Diario Vasco
img
China Beach (Playa de China): una reflexión brillante y lúcida sobre la guerra del Vietnam
img
Lorenzo Mejino | 05-09-2012 | 08:05

Playa de China es una verdadera joya televisiva que a finales de los años 80 y principios de los 90  nos obsequió con, probablemente, el mejor personaje femenino de la historia de la televisión, la enfermera teniente Colleen McMurphy, interpretado de forma magistral por Dana Delany. Es una de mis cinco series favoritas de todos los tiempos (hace poco les hablé de otra de ellas, ‘Hill Street Blues’) y espero descubrirles las razones por las cuales China Beach es un plato obligado en cualquier menú de gourmets televisivos.

 

Ficha: China Beach, 64  episodios. Abr 1988- jun 1991. ABC (USA) La 1 (E).

Sinopsis: La guerra del Vietnam, vista desde la retaguardia en un lugar llamado Playa de China, donde coexisten un hospital de campaña y diversos lugares donde los soldados puedan descansar y reposar de las acciones bélicas que realizan en el frente. Enfermeras, prostitutas, voluntarias y cantantes se encargan de dar diferentes matices al denominado descanso del guerrero.

Aquí pueden ver los títulos de crédito con la canción de Diana Ross y las Supremes, ‘Reflections’:

El inicio: A partir del éxito de la película ‘Platoon’, un veterano de la guerra del Vietnam, Wilfred Boyles Jr, y un joven escritor, John Sacret Young, que había perdido a su primo en la guerra, tuvieron la idea de mostrar una visión diferente de la guerra, evitando las heroicidades y los combates y enseñando la retaguardia de la guerra donde una serie de  personas reparaban los estropicios causados en el frente, tanto físicos como mentales, en los soldados que volvían de permiso.

A partir de esa idea nació China Beach y fue estrenada a media temporada de 1988 con un increíble éxito de critica, a la que encantó la novedosa visión que ofrecía de la guerra de Vietnam, mientras que la respuesta del público fue de un seguimiento fervoroso por parte de algunos sectores, mientras que  la mayoría de la audiencia no aprobaba el carácter poco patriótico de la serie.

A pesar de ello, la calidad de la misma y el soporte de la crítica la llevó a una renovación casi inmediata y el alud de premios de interpretación que tuvo en su primera temporada, la convirtió en una verdadera serie de culto, que difícilmente iba a ganar nuevos espectadores por su planteamiento neutral, pero tampoco los iba a perder, porque el que la seguía estaba totalmente enganchado (apúntenme al segundo grupo).

La trama: Playa de  China es un complejo diseñado para ofrecer solaz y descanso a los soldados que vuelven del frente con permisos de corta duración y, de esta forma, recuperarse de las heridas de todo tipo que sufren allí. En este complejo trabajan y conviven diferentes profesiones (médicos, enfermeras, socorristas, enterradores, artistas, voluntarios, prostitutas, radiofonistas, etc.). Estas personas ven cómo sus vidas se ven afectadas por las historias de los horrores que ven y escuchan de los soldados, así como de los sufrimientos en carne propia por los ataques vietnamitas, pero cuestionándose las razones por las que estaban en Vietnam.

Los episodios no tenían un esquema fijo, aunque la mayoría de ellos trataban sobre personas que venían del frente y debían ser curados, trasladados o enterrados en el complejo, y sus historias se mezclaban con las personales de los hombres y mujeres que trabajaban en el complejo y de cómo las tragedias diarias les afectaban en su quehacer cotidiano.

La serie sigue históricamente las fases de la guerra del Vietnam, incorporándolas al esquema de la serie (Ofensiva del Tet, evacuación de Saigon, vuelta a casa) y dejando claro que aunque estando en la retaguardia, seguían estando cerca del frente, y el peligro seguía latente, por  lo que en algunas ocasiones había bajas tanto en los hombres como en las mujeres del complejo.

Su creador siempre evitó el maniqueísmo típico de los americanos buenos contra los vietnamitas malos, y presentó  a ambos bandos como víctimas de una situación en la que todos intentan sobrevivir como buenamente pueden, intentando describir la guerra de la forma más realista posible. Esta falta de posicionamiento claro proamericano fue uno de los principales problemas de la serie, ya que los conservadores la criticaban abiertamente por no ser suficiente ‘Rambo’, pero el creador John Sacret Young, se mantuvo firme y siguió con su visión particular del conflicto y del papel de las mujeres en él.

