Diario Vasco
img
'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar', un intento por recuperar el tono original
img
Asier Manrique | 01-06-2017 | 07:00

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR

Título original: Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales

Año: 2017

Duración: 129 minutos

País: Estados Unidos

Director: Joachim Rønning y Espen Sandberg

Guion: Jeff Nathanson

Música: Paul Cameron

Reparto: Johnny Depp, Javier Bardem, Brenton Thwaites, Kaya Scodelario, Geoffrey Rush,Orlando Bloom, Kevin McNally, David Wenham, Stephen Graham, Adam Brown,Golshifteh Farahani, Martin Klebba, Goran D. Kleut, Jessica Green, Paul McCartney y Keira Knightley

Género: Walt Disney Pictures

Género: Aventuras / Fantástico

El capitán Jack Sparrow se enfrentará a un grupo de piratas-fantasma comandados por una de sus viejas némesis, el terrorífico capitán Salazar, recién escapado del Triángulo de las Bermudas. La única posibilidad de Sparrow para salir con vida es encontrar el legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le da a su poseedor el control de los mares. (FilmAffinity)

Vuelve ‘Piratas del Caribe’ y lo hace olvidando su fallida cuarta entrega y tratando de reconducir el rumbo del barco hacia la trilogía original. Acierto de los productores que han buscado el regreso de Orlando Bloom y Keira Knightley y con ellos las tramas, giros e ideas de las primeras películas.

Se suma a la función Javier Bardem (Skyfall) que aporta mucha más entidad a un villano, que eso sí, no llega al nivel suficiente para intimidar al espectador. Su entrada en la película es brillante, realmente interesante. Cuando aparece impone. Pero después no pasa de ser uno más en una saga que ha dado mejores villanos, Geoffrey Rush, por ejemplo.

También tenemos a Brenton Thwaites y Kaya Scodelario que bien, cubren el expediente. La actriz de El corredor del laberinto lo hace mucho mejor, ya que Thwaites se muestra inexpresivo durante las dos horas de película. Scodelario tiene el lastre de que su personaje es odioso desde el primer minuto, pero sale ganando al ser la única mujer en toda la película.

Orlando Bloom aparece poco, demasiado poco, y ya ni hablar de Keira Knightley, que ni una frase tiene en toda la cinta. Bien que vuelvan a aparecer, pero podrían haber dado mucho más de ellos, especialmente Bloom, que su personaje podría haber participado en la historia.

De nuevo es Johnny Depp quien salva la película, pero se nota ya que es un personaje tremendamente quemado. La pena es que la franquicia no consigue incorporar a un personaje que pueda tomar el relevo a Depp y así hacerle descansar. Es posible que si siguen la estela de la escena post-créditos puedan enfocar una película sin él, pero a saber, dudo mucho que tomen ese riesgo, y más viendo que en esta ‘Venganza de Salazar’ han tomado 0 riesgos.

Con lo bien cerrado que quedó la trilogía original, ahora da pena observar que el chicle se va estirando y siguiendo la estela de ‘Star Wars’ pero todavía por debajo de las originales. Se nota que Disney quiere seguir sacando beneficio económico de esta historia, pero sin apostar por nada nuevo, sin arriesgar y esto es lo que más lastra a todo el conjunto. Queda el regustillo de estar viendo algo ya visto. El espectador no se sorprende en ningún momento y no hay nada peor.

Lo positivo, que dejamos atrás la cuarta parte, incluida Penélope Cruz. También sigue siendo todo un deleite ver el espectáculo visual y musical. Y ciertas escenas, como la primera de Bardem y el robo al banco son de absoluto 10.

Finalmente, como apunte, odio la traducción del título. Pocas veces un título original puede ser tan bueno y el doblado tan sumamente malo. ¿Tanto les costaba subtitular como “Los muertos no cuentan cuentos”?

Lo mejor: Recupera la franquicia el tono de las primeras películas.

Lo peor: No hay nada de riesgo ni novedad. Johnny Depp ya cansa en el papel de Jack Sparrow.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor