El caso del juez Roberto y las babarrunas | Sopa de ganso

Blogs

Iñigo Galatas

Sopa de ganso

El caso del juez Roberto y las babarrunas

– “Que no, Sr. Juez, que no aguanto más” le dijo Remigio al juez.

– “Pero Remi, Remigio de mi vida” lloraba la pobre Leonor, “si yo te quiero y lo hago todo bien.”

– “Que no, Sr. Juez, que me quiero separar, que no aguanto cómo me hace las babarrunas”

– “Tal y como se las hacía su madre las hago, ella fue la que me enseñó con todos los detalles.”

– “Pero no quedan igual, esa salsa concentrada de mi madre, esa piel elgante y ligera, esas babarrunas que se deshacen en la boca…”

– “Remi de mi vida, si las hago exactamente igual, hasta compro la misma babarruna, la del paquete del Consejo, esa que dice De Tolosa para que no haya dudas, ya no sé qué hacer para seguir teniéndote a mi lado.”

Así que el Juez Roberto lo pensó detenidamente y dictó sentencia:

– “Que hagan su madre y su mujer las babarrunas para mañana pero del paquete que compre cada una que sólo hagan la mitad, que traigan la otra mitad en su paquete.”

Así lo hicieron y, efectivamente, el juez comprobó que no quedaban igual a pesar de que las habían hecho de la misma manera, las de la madre estaban espesas y se deshacían en la boca, las de Leonor estaban ligeras, la piel se deshacía en el plato y las babarrunas un poco duras.

– “Ahora cambien sus paquetes y mañana me traen las babarrunas hechas.”

Y al día siguiente ocurrió el milagro: las de la madre estaban como las de Leonor y las de Leonor espesitas y maravillosas. Remigio no daba crédito:

– “Ay Ama, zer gertatu? Mi madre me ha engañado y mi Leonor es una gran cocinera.”

– “No, le dijo el juez, lo que ha pasado es que tu madre siempre usa las txikis, las de Ugartemendia y otros, y tu mujer las aundis. Todo va en el mismo paquete, todos se hacen de la misma manera pero, te aseguro yo, que lo  he visto en un concurso, que las txikis quedan mejor.”

Y todos felices se fueron con sus babarrunas y Leonor siempre se fijó, cuando compraba su paquete, que las alubias rojas de Tolosa fueran las txikis.

Historia apócrifa que no sé si sucedió tal cual, pero se acerca mucho a la verdad.

gastronomia, restaurantes, vinos, recetas

Sobre el autor

Calendario

noviembre 2011
LunMarMieJueVieSabDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

noviembre 2011
LunMarMieJueVieSabDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930