Diario Vasco
img
'Ahora me ves', entretenimiento puro y duro
img
Asier Manrique | 20-03-2015 | 10:36

AHORA ME VES

Título original: Now You See Me

Año: 2013

Duración: 124 minutos

País: Estados Unidos

Director: Louis Leterrier

Guion: Boaz Yakin, Edward Ricourt y Ed Solomon

Música: Brian Tyler

Fotografía: Larry Fong y Mitchell Amundsen

Reparto: Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Mélanie Laurent, Isla Fisher, Dave Franco, Michael Caine, Morgan Freeman, Common, Michael Kelly, José Garcia,David Warshofsky, Jessica Lindsey, Caitriona Balfe y Stephanie Honore

Productora: Summit Entertainment / Kurtzman Orci Paper Products / See Me Louisiana / Lionsgate

Género: Thriller

Un equipo del FBI debe enfrentarse a una banda de criminales expertos en magia que se dedican a atracar bancos. Son “los cuatro jinetes”, un grupo formado por los mejores ilusionistas del mundo. Durante los atracos, siempre contra hombres de negocios corruptos, hacen llover el dinero robado sobre los espectadores, ante la atónita mirada de un equipo de élite del FBI que les sigue la pista. (FilmAffinity)

Al frente de este juego de ilusiones, verdades y mentiras se sitúa Mark Ruffalo. El actor interpreta al torpe agente del FBI encargado de perseguir e incriminar al grupo de magos llamado “los cuatro jinetes”. Ruffalo convence en su papel, demostrando su talento como actor, aunque no es su papel más brillante, le vimos mejor en producciones como ‘Shutter Island’, en la aclamada ‘The Normal Heart’ o, incluso, encarnando a Hulk en ‘Los Vengadores’. Se acompaña de Mélanie Laurent (‘Malditos Bastardos’), como la agente de la Interpol a la que le asignan el caso por casualidad. Su papel no brilla en especial, sirviendo de interés romántico de Ruffalo.

Como los “cuatro jinetes” encontramos al peso pesado Woody Harrelson (‘Los juegos del hambre’), el mentalista del grupo; Isla Fisher (‘El Gran Gatsby’), como la atractiva escapista Henley; Dave Franco (‘Malditos vecinos’), hermano de James Franco (‘The Interview’) y aquí un habilidoso mago con las manos y las cartas, y finalmente Jesse Eisenberg (‘La red social’), como el líder del cuarteto. La película flojea en no desarrollar más a los personajes, resultando confusas sus motivaciones y razones para hacer lo que hacen.

Encontramos también a dos pesos pesados de la actuación, Michael Caine (‘Kingsman. Servicio secreto’) y Morgan Freeman. Ambos actores, de extensa carrera y demostrado talento, vuelven a coincidir aquí tras hacerlo en la trilogía sobre Batman que dirigió Cristopher Nolan (‘Interstellar’), siendo Caine un habitual de este director. Ninguno de los dos cuenta con un papel con el que brillar, aunque los minutos que están en pantalla sirven para tener ese momento de poder disfrutar de dos leyendas vivas del cine.

Dirige la cinta Louis Leterrier (‘Transporter’). El director desprende una falta total de capacidad para impresionar con su dirección. Nos presenta un filme que se sustenta en sus actores y en un argumento ágil y entretenido, pero sin llegar a dar profundidad a los personajes y quedándose en la superficie en la mayoría de las situaciones.

Estamos ante una película palomitera, entretenida y para pasar un rato divertido. No siempre el cine tiene que ser sesudo y complejo, podemos disfrutar igualmente de dos horas de una sana y amena tontería como esta. El filme no trascenderá más allá de las dos horas que dura, difícilmente quedará en nosotros el recuerdo de estar ante una obra maestra, pero tampoco hay necesidad de ver siempre cine que deje poso, en mi caso he disfrutado mucho viéndola, como forma de evasión resulta perfecto.

Ahora bien, aunque sus virtudes como película entretenida son muchas, hay que decir que el filme falla en varios puntos clave:

– Nos encontramos ante un elenco dominado por los hombres, donde las únicas mujeres que vemos sirven de interés romántico para Ruffalo, Harrelson y Eisenberg.

– También se da el caso de que el personaje que resulta ser el quinto jinete, no diré quién es, en algunos puntos de la película actúa de forma contraria a la que haría el quinto integrante de la banda, aunque bien es cierto que de algún sitio hay que sacar la sorpresa final, y sorprende un poco.

– Algunos giros argumentales, y la principal motivación para reunir a “los cuatro jinetes”, quedan en el aire, aunque quizás la segunda parte (con estreno previsto en verano del 2016) nos aclare este punto.

– Finalmente destacar los pobres papeles de Caine y Freeman. Es cierto que Nolan también les puso en pequeños papeles, pero ambos eran cruciales en la trama de ‘El caballero oscuro’, pero aquí se dedican a ser meras comparsas. Freeman cuenta con más tiempo en pantalla, pero el personaje que interpreta tampoco le da opción a desarrollar más matices.

Lo mejor: altamente entretenida, las dos horas de película pasan volando.

Lo peor: actores y personajes poco desarrollados y desaprovechados. Final endeble y flojo.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor