda todo. Aunque este canto a los beneficios de la religión también sirve para dar uno de los momentos más potentes de la película, justo al final, cuando Garfield pide su Biblia.

Bien interpretada y bien llevada. Con un granado grupo de actores entre los que destacan Sam Worthington, Hugo Weaving (Las aventuras de Priscilla) o Vince Vaughn, la película logra una de las historias más potentes del cine bélico de los últimos años.

Lo mejor: La actuación de Andrew Garfield y la hora final de película.

Lo peor: El excesivo tono religioso que tiene la cinta en muchas ocasiones.

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor