Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Tanner’88. Robert Altman fue el verdadero pionero de la HBO

Una de las inexactitudes que leo más frecuentemente por parte de blogueros y analistas televisivos, es la obcecación en mantener que la primera serie de ficción dramática de la HBO fue ‘OZ’ en 1997 , poniendo el contador a cero en ese punto ara emppezar a venerar a la cadena desde ese momento.

Es una pena. porque se olvidan de entre otras de la fabulosa ‘Tanner’ 88′ que en 1988 significó la autentica puesta de largo de la cadena de pago y que incluso le reportó a su director Robert Altman, el Emmy a la mejor dirección en una serie dramática, nueve años antes que Oz, como mejor prueba de la existencia de  ficciones originales en la prestigiosa cadena de pago, antes del repetido mantra de ‘OZ’.

Innovadora y arriesgada a partes iguales, el relato en forma de falso documental de la campaña de un candidato inesperado a las primarias demócratas de 1988, es una excelente disección de la forma en que se realiza la política en los EEUU, con la presencia de muchas figuras relevantes que accedieron a participar en el experimento con múltiples cameos electorales, lo que se merece de todas, todas, nuestro análisis que dedicamos cada viernes a una serie del recuerdo.

tanner88Ficha: Tanner’88 / Vota Tanner 11 ep 60 min .   Feb 1988-Ago 1988 . Cadena: HBO ( USA)-Canal + (E)

Sinopsis:  La campaña política de un candidato de ficción en las elecciones primarias demócratas enfrentándose a los candidatos reales Michael Dukakis y Jesse Jackson, es la excusa perfecta para mostrarnos las interioridades del sistema político americano y su elección de presidente.

El inicio: Garry Trudeau es el caricaturista político más famoso de los EEUU ,con su tira cómica sindicada ‘Doonesbury’ que es la primera cosa que muchos estadounidenses leen cada mañana, para disfrutar con una sátira política descarnada desde sus posiciones progresistas y demócratas explicada en apenas cuatro viñetas cada día.

Trudeau era una persona muy inquieta que deseaba salir de las dos dimensiones de la tira cómica para realizar productos audiovisuales donde explicar los tejemanejes políticos. Una de las ideas que tuvo fue crear un falso candidato presidencial, para seguirlo durante la campaña electoral frente a candidatos reales, en una especie de metaficción política.

En una cena le comentó sus planes a su buen amigo el gran director Robert Altman (der, M.A.S.H, Nashville, The Player, etc) y para su sorpresa, Altman le comentó su enorme interés para unirse al proyecto y dar su visión personal a las historias de Trudeau ( izq),  en parte por volver a sus orígenes televisivos, donde dirigió innumerables episodios de ‘Bonanza’ ‘Alfred Hitchcock presenta’ o ‘Ruta 66’ y en parte para hacer algo con mayor libertad que la que le daban  los estudios cinematográficos.

trioLa presencia de ambos personajes en una serie de ficción, interesó mucho a la entonces naciente HBO, que ya había hecho sus pinitos en la ficción original con la miniserie ‘Phillip Marlowe, Private Eye’, por lo que les dio carta blanca para hacer ese falso documental que iba a emitirse de forma irregular, coincidiendo con los diferentes momentos de la campaña electoral de las primarias demócratas, para ir en paralelo a la realidad.

El primer episodio se estreno al mismo tiempo que las primarias de New Hampshire en Febrero de 1988, que son las primeras de la larguísima carrera electoral que no culmina hasta las elecciones presidenciales de Noviembre, promocionándola con el siguiente trailer.

‘Tanner´88’ despertó desde el principio más curiosidad que entusiasmo entre el gran público que no entendía ese formato de falso documental, donde se mezclaba un candidato ficticio con personajes reales que votaba, un tema que descolocaba y mucho, como veremos a continuación.