En la segunda temporada Sacret Young cedió el mando de la serie a su segundo John Wells, en su primer trabajo de dirección de una serie, y siguió de forma aplicada la senda de su maestro. Lo hizo tan bien que, una vez finalizada la serie, Wells fue el productor que desarrolló nada y nada menos que la serie ‘Urgencias’ y posteriormente se unió a  Aaron Sorkin para crear “El Ala Oeste de la Casa Blanca’, un currículum televisivo realmente envidiable que empezó con China Beach.

Su mayor acierto, desde mi punto de vista, fue el proporcionar una visión femenina de la guerra del Vietnam a través de los dos personajes principales de la serie, la enfermera McMurphy y la prostituta K.C. Por un lado, mostraban el papel importante que las mujeres tuvieron en la guerra, injustamente olvidado, y por otra parte, matizaban mucho las bravuconerías y actitudes machistas habituales en este tipo de producciones. En la foto pueden ver uno de los repartos de la serie, concretamente el de la tercera temporada.

En su época de emisión China Beach se convirtió en una serie de culto instantánea y sus creadores llegaron a producir un capítulo especial, en plan documental, donde recogían los testimonios reales de la gente que había trabajado en complejos similares durante la guerra del Vietnam, realmente sobrecogedores, pero que ayudaban a valorar aún mas el planteamiento realista de la serie, un ejercicio realmente interesante.

Los actores: El personaje central de la serie era la enfermera Colleen McMurphy, interpretada en el papel de su vida por Dana Delany. Delany supo darle la dureza y ternura necesarias en cada ocasión a un personaje que trataba con la muerte a diario.

El  personaje de la teniente McMurphy era una verdadera joya, siendo una brillante enfermera de cirugía. Muchas veces intentaba infructuosamente salvar las vidas de los soldados destrozados por bombas o heridas en el frente. No contenta con ello,  se convertía en el respaldo moral de muchas de las personas que trabajaban allí, en especial con la prostituta de la que desprecia su trabajo pero aprecia como amiga, sin renunciar a encontrar el amor en semejante entorno, lo que la  lleva a experiencias no siempre gratificantes.

La  teniente McMurphy, una mujer fuerte que sabe lo que quiere y lucha por ello en la década de los 1960, es un carácter mucho más brillante y feminista que algunos personajes encuadrados en la misma época y actualmente idolatrados en las redes sociales como Peggy Olsen, de ‘Mad Men’. Básicamente, porque  no es lo mismo hacerlo en medio de una guerra que en los confortables áticos de Manhattan. Por ello, cuando llega a mis manos algún sesudo articulo referente a la lucha feminista de Peggy Olsen en esa época, no puedo por menos que acordarme que hace 20 años el tema ya se había tratado y en un entorno mucho mas hostil. En mi opinión, además, con mejores resultados sin querer menoscabar esa gran serie que es ‘Mad Men’.

Delany bordó  su personaje, que era realmente complejo, pasando de la risa al llanto en cuestión de segundos por los avatares bélicos. Por ello, su trabajo fue recompensado por dos Emmys a la mejor actriz dramática en 1989 y 1992.

 

 

La carrera posterior de Delany ha sido sólida, aunque sin tener papeles al nivel de la teniente McMurphy, apareciendo en diversas series como ‘Mujeres Desesperadas’ o actualmente ‘Body of Proof’, pero tengo que confesar que es una actriz a la que miraría incluso leyendo la guía telefónica, lo que no suele ser habitual en mi caso.

El segundo papel más importante de la serie era para un personaje que difícilmente tenía cabida en las series televisivas de forma regular, el de una  prostituta llamada K.C Kolanski, interpretado en su primer gran papel por Marg Helgenberger (ahora mundialmente famosa por ‘CSI’).

KC era una voluntaria civil haciendo de peluquera durante el día, que ejerce de prostituta a tiempo parcial y que ha ido a Vietnam con la intención de hacerse rica en el menor tiempo posible ofreciendo su cuerpo a los soldados de permiso. Su presencia es tolerada por los mandos del campo (algunos de ellos usuarios) y su relación de amistad con la teniente McMurphy es uno de los pilares de las tramas de la serie.

