Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Tales from the Loop: ciencia-ficción onírica y contemplativa de baja intensidad

La evolución del genero de la ciencia-ficción estos últimos años tiene una tendencia interesante que intenta alejarse de la espectacularidad y los grandes efectos especiales de las batallas espaciales y naves intergalácticas, para buscar espacios intimistas y contemplativos donde desarrollar sus historias y conceptos más de base filosófica y estética como en el caso de ‘ Tales from the Loop’ .

‘Tales from the Loop’ se puede relacionar con ese estilo de ciencia-ficción contemplativa y reposada de series como ‘The OA’ , ‘Sense 8’, ‘Devs’ o incluso ‘Dark’ que despiertan encendidas pasiones en una minoría de espectadores que no dudan en catalogarlas entre las mejores series de cada año, pero que para el resto de mortales no pasan de ser experimentos vacíos, pedantes y sin apenas sustancia.

En mi caso suelo huir de posiciones radicalizadas generalistas, por lo que prefiero analizar cada serie por separado a ver lo que me inspira en cada ocasión y en el caso de ‘Tales from the Loop’ su propuesta sencilla y sin intentar inventar la pólvora, me ha convencido bastante más que otras series de ese talante, al entrar en su apuesta retrofuturista de una forma mucho más sencilla y humilde como les voy a analizar a continuación.

Ficha: Tales from the Loop 8 ep 45 m   Abr 2020 Cadena: Amazon Prime ( E)

Sinopsis:  La ciudad de Mercer en el estado de Ohio es el lugar donde se encuentra el Mercer Center for Experimental Physics, conocido por su acrónimo MCEP o más popularmente como ‘The Loop’ o ‘El Bucle’.

En dicho lugar se realizan todo tipo de experimentos centrados en una misteriosa esfera que es el núcleo central de toda la instalación subterránea. Ese misterioso elemento esférico ha demostrado poder incidir de forma directa en el continuo espacio-tiempo, de formas inexplicables para los científicos que las estudian.

Los resultados de los experimentos fallidos son abandonados en las amplias extensiones de los alrededores del centro, creando toda una serie de interacciones con los habitantes del pueblo que son el hilo conductor de las historias de la serie.

El inicio: El artista gráfico sueco Simon Stålenhag publicó en 2014 un libro artístico con una serie de dibujos de estética retrofuturista ambientada en los años ochenta que se convirtió en una verdadera pieza de coleccionista ante la expresividad y fuerza de sus conceptos visuales.

El libro cayó en manos de la productora de Matt Reeves un personaje que ha tenido una trayectoria de lo mas curiosa desde crear la serie ‘Felicity’ con J.J. Abrams a dirigir grandes superproducciones de Hollywood como ‘Cloverfield’, dos secuelas de ‘El Planeta de los Simios’ y la última entrega de Batman.

Reeves se enamoró de la potencia visual del libro y no dudó en comprarle los derechos para una adaptación audiovisual al autor sueco, pero sin tener ni idea de como enfocarla.

La primera persona que contactaron para escribir el guión fue Nathaniel Halpern ( foto) , un escritor que había sido la mano derecha de Noah Hawley en la atrevida y extraña ‘Legion’. Halpern se entusiasmó enormemente con el encargo y empezó a diseñar toda una narrativa y un universo propio libremente inspirado en los dibujos de Stålenhag, presentando su idea sobre una miniserie en el plazo de una semana a los productores, recibiendo su aprobación inmediata.

No les costó demasiado convencer a Amazon de la bondad de su proyecto, y recibir el encargo de una primera temporada de ocho episodios, que rodaron en las estepas heladas de Winnipeg en el estado canadiense de Manitoba.

Su estreno vino precedido de un trailer que hacía un hincapié especial en los aspectos más estéticos de la serie.

La trama: ‘Tales from the Loop’ desarrolla una interesante estructura narrativa mixta  a medio camino entre la serie antológica y un aparente hilo conductor para toda la temporada, todo ello protagonizado por un grupo de personas de esa población de Mercer en el estado de Ohio y la instalación tecnológica que da vida a todo el pueblo.

Cada episodio está centrado en un personaje y su historia particular, mientras que el resto del elenco aparece en una o dos escenas por episodio, para proporcionar una cierta continuidad a la historia. De hecho cada episodio funciona perfectamente como pieza independiente, buscando esa interacción con los objetos exteriores abandonados de la instalación.

‘Tales from the Loop’ hace una escueta presentación en el primer episodio, que es el único donde vemos lo que pasa en ese interior de ‘The Loop’, herméticamente controlado, para desarrollar casi toda su acción en el exterior.

Cada historia trata de la interacción entre una persona y un elemento tecnológico abandonado y las consecuencias que dicha relación va a tener sobre todo en la vida de la persona y de su entorno más cercano, inspirados todos ellos hasta el mínimo detalle en la obra gráfica de Simon Stålenhag

El carácter intimista y reposado de todas las historias viene reforzado por la ausencia de muchas escenas dialogadas dejando que la imagen hable por si sola, con el acompañamiento de la envolvente música del gran Phillip Glass, que proporciona las atmósferas ideales para el viaje en que nos han embarcado.