La trama:

La serie es un falso documental que sigue al candidato ficticio, un oscuro congresista demócrata-liberal de Michigan, llamado Jack Tanner, en su carrera para la nominación presidencial democrata, viendo como  consigue destacarse del resto de candidatos desconocidos, por un vídeo muy personal sobre sus ideas y valores, que se convierte en el eje de su campaña publicitaria , un claro antecesor de los virales de Youtube que pueblan la red en la actualidad

Las interacciones del candidato con sus electores y con sus rivales electorales son de una mordacidad importante y entran de lleno en la sátira política de alto nivel y de gran calado con muchos cameos y personajes reales implicados.

La serie se iba rodando y emitiendo en paralelo a la campaña electoral del año 1988, sin una frecuencia regular de emisión, finalizando en la convención demócrata que eligió a Michael Dukakis como candidato.

Tanner no es un candidato del ‘establishment’ lo que juega a su favor en determinados momentos, en especial por poder  destacar del resto de candidatos con propuestas más arriesgadas en sus discursos, huyendo de las banalidades y la corrección política que ya imperaban hace treinta años, con discursos como el siguiente, donde incluso nombraba a John Lennon.

El estilo de rodaje de Robert Altman, cámara en mano y en plan guerrilla, buscando un tono grisáceo y poco iluminado para recalcar la mediocridad de la carrera electoral, fue un punto clave para desarrollar la historia, ademas de una gran capacidad para improvisar escenas y diálogos según iban cambiando los acontecimientos.

Tanto es así que aproximadamente dos tercios de lo que vimos estaba en el guión inicial, con el resto improvisando en plena campaña, en especial en sus interacciones con el resto de candidatos demócratas entre los que teníamos ademas de los mencionados anteriormente a gente como Jesse Jackson o Al Gore, que aceptaron gustosamente entrar al trapo y salir como ellos mismos, incluso debatiendo con el falso candidato.

campanaLa principal sensación que transmitían era el enorme caos que son las campañas electorales, con voluntarios, prensa, asesores y jefes de campaña como parte de un circo ambulante que se desplaza continuamente para dar el mismo discurso varias veces al día con los innumerables debates como punto álgido de la campaña. Ese follón lo pueden comprobar en el siguiente vídeo sobre un día en la campaña.

Vista con perspectiva, la serie fue toda una precursora en mostrar como un candidato oscuro y salido de la nada más absoluta podía alcanzar una cierta notoriedad electoral gracias a una campaña agresiva y bien llevada, mostrando el camino a gente como Bill Clinton, que llegó a la presidencia desde un punto de partida similar al del ficticio Tanner.

En mi caso el experimento me encantó, por mostrarme las entrañas de las campañas electorales de una manera que desconocía, aderezada por la presencia de los nombres que veía en los noticias como candidatos reales, en una sorprendente mezcla de realidad y ficción, con la mala leche que siempre han caracterizado las tiras de Garry Trudeau y la visión tan personal de Robert Altman, que es de todo menos un cineasta convencional.

Ademas su influencia ha sido enorme en series posteriores como la similar ‘K Street’ de Steven Soderbergh o incluso en la actual ‘Veep’, en especial cuando entran en campaña electoral, por lo que si les gustan las series con amplio trasfondo político, ‘ Tanner´88’ es una joya que no pueden perderse.

Los actores:

Michael Murphy ha sido un solido actor secundario durante toda su carrera, en la que ha trabajado muy frecuentemente en casi todas las películas de Robert Altman, en personajes casi siempre moralmente ambiguos desde ‘M.A.S.H’ hasta ‘Nashville’, por lo que sorprendió a poca gente que su buen amigo Altman, recurriera a él, para darle el mejor papel de su larga carrera, como el oscuro candidato Jack Tanner

michael-murphyMurphy era la persona ideal para trasmitir los valores de sus dos creadores, como una persona integra y  agradable pero alejada de los tejemanejes de Washington, lo que condenaba su carrera electoral casi desde el inicio, a pesar de sus esfuerzos por sobresalir de entre el marasmo de candidatos iniciales a la carrera demócrata

Su carrera posterior volvió a sus derroteros habituales de secundario solvente en películas de prestigio como ‘Magnolia’ o ‘Kansas City’ y series televisivas de todo tipo, en las que sigue apareciendo en la actualidad a sus casi ochenta años en papeles esporádicos.

Las dos mujeres principales de Tanner en su campaña electoral, eran su hija Alex y su jefa de campaña T.J. Cavanaugh, interpretadas por dos grandes actrices como Cynthia Nixon y Pamela Reed.

De las dos la más conocida es indudablemente Nixon ( izq)  que consiguió a sus 22 años su primer papel importante, como la concienciada hija adolescente del candidato Tanner, que sufre personalmente la crudeza de los ataques personales de toda campaña electoral.

nixon-reedTras una década de trabajar casi exclusivamente en Broadway, su salto a la fama le llegó por su personaje de la sofisticada Miranda Hobbes en el bombazo que fue ‘Sexo en Nueva York’, por el que ganó el Emmy a la mejor actriz secundaria, que unido a otro Emmy posterior por ‘Ley & Orden, UVE’ , un Grammy y dos Tony hace que  solo le quede el Oscar, para conseguir el codiciado poker de premios EGOT, que con el adecuado papel secundario en cine, podría tener en un futuro.

Pamela Reed ha sido una excelente secundaria toda su carrera, tanto en papeles cómicos como dramáticos, como el de la desbordada pero brillante jefa de campaña T.J. Cavanaugh, en uno de sus papeles más conocidos, porque siempre trabajaba más en papeles recurrentes como en ‘Parks & Recreation’ que con personajes regulares, lo que la hace una de esas caras  conocidas, pero que no ubicamos en ningún sitio.

El final y la secuela:
Tras el final de la serie inicial en la convención demócrata que incluyó un cliffhanger en el que Tanner amagaba con la posibilidad de crear un tercer partido para seguir como independiente en la campaña electoral, sus creadores insinuaron la posibilidad de hacer una continuación en la futura campaña electoral de 1992, a lo que en principió HBO dijo estar interesada, hasta que un cambio en la dirección de la cadena de pago, canceló el proyecto para siempre.

Tras su cancelación, el prestigio de la serie fue aumentando con los años ( algo parecido a The Wire) y llegó a tener tal estatus de culto entre la clase política que el ‘Sundance Channel’ decidió hacer una secuela en 2004, llamada ‘Tanner on Tanner’, con Trudeau y Altman al timón, para dar una nueva perspectiva a esa campaña electoral del 1988, con la excusa de la realización de un documental sobre la misma, que iba a realizar la hija de Tanner, una adolescente en aquella época.

tanner-on-tanner-posterAmbos siguieron fieles al estilo de falso documental, pero en este caso rizando el rizo, con la realización de un documental sobre aquella fallida campaña, con la participación de políticos como Mario Cuomo o Howard Dean, actores como Robert Redford e incluso directores como Martin Scorsese para comentar la figura del candidato Tanner, en la convención del partido demócrata de 2004.

Una de las razones del encargo de la película secuela, era la gran popularidad que había adquirido Cynthia Nixon, la hija de Tanner, gracias a ‘Sexo en Nueva York’ por lo que centrar la atención de la secuela en su personaje, le iba a dar la tracción inicial que buscaban para este especial.

tanner-on-tannerEl estreno en la cadena de Robert Redford tuvo una cierta repercusión por volver a reencontrarnos con nuestros viejos amigos, dieciséis años después, como pueden ver en el trailer de la película

Hoy hemos rebuscado en el pasado para comentarles, una serie muy diferente a lo habitual, precursora de muchas formas actuales de hacer política de la mano de dos genios como Garry Trudeau y Robert Altman que hace treinta años dieron una lección de cómo hacer un falso documental político.

Para cualquier consulta, pueden utilizar los comentarios o mi cuenta de twitter

Lorenzo Mejino ( @lmejino)

Temas

Cynthia Nixon, Garry Trudeau, Michael Murphy, Pamela Reed, Robert Altman, Tanner on Tanner, Tanner'88