En el siguiente vídeo (en inglés) pueden ver una gran escena con Delany cantando sola y luego hablando con su amiga KC en las duchas:

KC tiene claro sus objetivos: conseguir dinero para largarse y prosperar en Estados Unidos. Su trabajo le permite enterarse de muchas cosas que le ayudan a conseguir más dinero o sobrevivir mejor en la guerra. En esta foto pueden ver a Marg Helgenberger con Dana Delany y en el centro a Brian Wimmer, que hacía el papel de socorrista de la playa de China en un papel bastante secundario. Helgenberger también consiguió el Emmy el mismo año que Delany, el primero de la serie, pero por la mejor actriz secundaria.

El complejo cuenta con un hospital de campaña, donde los heridos son tratados en el frente por parte del jefe de cirugía: un mujeriego Dr. Dick Richards (Robert Picardo). Era un doctor en la reserva que ha debido abandonar su lucrativa clínica privada de ginecología para hacer de cirujano de campaña y que sólo desea salir de allí lo más rápido posible. El doctor Richards es el jefe directo de la enfermera McMurphy. Picardo es un gran actor que ha aparecido en multitud de series, aunque su papel mas conocido ha  sido el del doctor holográfico en ‘Star Trek Voyager’.

 

 

Otro personaje muy original e interesante es el del enterrador Sam Beckett (Michael Boatman), que es el personaje encargado de poner a los muertos del frente en bolsas para su repatriación, dividiéndolos en dos clases (visibles o no visibles, según el estado en que se encuentren), lo que no le hace precisamente ser buscado como amigo por el resto de los trabajadores del complejo. Es una persona solitaria y taciturna y sus únicas amigas son McMurphy y KC, con las comparte sus cuitas. Boatman sigue actuando y lo pueden ver en ‘The Good Wife’ como uno de los socios de la firma, después de haber protagonizado ‘Spin City’ con Michael J. Fox.

 

El  único personaje abiertamente militar es un francotirador explorador llamado Dodger (Jeff Kober), encargado de velar por la seguridad de sus compañeros en el frente pero totalmente roto mentalmente por el stress de la guerra y que no se relaciona con nadie excepto con la teniente McMurphy, que es la única persona con la que comparte sus inquietudes.

 

Jeff Kober, un actor característico con unos rasgos faciales muy peculiares, ha seguido trabajando pero siempre en papeles pequeños. Últimamente se le puede ver en ‘Sons of Anarchy’ como el alcalde de Charming.

Por último, hay que mencionar a una voluntaria ingenua (Nan Woods), que intenta distraer a los soldados sin ofrecerles nada de lo que ellos desean y a una cantante (Chloe Webb) encargada de dar conciertos a las tropas para distraerlos de los horrores del frente pero con grandes ambiciones artísticas, que lógicamente son lejos de Playa de China.

El final: A pesar de todos los premios, la serie era realmente dura y áspera para la mayoría de la gente al alejarse de la visión habitual de la guerra. La puntilla se la dio un acontecimiento externo, la guerra de Irak del año 1991, que extendió un sentimiento patriótico por todos los USA, de la que como ya hemos explicado la serie no era partícipe.

Por ello, y para evitar problemas, la cadena ABC congeló la emisión de la última temporada hasta varios meses después de la finalización de la guerra por el carácter abiertamente antibélico de la serie. Era una época en que la se buscaba únicamente la afirmación de los valores patrióticos y la defensa de los hombres en el frente sin cuestionar nada más.

Ajenos a estos problemas externos, John Wells ya había previsto que era la última temporada. Así que la finalizó con un salto adelante y tratando sobre la vuelta a casa tanto de los soldados como de los trabajadores del  complejo y su adaptación a la vida real, mostrando todas las secuelas que traían de la guerra y analizando su reencuentro con los soldados y sus seres queridos. En este vídeo pueden ver a la teniente McMurphy, de vuelta a los USA, bailando con unos veteranos de guerra en la última temporada en una escena realmente conmovedora:

El final fue como el resto de la serie: duro, áspero, poco agradable pero destilaba realidad por todos los poros.

Playa de China ha sido, en mi opinión, una serie magistral tanto por el nivel de los guiones como por el de los actores, pero sobre todo por la originalidad y la seriedad con la que trataron un tema tan delicado como la guerra de Vietnam de una forma que ninguna otra serie ha conseguido ni siquiera acercarse.

Si pueden adquirir o bajarse la serie miren el piloto, que es una autentica joya de arte, y si son unos auténticos gourmets de las series tengan por seguro que  no les va a defraudar.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestras cuentas de Twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima.

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.