Esa música minimalista se ve reforzada por todo un catálogo de sonidos que muestran diferentes aspectos de ese lugar apartado del mundo, como pueden ver en el siguiente vídeo

Halpern ha escrito y supervisado personalmente todo el rodaje de la serie para el que ha contado con directores como Mark Romanek para el piloto y gente conocida como Andrew Stanton o la famosa actriz Jodie Foster para el episodio final.

Otro hecho a destacar ha sido la colaboración del propio artista sueco Simon Stålenhag, para diseñar nuevos elementos como el brazo articulado de uno de los protagonistas, para que encajaran mejor en su universo tan particular.

A la hora de analizar las series hay algunos casos que mi primera impresión es mucho más favorable que cuando pasan unos días y empiezo a recapacitar sobre lo que he visto, encontrando muchos más fallos y desajustes que los iniciales.

Con ‘Tales from the Loop’ me ha pasado todo  lo contrario, su ritmo excesivamente lento y contemplativo me aburría bastante mientras la estaba viendo, pero las imágenes me seguían intrigando lo suficiente para seguir viéndola de forma más disciplinada que entusiasta.

Tras ver el episodio final y ver como encajaban las piezas tanto a nivel individual de cada episodio como globalmente, lo cierto es que con el paso de los días, esa impresión inicial de tedio fue cambiando a mejor, al digerir con el tiempo todos esos conceptos visuales.

No recuerdo una serie que me haya hecho tener una impresión parecida de ese reconocimiento a posteriori, no tanto para considerarla una obra maestra, sino un experimento audiovisual que va mucho más allá de esa lentitud programada.

Otro punto a su favor es que se centra más en los personajes y sus historias, que en la tecnología propiamente dicha, por lo que estamos viendo a personas de carne y hueso, enfrentarse a unos dilemas que nos hacen preguntarnos que haríamos en su lugar, enfrentados a esa tecnología.

Esa humildad de planteamiento y evitar complicar la trama con justificaciones filosóficas o científicas pedantes y ampulosas para elevar supuestamente el nivel de intensidad de la serie, hace que ‘Tales from the Loop’ sea algo muy diferente y novedoso en el panorama audiovisual, al primar las connotaciones estéticas sobre las de su trama narrativa.

Su poderosa fuerza visual esta perfectamente estudiada hasta el milímetro, como no podía ser de otra manera al ser la primera serie que ha sido creada a partir de las imágenes de un libro artístico, sin ninguna historia conectada. El siguiente vídeo les muestra elementos de ese proceso de creación visual de ‘ Tales from the Loop’ en un formato VR 360

Los actores: ‘Tales from the Loop’ tiene a todo el reparto muy esparcido por todos los episodios, con esa regla general que les he comentado de un personaje principal por episodio, por lo que la coralidad prevalece y en este caso siempre esta supeditada a la fuerza de la composición de las imágenes.

El personaje principal dentro de este grupo es para Rebecca Hall, que interpreta a Loretta, la protagonista del primer episodio y que es un poco el eje de las historias, pero muy tenue y diluido

La actriz británica apenas se ha prodigado en las pantallas televisivas, al haber realizado casi toda su carrera en el cine con apariciones en películas como ‘The Prestige’ de Christopher Nolan o protagonizando ‘Vicky Christina Barcelona’ de Woody Allen, hasta aparecer en películas de superhéroes como ‘Iron Man 3’

Las otras dos caras más conocidas del reparto son para Paul Schneider, que interpreta al marido de Loretta, que tiene un brazo articulado, cuya historia centra uno de los episodios más interesantes. Schneider fue un rostro popular tras aparecer en las dos primeras temporadas de ‘Parks & Recreation’ de donde salió por la puerta de atrás, descontento con el desarrollo de su personaje, para ir alternando posteriormente, películas independientes con series rarunas como ‘The Divide’, ‘Channel Zero’ o ‘Chance’ .

El rostro del actor galés Jonathan Pryce es mucho más popular al haber aparecido en numerosas series y películas de gran éxito durante casi cinco décadas en activo. Empezó curtiéndose en el teatro hasta dar su gran salto de calidad al protagonizar ‘Brazil’ de Terry Gilliam.

Pryce siempre ha sido un actor muy versátil de los que apuntala repartos, pero el reconocimiento a nivel popular no le ha llegado hasta su gran personaje del malvado religioso sectario de  ‘Juego de Tronos’ refrendado por su primera nominación al Oscar por ‘Los dos Papas’, a los setenta años de edad.

Con ese bagaje, Pryce no debe esforzarse demasiado para interpretar a Russ, el máximo responsable del centro de investigación y conocedor en parte  de los secretos que alberga

Final : ‘Tales from the Loop’ es una serie ideal para expandir nuestros límites televisivos y audiovisuales, si no nos convence no pasa nada y volvemos a nuestra zona de confort habitual, pero la recompensa si entran en ese mundo tan especial, les puedo asegurar que vale la pena, como explican los propios responsables de la serie en el vídeo que cierra el artículo.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino