Diario Vasco

img
American Horror Story: El carnaval del terror delirante
img
Lorenzo Mejino | 11-02-2013 | 16:06

American Horror Story es una serie diferente e inclasificable con el género del terror como centro de gravedad, donde  como en los carnavales, tienen cabida todos los elementos transgresores del género habidos y por haber.

Su estructura es original como una miniserie cerrada por temporada, sin ninguna continuidad, se mantienen algunos actores, pero en papeles diferentes y  el resultado es una serie que no deja indiferente al espectador. Por  ello recién finalizada la segunda temporada y en pleno periodo de Carnavales, hemos querido dedicarle esta entrada en nuestro blog.

Ficha: American Horror Story     25+  episodios.   Oct 2011-      .FX (USA)  Fox  (E)

Sinopsis: Serie estructurada como una antología del terror  con temporadas completamente diferenciadas entre si, con historias cerradas  y distintas para cada miniserie.

Las dos temporadas emitidas hasta el momento, han tenido como escenario una casa encantada en la actualidad y un manicomio en 1964.

El inicio: Ryan Murphy ( derecha foto)  es uno de los productores mas poderosos de la actualidad,  que empezó su carrera con la modesta serie juvenil Popular, para conseguir su fama con Nip/Tuck (A golpe de bisturí) y posteriormente su consagración con Glee.

A partir de su encumbramiento, juntamente con su compañero de fatigas Brad Falchuk (izquierda) , y para cambiar el registro juvenil de Glee, se empecinó en crear una serie del género de terror diferente a todo lo anterior que se había realizado del género.

A tal efecto, diseñó el concepto de miniseries cerradas, con una  compañía de repertorio de actores que irían realizando diferentes papeles en cada una de las miniseries. Escribió el episodio piloto de la primera y consiguió la aprobación de la cadena por cable FX, con la que realizó Nip/Tuck, que junto con la increíble The Shield, pusieron en el mapa a esta cadena.

El estreno de la serie fue un gran éxito, con algunas de las mejores audiencias de la historia del cable televisivo, que más o menos mantuvieron hasta el final, valiéndoles una renovación para la segunda temporada. El video de promoción  de la primera temporada es  una perfecta introducción a la misma

La trama: Debido a la naturaleza especializada de la serie cambiaremos nuestro  esquema habitual y trataremos las dos temporadas por separado, empezando por la primera

American Horror Story Murder House, ( Casa asesina), fue el titulo de la primera temporada, donde una familia formada por una pareja  y una hija, para intentar arreglar sus problemas conyugales, se muda a  una casa de estilo victoriano de Los Ángeles.

Los fabulosos títulos de crédito de la serie, con la música magnética de Charlie Clouser, nos advierten de lo que nos viene encima

Una vez instalados en la casa, como mandan los cánones del genero,  a la pobre familia le empiezan a pasar sucesos de todo tipo, desde fantasmas, asesinos en serie, espectros, posesiones y todo lo que se les pudo ocurrir, incluyendo el bondage,  y mas temas que nos le voy a desvelar para que lo puedan descubrir si deciden visionar la serie.

Esta primera temporada fue absolutamente delirante y excesiva en todos los aspectos, había tanta gente pululando por la casa, que parecía el camarote de los hermanos Marx. En mi opinión, aunque la idea era buena e interesante, introdujeron demasiadas historias que se pisaban y entorpecían unas a otras dando como resultado una serie muy irregular.

La sensación que tenía es parecida a la del joven que se queda sólo en casa y empieza a experimentar con toda una serie de bebidas alcohólicas de calidad del minibar paterno, pero mezcla demasiadas y el mejunje resultante es completamente imbebible, a pesar de que cada ingrediente es muy bueno.

Esta increíble irregularidad de la serie comportaba la alternancia de momentos realmente brillantes, casi siempre cuando estaba Jessica Lange en pantalla o los giros terroríficos que nos levantaban del asiento,  con partes fuera de lugar, recayendo  en  excesos visuales y con situaciones demasiado inverosímiles que provocaban que la serie fuera dando tumbos, sin acabar de centrarse.

Tampoco ayudaba el error del casting de la pareja protagonista, Dylan McDermott y Connie Britton, son dos magníficos actores, en especial la segunda a la que siempre recordaremos por Friday Night Lights, pero que en esta serie están como un pulpo en un garaje, en especial la pobre Britton, que parecía ansiar desaparecer en la casa, para ir a realizar otros proyectos mas adecuados para ella.

No comparto el entusiasmo de mucha gente por esta primera temporada, que me dejo decepcionado, especialmente por las grandes posibilidades desaprovechadas de la idea, perdidas en fuegos de artificio y en sorprender por sorprender.

American Horror Story Asylum  fue el titulo de la segunda temporada, con un cambio de registro total, y un escenario completamente diferente como es un siniestro manicomio regido por una monja sádica en el año 1964.

Los inquietantes nuevos títulos de crédito, de lo más terrorífico de la serie

La segunda temporada en líneas generales fue  bastante mejor que la primera, el cambio de escenario y los nuevos personajes estaban mucho mejor encajados , pero el error principal de querer meter demasiadas cosas en el mismo saco seguía latente.

Así en las historias de esta temporada, se entremezclan asesinos sangrientos en serie, historias del nazismo, extraterrestres, infiltrados en el manicomio, el cantante de Maroon 5, lesbianismo,  exorcismos y fanatismo religioso, que formaban otro engrudo mas comestible que el primero, pero aún así difícil de digerir.

A pesar del gran numero de conceptos que introducen, la trama principal del manicomio funciona bastante bien y la ambientación y producción es realmente excelente, perdiendo fuelle cuando entran en acción las tramas secundarias  que se suceden fuera del recinto sanitario.

Dentro del apartado negativo destaca la presencia de Joseph Fiennes, como el monseñor del sanatorio, en otra de sus pésimas actuaciones, con su cara de palo omnipresente, que hace que deseemos que sea victima de alguno de los internos del manicomio, para acabar con nuestro suplicio.

En cambio en el aspecto positivo, el resto de los actores, incluyendo algunos de la primera temporada, están esplendidos en sus nuevos roles, destacando de nuevo Jessica Lange, a la que pueden disfrutar en esta escena delirante, mas propia de Glee que de una serie de terror, pero que en mi opinión es la mejor escena de toda la serie. Jessica Lange, cantado The Name Game, un clasico trabalenguas  de 1965 de Shirley Ellis, con la coreografía de los internos del manicomio. Disfruten de esta joya hipnotizante

Como han podido observar en estos videos la serie es capaz de cualquier cosa y no se arruga en intentarlo, aunque los resultados no siempre estén a la altura, pero es un experimento interesante, algo fallido a mi entender, pero que te atrapa y te obliga a seguirlo para ver de que son capaces, y tengo que reconocer que al ver escenas como la musical, vale la pena soportar hasta a Joseph Fiennes

Los actores: En la primera temporada el núcleo central era la familia formada por los miembros que ven en la foto, interpretados por Connie Britton, Dylan McDermott y Taissa Farmiga, de los dos primeros ya les hemos hablado anteriormente y del error de casting en su elección.

En cambio tenemos que alabar la elección de la joven Taissa Farmiga, hermana menor de la mas conocida Vera Farmiga (Up in the air), que  hace una muy buena interpretación de una chica vulnerable y atormentada al enfrentarse a los fantasmas de la casa.  

De todas formas todos ellos palidecen ante la presencia de Jessica Lange, recuperada después de varios años de ostracismo por Ryan Murphy, Lange está inconmensurable tanto en la primera como en la segunda temporada de la serie, en la primera haciendo de la misteriosa vecina de la casa asesina que esconde mas secretos que los libros de contabilidad de Luís Barcenas, papel que le valió el Emmy a la mejor actriz secundaria en miniseries.

Mientras que en la segunda temporada, interpreta a la monja directora del manicomio, con otro pasado oscuro, que se va revelando conforme el desarrollo de la serie, en la foto inferior, la pueden ver con el magnifico James Cromwell, que encarna al doctor del manicomio, especializado en lobotomía y electroshock y al pazguato de Joseph Fiennes en su papel de monseñor católico del manicomio

La ventaja de tener actores de repertorio, es que no se encasillan en sus papeles y cada temporada es un nuevo reto para ellos. En la foto inferior tenemos de izquierda a derecha a la segunda revelación de la serie Evan Peters, que interpreta a dos seres desquiciados y complicados en ambas temporadas, Sarah Paulson, con un papel muy secundario en la primera, pero siendo la protagonista de la segunda entrega,

 

Luego tenemos a Zachary Quinto, el inolvidable Sylar de Héroes, que después de otro pequeño papel en la 1T, encarna a otro de los protagonistas en la 2T y por ultimo a la derecha de la foto a Lizzie Brochere, una adición de la segunda temporada, donde se puede explayar a sus anchas en el manicomio

Epilogo: American Horror Story, es una serie excesiva  y delirante que no le va a dejar indiferente, su acumulación de historias y sucesos es apabullante y tiene encandilados a mucha gente que no esperan mas que a ser asustados y sorprendidos, por los inesperados giros del guión en busca del mas difícil todavía.

A otros en cambio, entre los que nos contamos, nos parece un experimento interesante con momentos brillantes pero fallido en su totalidad, por esa  búsqueda de elementos de gran guiñol y sobre todo por el atropellamiento de situaciones que se suceden unas a otras, con una buena presentación pero con resoluciones forzadas  y aceleradas en la mayoría de las casos.

A su favor tenemos que destacar el cuidadísimo diseño de producción y  la ambientación de una absoluta exquisitez, como muestra el proceso de maquillaje de Pepper, uno de los personajes mas sugerentes  de la segunda temporada, a cargo de la actriz Naomi Grossman

Por desgracia  la irregularidad de la serie, no hace justicia a esta gran producción, pero ello no debe ser  óbice para que le den una oportunidad en su menú televisivo, para descubrir si les gustan los platos barrocos y sobrecargados, o prefieren elementos mas suaves y ligeros, dejando en sus manos la decisión.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra  cuenta de twitter (@jefoce) y  (@lmejino). Hasta la próxima   Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

  • maite-juana

    Totalmente de acuerdo con vuestra crítica a esta serie. Me pasó lo mismo, y no me animé a ver nada de la segunda temporada, por quedar aburrida de tanta exageración. Sobre Jessica Lange, aunque es verdad que lleva el peso de la serie, me pasa que es una de esas actrices que tengo que hacer un esfuerzo para identificarla, pues al ser pacientes del mismo cirujano plástico, resultan clónicas de otras. Por ejemplo, no me digáis que la Jessica no es clavada a la Faye. Y a alguna otra , como Katy Moriarty, otra clónica, Y eso que en su esplendor eran completamente identificables.
    Como habláis mejor de la segunda entrega, habrá que darle un vistazo, pero me temo que hay que ser muy fan del género de terror para engancharse.
    Gracias por este divertido blog, amigos.

  • Lorenzo Mejino

    A mi Jessica Lange me encanta e intento no entrar en cuestiones esteticas, sobre todo cuando es un pedazo de actriz, la segunda temporada está mejor elaborada que la primera, pero el exceso de casos y personajes sigue estando presente, y en este caso tengo claro, que menos es mas y les ha faltado un poco de autocontrol. Un saludo de nuevo, y ya le puedo avanzar que este viernes vamos a hablar de series muy antiguas, pero que seguro que recuerda.

Sobre el autor Mikel Madinabeitia
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.

Otros Blogs de Autor