Diario Vasco
img
‘Apocalypse Now’, brillante retrato sobre el horror y el delirio de la guerra
img
Asier Manrique | 10-07-2015 | 09:29

APOCALYPSE NOW

Título original: Apocalypse Now

Año: 1979

Duración: 153 minutos

País: Estados Unidos

Director: Francis Ford Coppola

Guion: John Milius y Francis Ford Coppola

Música: Carmine Coppola y Francis Ford Coppola

Fotografía: Vittorio Storaro

Reparto: Martin Sheen, Marlon Brando, Robert Duvall, Frederic Forrest, Laurence Fishburne,Sam Bottoms, Albert Hall, Dennis Hopper, G.D Spradlin, Christian Marquand,Harrison Ford, Aurore Clément, Cynthia Wood, Colleen Camp, Damien Leake, Herb Rice, James Keane y Scott Glenn

Productora: United Artists

Género: Bélico / Drama

El Capitán Willard es un oficial de los servicios de inteligencia del ejército estadounidense al que se le ha encomendado en Camboya la peligrosa misión de eliminar a Kurtz, un coronel renegado que se ha vuelto loco. En el corazón de la selva, en un campamento sembrado de cabezas cortadas y cadáveres putrefactos, la enorme y enigmática figura de Kurtz reina como un buda despótico sobre los miembros de la tribu Montagnard, que le adoran como a un dios. (FilmAffinity)

Estrenada cuatro años después del final de la Guerra de Vietnam (1959-1975) e inspirada en la novela ‘El corazón de las tinieblas’ de Joseph Conrad, ‘Apocalypse Now’ supuso la culminación de la época más dorada de su director, Francis Ford Coppola. El cineasta encadenó las dos primeras partes de ‘El Padrino’, aclamadas por público y crítica, con este relato sobre el horror de la guerra ambientado en Vietnam. Coppola pasaría después por una década desafortunada, con títulos menores y acumulando deudas por sus fracasos en taquilla. En los años 90 renacería con la tercera parte de ‘El Padrino’ y ‘Drácula de Bram Stoker’, para volver a un segundo plano de la actividad, más centrada en producir que en dirigir.

Coppola nos dejó una obra maestra en ‘Apocalypse Now’, una historia durísima, cruel y directa sobre “el horror” (repetido dos veces al final de la cinta por Marlon Brando) de la guerra. ‘Apocalypse Now’ lleva a la pantalla el delirio extremo al que lleva la guerra a sus partícipes. La cinta es larga, más si se visiona la director’s cut version (‘Apocalypse Now Redux’, estrenada en 2002), que incluye 49 minutos de material que se quedó fuera en la versión inicial, pero resulta el más espeluznante e inquietante retrato de la guerra.

El rodaje de la cinta fue eterno, se alargó hasta dos años, incluyendo otro largo periodo de montaje previo y posterior al rodaje, cuatro años en total. Los miembros del equipo tuvieron que trabajar bajo condiciones extremas, en decorados que se embarraban, inundaban y caían. Cuentan que Martin Sheen, el protagonista de la cinta, sufrió un ataque al corazón durante el rodaje de la película. En un pequeño papel encontramos al debutante Harrison Ford, muy al inicio de la película, que poco después se convertiría en toda una estrella a nivel mundial gracias a su participación en la trilogía original de ‘Star Wars’ y, sobre todo, a ‘Indiana Jones’, su personaje más icónico, elegido recientemente como el mejor personaje de la historia del cine.

Con los nombres de Marlon Brando (‘Un tranvía llamado deseo’) y Robert Duvall (‘El Juez’) como principales reclamos de la película, se nos presenta un casting amplio, variopinto y en forma. Brando y Duvall cuentan con dos papeles breves, pero claves en la cinta. El personaje de Duvall es el Teniente Coronel Kilgore, un excéntrico mando del ejército estadounidense, obsesionado con el surf y con una fuerte personalidad. Para el recuerdo queda la frase que Duvall pronunciaba: “me gusta el olor del Napalm por la mañana”.  Kilgore representa a esos militares decadentes, de dudosa valía y excesiva suerte (para seguir viviendo), que disfrutan haciendo la guerra.

Brando interpreta a Walter E. Kurtz, el personaje sobre el que oímos hablar durante toda la película, pero que no aparece hasta que falte apenas media hora para los títulos de crédito. Kurtz no está mucho más cuerdo que el personaje de Duvall, aunque es posible razonar con él, pero representa la resignación, el abandono y la soledad de quien goza del poder. Brando, con kilos de más y la cabeza rapada, no nos presenta al personaje de su vida, pero siempre es un lujo tener en una película a uno de los grandes actores de la historia. Marlon Brando, no en vano, es uno de los tres actores (junto a Charles Chaplin y Marilyn Monroe) que entró en la lista de las 100 personalidades clave del siglo XX de la revista Time, siendo el único de ellos que estaba vivo para poder ver el ejemplar de la famosa revista. Coppola convenció al actor para trabajar durante un mes en el rodaje de la cinta por 3,5 millones de dólares, una cantidad desorbitada en aquella época.

En el papel protagonista está Martin Sheen, para quien no lo conozca es el padre del polémico Charlie Sheen. Ramón Antonio Gerardo Estévez, su nombre real (es hijo de emigrantes gallegos), interpreta al Capitán Willard, el encargado de llevar a cabo la misión de encontrar y acabar con el régimen de Kurtz. El personaje de Sheen, poco expresivo, es el de un hombre curtido en la batalla, pero que conoce lo que es volver a casa, sentirse fuera de lugar, arrastrar las secuelas de lo vivido durante la guerra, la representación del llamado Síndrome de Vietnam. La escena inicial de Sheen en el hotel, donde se hace un corte, es totalmente real, el actor se cortó de verdad.

En principio el personaje de Willard iba a ser interpretado por Harvey Keitel, pero después de varias secuencias rodadas con él el director decidió prescindir del actor y voló hasta Los Ángeles para convencer a Sheen, que rechazó en un primer momento participar en la película por estar rodando con Scorsese. Sheen ya impresionó a Coppola en su audición para ser Michael Corleone, personaje que finalmente recaería en Al Pacino, que también fue barajado para aparecer en ‘Apocalypse Now’ y que rechazó debido al mal recuerdo que guardaba de rodar en la selva de la República Dominicana en ‘El Padrino II’, donde cayó enfermo.

La película es una secuencia de descarnadas escenas bélicas (como la mítica de los helicópteros y el Napalm al ritmo de la ‘Cabalgata de las valquirias’ de Wagner) y un reflexivo viaje por la jungla vietnamita, rodado en Filipinas. Un guion profundo, filosófico y, en ciertos momentos, grandilocuente, hacen de ‘Apocalypse Now’ una cinta para recordar, donde el único problema es su excesiva duración, haciéndose pesadas algunas escenas intermedias.

Lo mejor: guion, narración, BSO y el personaje de Robert Duvall.

Lo peor: excesiva duración.

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor