Diario Vasco
img
Crohn, diarreas, colitis, descomposición…y dolor lumbar
img
Itziar González de Arriba | 06-06-2012 | 22:51| 2

Las EICI (enfermedades inflamatorias crónicas del intestino) como el Crohn y la RCH (rectocolitis) son multi-factoriales. Las EICI están vinculadas con el sistema nervioso autónomo: existe una verdadera disautonomía: Una hiperactividad del sistema nervioso parasimpático ha sido observado en caso de RCH, mientras que una hiperactividad simpática lo es en un 50% de los Crohn. Esto significa que el estrés es un factor determinante ya que puede activar el sistema simpático o el parasimpático. El stress alteraría las funciones inmunes, aumentaría la permeabilidad intestinal y favorecería las modificaciones del mucus.

Enfermedad de Crohn

La NAy Adrenalina, vía los receptores ß2 adrenérgicos, inhiben la producción de citokinas pro-inflamatorias de tipo Th1 inhibiendo de
manera selectiva la IL12. Esta producción de citokinas puede implicar un ataque autoinmune contra el intestino. Cualquier alimento que llegue al intestino puede pasar a la sangre y ser atacado por nuestro sistema inmune. Hay que tener en cuenta que el stress además de alterar el sistema inmune produce también un aumento de la permeabilidad intestinal, siendo uno de los elementos que originan los brotes de EICI.

El aumento de la permeabilidad, facilita asimismo la retro-difusión de las bacterias intestinales en la pared intestinal, lo cual favorece una rápida
respuesta inmunitaria. Una hipótesis actual es el papel de una para-mico-bacteria encontrada en los productos lácteos. Se ha encontrado un 99% positivos, en análisis de anticuerpos contra paramicobacteria en Crohn (Lancet, 2004). La paramicobacteria es común en vacas y pollos. Esta paramicobacteria (que se encuentra en las partes sanas de intestino) es susceptible de ataque inflamatorio en el intestino por parte de nuestro sistema inmune (nuestras defensas), lo cual perturba e inflama la propia pared intestinal, lo que a su vez favorece mayor permeabilidad de membrana, mayor difusión de bacterias y alimentos a la sangre, mayor ataque del sistema inmune.

Modos de Presentación inicial del Crohn adulto

En el 95% de los casos: presentación digestiva:

-diarreas, materia fecal líquida (con evacuaciones glaflema-sangre en 30% de los casos)

-dolores abdominales en cuadro cólico o predominio del derecho

-adelgazamiento, fiebre

-signos anoperineos, oclusión

5% presentación extra digestiva:

-signos articulares: reumatismo inflamatorio periférico, reumatismo axial SPA, sacroileitis,

-signos cutáneos: aftas, conjuntivitis, uveitis, papulo pústulas.

 

Diagnóstico: 

Colonoscopia con investigación de signos inflamatorios a nivel del colon y base del intestino delgado. Si se detecta presencia de granuloma giganto-celular no caseificado, podemos dar por seguro el diagnóstico.

Problema de granulomas aislados en islotes no asequibles. Presencia frecuente de candidiasis crónica asociada, que deberemos tratar también. Esto nos indica que es una ENFERMEDAD INFECCIOSA, y no un problema autoinmune. Esta infección es común en tuberculosis y sarcoidosis. La medicación inmunosupresora podría ser contraproducente porque estimula la proliferación de las bacterias!!

El tratamiento pasará por una reforma alimentaria, restricción total de todos los productos lácteos, reducción de los alimentos ricos en gluten. La gestión del stress integrará una modificación del modo de vida: actividad física, interés de un footing matinal 20mn cada 2 días (cf Servan-Schreider D). La micronutrición corregirá el terreno dominante, que suele ser neurodistónico. Una aromaterapia adaptada neutralizará los gérmenes intestinales de tipo mico bacteria:

  • Aceite de orégano compacto, verbena y canela china (mycokill)
  • Mycokill y ergypar (2-2-2)
  • Greenflor (2-2-2) porque disminuye diarrea y toxicidad en hígado del mycokill.
  • Oligoviol N y oligoviol I
  • Ergylixir y ergytaurina
  • Ergyphilus plus en un segundo tiempo (al mes y medio de iniciado el tratamiento).

5 meses necesarios para eliminar todos los síntomas.

 

Recto Colitis ulcero –Hemorrágica

La RCHafecta al colon y al recto, con unas zonas inflamatorias y ulcerosas, sin segmento de tejido sano. Se habla de rectitis, colitis distal o pancolitis según los segmentos tocados. Se acompaña también de carencia de vitaminas y minerales. Los signos son diarrea, calambres abdominales, evacuaciones con sangre, pérdida de peso, fatiga, pérdida de apetito, fiebre, anemia…

Suele aparecer antes de los 30 años, tanto en hombres como mujeres. El diagnóstico se basa en la colo-rectoscopia.

La RCHesta relacionada con anomalías micronutricionales: estrés oxidativo, disbiosis, disminución de SCFAs (ácidos grasos de cadenas
cortas producidos por una correcta flora intestinal), leaky gut o síndrome de intestino pinchado, disminución de la flora intestinal, hiperproducción de sulfitos, y reducción de las metilaciones. Geerling y col. demostraron carencias en betacaroteno, magnesio, selenio, hierro, cobre, zinc en caso de RCH. Una dieta eliminando los alimentos ricos en AA (aminoácidos) azufrados como huevos, queso, leche, helados, mayonesa, leche soja, agua mineral, carne roja durante 12 meses, debería significar una desaparición de los brotes. Es conveniente, por supuesto, recuperar el epitelio y la flora intestinal además de evitar estos alimentos azufrados:

 

  • Las fibras son benéficas para los pacientes que padecen de RCH: promoviendo la síntesis de los butiratos (un tipo de ácido graso de cadena corta con grandes beneficios para la salud), de los SCFA, restaurando el nivel de glutation cólico, disminuyendo la síntesis de NO, reparando los daños de la mucosa (estudio randomizado de 105 pacientes, Fernandez-Banares en 1999): ergyprotect.
  • Los probióticos (bifidobacterias, lactobacillus, etc.). En un estudio en 20 pacientes con RCH, que tomaron probióticos durante 12 meses, sin otra intervención, 15 pacientes sobre 20 observaron remisión gracias a su uso (Kordecki en 1998): ergyphilus plus.
  • Los Ácidos grasos: los omega 6 (GLA) y omega 3 (DHA) han sido encontrados en pequeñas cantidades en las RCH (Esteve-Comas en 1992): synerviol.
  • La glutamina, además de ser el carburante de los enterocitos, permite un descenso del nivel de las endotoxinas y una colonización más rápida por las cepas favorables para la salud (Biondo-Simoes en 1998): ergyprotect.
  • Dos casos de regresión de las lesiones y mejoría clínica neta fueron observados con bromelaínas: Kane en 2000.

 

En resumen: a parte del régimen sin carne roja, sin lácteos, sin crucíferos, sin huevos ni azúcares rápidos, una propuesta de tratamiento podría ser:

Entezym 1-1-1 o Ergyprotect,

Ergyphilus 1-1-1,

Ergypaina 1-1-1 (como antiinflamatorio)

Synerviol 2 perlas con la cena (como inmunoregulador)

Bicebe + Oligoviol del terreno afectado (se puede conocer con un test IoMet)

Ver Post >
EL PEOR DE TODOS LOS NUTRIENTES: GRASAS TRANS
img
Itziar González de Arriba | 28-05-2012 | 20:20| 1

LOS ACÍDOS GRASOS TRANS

Los ácidos grasos trans o grasas trans  son un tipo de ácido graso insaturado que se encuentra principalmente en alimentos industrializados que han sido sometidos a hidrogenación, como por ejemplo la margarina, bollería industrial, chocolate (manteca de cacao)  y todo lo que cambia de sólido a fluido; frutos secos  o semillas tostadas o fritas. Los aceites vegetales fritos se convierten en grasas trans a partir de los 100-110º centígrados, por lo cual están presentes en todos los elementos fritos, croquetas, snacks, alimentos precocinados, etc. También se encuentran en la leche y en las carnes de los rumiantes.
En algunas galletas “sin azúcar” para compensar el sabor se usan grasas trans.

Según algunos estudios, la incidencia de enfermedades degenerativas creció después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se comenzó a extraer los aceites en caliente (a temperatura entorno a los 200ºC), duplicando el rendimiento, pero deteriorando la calidad nutricional de los aceites, hasta convertirlos en un factor de riesgo para la salud.

Este tipo de grasas no los puede reconocer el organismo humano ya que no existen en nuestro cuerpo, así que nos vemos obligados a eliminarlos. El problema es que la capacidad de eliminación está limitada, al depender de nutrientes y enzimas que compiten por funciones bioquímicamente más útiles; como consecuencia, parte de estas moléculas van a ser almacenadas en algún tejido, de ahí el calificativo de “comida basura”.

Los productores de alimentos usan aceite hidrogenado por tres razones, en primer lugar porque son más baratos, en segundo lugar porque al no contener ácidos grasos insaturados, duran más tiempo y no se ponen rancios; y en tercer lugar
porque debido a normas deficientes sobre etiquetado, los productos que no contienen colesterol pero que en realidad aumentan el nivel de LDL-colesterol todavía pueden ser etiquetado como “sin colesterol”.

En resumen, podemos decir que las grasas trans presentan muchos efectos negativos sobre el organismo:

  • Son precursores de la inflamación. Por tanto influyen sobre todos los procesos dolorosos que cursan con inflamación.
  • Aumentan el colesterol LDL (conocido como colesterol malo) y además disminuye la concentración de HDL o  “colesterol bueno”, aumentando considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Aumentan la concentración de triglicéridos y producen problemas de hipertensión.
  • Son tóxicos y destruyen la membrana celular provocando multitud de procesos inflamatorios y alérgicos en piel y pulmones.
  • Evitan la comunicación celular, de esta forma no existe regeneración celular.
  • Bloquean  el movimiento de enzimas y no podemos construir hormonas.
  • Aumentan el riesgo de sufrir diabetes tipo II
  • Influyen en procesos crónicos como el asma o en enfermedades degenerativas como la artrosis o la artritis.

Es difícil encontrar en las etiquetas de los alimentos indicaciones sobre su contenido en grasas trans, pero significa lo mismo: aceite vegetal hidrogenado o aceite vegetal parcialmente hidrogenado o margarina vegetal. Las comidas fritas también contienen grasas trans que se generan a través del proceso de calentamiento del aceite; por eso hay que desechar todo aceite que comience a “humear” al calentarlo en exceso. También el aceite de coco y de palma, y l amantequillas y quesos llevan grasas trans.

Es aconsejable si hay una alimentación rica en este tipo de ácidos grasos, suplementar un aporte extra de ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9 para bloquear el posible efecto inflamatorio o alérgico que se está produciendo, junto a un suplemento de antioxidantes por la gran oxidación que sufren las grasas.

Ver Post >
¿Qué componentes de la dieta tienen importantes beneficios para la salud?
img
Itziar González de Arriba | 25-05-2012 | 08:55| 0

Los nutrientes se clasifican en macronutrientes (proteínas, lípidos, hidratos de carbono), que se encuentran en mayor proporción en los alimentos y nuestro organismo necesita en cantidades mayores, y en micronutrientes (vitaminas y minerales), que se encuentran en concentraciones mucho menores en los alimentos y de los que también el organismo necesita cantidades menores para su funcionamiento
(Martínez de Victoria, 2007). Se ha estimado que en la dieta humana se requieren aproximadamente unos 30 micronutrientes,
cuya deficiencia se ha asociado a alteraciones en el metabolismo que pueden causar daño en el ADN.
La ingesta adecuada de estos micronutrientes depende de la edad, la constitución genética y el estado fisiológico, aunque por desgracia un elevado
porcentaje de la población no llega a ingerir la dosis diaria recomendada de alguno o varios de esos micronutrientes. La deficiencia en algunos micronutrientes, como ácido fólico, vitaminas B12, B6, C y E, niacina, hierro y zinc, puede originar roturas de doble cadena en el ADN, lesiones oxidativas, o ambas (Marti y otros, 2005).

Además de los micronutrientes esenciales, hay una variedad de nutrientes no esenciales y componentes bioactivos que parecen influenciar significativamente en la salud al modificar un número de procesos celulares asociados con salud y prevención de enfermedades, incluyendo metabolismo de carcinógenos, el balance hormonal, el señalamiento celular, el control del ciclo celular, la apoptosis, y la angiogénesis.

Listado de nutrientes no esenciales y componentes bioactivos que pueden actuar a nivel genético o epigenético:

Fitoquímicos: Carotenoides, flavonoides, indoles, isotiocianatos, polifenoles, folato, alildisulfuro, monoterpenos, isoflavonas, lignanos, saponinas (verduras, frutas, legumbres).

El efecto demostrado generalmente de estas sustancias se ha estudiado en cáncer, definiéndose como inhibidores del crecimiento de tumores.

Zooquímicos: Ácido linoleico conjugado, ácidos grasos ω-3, metionina (pescados, marisco) con efectos positivos sobre el metabolismo lipídico y previniendo enfermedades asociadas directamente a este metabolismo.

Fungoquímicos: β-glucanos, lentinanos, esquizofilanos y otros compuestos polisacarídicos de hongos (setas). Estos compuestos se han
indicado como responsables de retardar el crecimiento de tumores, y de estimular la respuesta inmunológica, activando los macrófagos, linfocitos T e interleuquinas)

Bacterioquímicos: Equol, butirato y otros compuestos formados por la fermentación específica de fibras dietéticas por la microbiota intestinal
endógena y exógena (alimentos integrales).

De especial importancia son el folato de las hojas verdes de los vegetales (ácido fólico), el selenio (algas y animales del mar) de los
cereales y los frutos secos, el dialildisulfuro y otros organosulfurados del ajo , el licopeno de los tomates, la genisteina y otras isoflavonoides de los
productos derivados de la soja, los polifenoles del té (té verde) y los isotiacianatos y el indol-3-carbinol de los vegetales crucíferos (Ross, 2007).

 El estudio de Women’s Healthy Eating y Living (WHEL, 2007), que incluye pacientes con cáncer de mama incipiente, describió que una dieta alta en vegetales, fruta y fibra, y baja en grasa reducía la probabilidad de metástasis y muerte durante los siguientes siete años. Esto indica que la conexión entre dieta y cáncer existe, aunque todavía hoy se desconocen los mecanismos moleculares exactos (Ross, 2007).

¿Qué componentes de la dieta tienen efectos adversos para
la salud?

 El alarmante incremento de la prevalencia de enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2, la obesidad y las cardiopatías en las sociedades occidentalizadas, con hábitos dietéticos bien definidos e inadecuados, reafirma la importancia de los efectos adversos de algunos nutrientes sobre la actividad del genoma humano. Así, no hay que olvidar que, de la misma manera que la alimentación puede ayudarnos a prevenir diversas enfermedades, también puede  ser la causante de la aparición de las mismas (Martínez de Victoria, 2007).

Una ingesta no equilibrada de los tres principales macronutrientes –lípidos, hidratos de carbono o proteínas– puede contribuir al inicio, desarrollo y progresión de diversas enfermedades crónicas. Asimismo, la ingestión de componentes generados principalmente durante la cocción o el procesamiento industrial de los alimentos puede dañar el ADN y potenciar el desarrollo de enfermedades.

Manipulación de alimentos como fuente de carcinogénicos

 Un ejemplo de cómo la manipulación de los alimentos puede ser una fuente de carcinógenos lo encontramos en los compuestos N-nitrosos. Estos compuestos derivan de la nitrosación de diversas moléculas precursoras y dan lugar a nitrosaminas y nitrosamidas. Los primeros compuestos N-nitrosos con acción cancerígena que se describieron fueron las nitrosaminas específicas del humo del tabaco. Hoy en día estos compuestos se utilizan principalmente para conservar alimentos como carne y pescado curado, y para potenciar el color rojo de la carne. En humanos se han asociado las nitrosaminas de los alimentos con el cáncer de esófago y gastrointestinal. De hecho, en algunas regiones de China y Japón se ha asociado el consumo de pescado conservado con el desarrollo de cáncer de esófago y gástrico.

La cocción de los alimentos también puede dar lugar a un cúmulo de sustancias tóxicas con potencial cancerígeno. Este sería el caso de los hidrocarburos policíclicos aromáticos (Wilson y otros, 1998). Cocinar a la brasa o a la parrilla carne, pescado u otro tipo de alimento de una forma directa sobre la llama hace que la grasa de esos alimentos, al entrar en contacto con el fuego, forme numerosos hidrocarburos policíclicos que se adherirán a la superficie de los alimentos.
De estos compuestos, el más abundante y carcinogénico es el benzopireno (Wilson y otros, 1998). Este tipo de compuestos se ha asociado con el desarrollo de cáncer de estómago y de colon, y se ha propuesto que aumentarían el riesgo de cáncer de mama y de pulmón (Sadikovic y Rodenhiser, 2006).

Las toxinas de origen natural son moléculas muy tóxicas, siendo quizá los alcaloides vegetales las moléculas más potentes que se conocen desde el punto de vista genotóxico (Henry y otros, 2002). Un ejemplo de mutágenos de origen natural presentes en los alimentos serían determinadas toxinas, ya que son capaces de producir mutaciones en el material genético en cantidades realmente ínfimas. La aflatoxinas B1, producidas por el hongo Aspergillus flavus en granos que se han almacenado en condiciones de humedad, es un potente carcinógeno del
hígado (Henry y otros, 2002; Peng y Chen, 2009; Sudakin, 2003). En determinados países africanos y asiáticos, se pueden encontrar cantidades considerables de esta aflatoxina en los alimentos almacenados, lo que explicaría en parte la elevada incidencia de cáncer en esos países.

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  1. Aguilera,
    M.; Calleja, M. A.
    (2009). “Avances
    moleculares en nutrición y su impacto clínico”. Nutrición Clínica en
    Medicina
    (núm. 3, pág. 1-19).
  2. Henry, S. H.; Bosch, F. X.; Bowers, J. C. (2002).
    “Aflatoxin, hepatitis and worldwide liver cancer risks”. Adv
    Exp Med Biol
    (núm. 504, pág. 229-233).
  3. Marti,
    A. y otro
    s (2005). “[advances in
    molecular nutrition: Nutrigenomics and/or nutrigenetics]”. Nutr Hosp (núm. 20, pág. 157-164).
  4. Martínez
    de Victoria, E.
    (2007). “Genómica
    nutricional. La nueva nutrición”. Nutrición
    Clínica en Medicina
    (núm. 1, pág. 73-86).
  5. Peng, K. Y.; Chen, C. Y. (2009). “Prevalence
    of aflatoxin m1 in milk and its potential liver cancer risk in Taiwan”. J
    Food Prot
    (núm.
    72, pág. 1025-1029).
  6. Ross, S. A. (2007). “Nutritional
    genomic approaches to cancer prevention research”. Exp Oncol
    (núm. 29, pág. 250-256).
  7. Sadikovic,
    B.; Rodenhiser, D. I.
    (2006). “Benzopyrene exposure disrupts DNA methylation
    and growth dynamics in breast cancer cells”. Toxicol
    Appl Pharmacol
    (núm. 216, pág. 458-468).
  8. Sudakin,
    D. L.
    (2003).
    “Dietary aflatoxin exposure and chemoprevention of cancer: A clinical review”.
    J
    Toxicol Clin Toxicol
    (núm. 41, pág. 195-204).
  9. Wilson,
    N. D. y otros
    (1998). “The
    effect of cooking practices on the concentration of ddt and pcb compounds in
    the edible tissue of fish”. J
    Expo Anal Environ Epidemiol
    (núm.
    8, pág. 423-440).

 

Ver Post >
Tabla de alimentos ricos en Calcio: ¿quién dijo lo de la leche?
img
Itziar González de Arriba | 19-05-2012 | 08:09| 7

¿EN QUÉ MOMENTO NOS DEJAMOS ENGAÑAR CON LO DE LA LECHE PARA OBTENER EL CALCIO?

Ésta tabla es la que se encuentra en la página web de la Clínica Universidad de Navarra. Hay que tener en cuenta que para una correcta asimilación del calcio y que éste no se quede “estancado” en el tejido conjuntivo formando por ejemplo calcificaciones, espolones, etc., o en el riñón, es imprescindible un aporte adecuado de calcio y magnesio proporcional. Tomando como referencia la leche materna para calcular las proporciones óptimas, nos quedamos como fuente preferencial de calcio con magnesio las algas, y después: legumbres, frutos secos, verdura (coles y berros sobre todo), sardinas, marisco. Y al carecer de magnesio, no se considera una buena fuente de calcio para la asimilación orgánica a los lácteos.

 

 

Los minerales desempeñan un papel imprescindible para las funciones de nuestro cuerpo tales como el transporte de oxígeno a las células, servir de material estructural y para el crecimiento, mantener el equilibrio hídrico, contribuir a la defensa frente a las infeciones…

 

Aquí le presentamos una tabla con alimentos ricos en Calcio, el contenido se expresa en miligramos por cada 100 gr. de porción comestible del producto.

 

Tabla de alimentos ricos en calcio

 

ALIMENTOS

CONTENIDO EN CALCIO

Queso Gruyere, emmental, roquefort, bola…

560-850

Queso manchego fresco

470

Sardinas en aceite

400

Almendras, avellanas

240

Cigalas, langostinos, gambas…

220

Queso de Burgos

186

Yogur

180-127

Higos secos

180

Garbanzos

145

Natillas y flanes

140

Pistachos

136

Leche de vaca

130

Judias blancas, habas secas

130

Almejas, berberechos, chirlas…

120

Chocolate con leche

120

Batidos lácteos

120

Acelgas, cardo, espinacas, puerro…

114-87

Queso en porciones

98

Nueces, dátiles, pasas …

70

Aceitunas

63

Requesón y cuajada

60

Lentejas

56

Huevo de gallina

51

Bacalao

51

Pasteles y pastas

48

Sardinas

43

Alcachofas, coles, repollo, judías verdes…

40

 

El magnesio es esencial para la asimilación del calcio y de la vitamina C. Es importante para la transmisión de los impulsos nerviosos, equilibra el sistema nervioso central y aumenta la secreción de bilis.

 

Aquí le presentamos una tabla con alimentos ricos en Magnesio, el contenido se expresa en miligramos por cada 100 gr. de porción comestible del producto.

 

ALIMENTOS

CONTENIDO EN MAGNESIO

Almendras, cacahuetes

250

Caracoles

250

Garbanzos, judias blancas, guisantes

150

Avellanas, pistachos, nueces

150

Maíz

120

Chocolate

100

Pan integral

91

Lentejas

78

Cigalas, langostinos, gambas

76

Acelgas

76

Puré de patata

69

Dátiles

59

Pasta

57

Chocolate con leche

50

Espinacas

50

Sardinas en conserva

50

Almejas, berberechos, navajas

50

Gruyere, emmental

50

Pasas, ciruelas secas

40

Queso manchego semicurado

39

Castañas

36

Guisantes verdes

35

Langosta, bogavante

34

Galletas

32

Queso de bola, manchego fresco

28

Judias verdes, habas

28

Sardinas en conserva

26

Patatas

25

Conejo

25

Besugo, dorada, salmonetes, merluza

23

 

Otras fuentes: USA and Japan composition tables, 1998.

 

Hiziki: 1400 mg/100g

Wakame: 1300

Kelp: 1099

Kombu: 800

Arame: 830

Nori: 390

Semillas de sésamo: 975

Queso cheddar: 810

Sardinas: 443

Agar-agar: 400

Soja: 277

Nato: 217

Almendras: 266

Amaranto: 222

Levadura de cerveza: 210

Avellanas: 209

Hojas de nabo: 190

Nueces del Brasil: 186

Col crespa: 179

Frijol: 150

Quinoa: 141

Judías negras: 135

Pistachos: 135

Perejil: 138

Judías pintas: 135

Col rizada: 135

Col: 134

Nuez: 134

Espirulina: 131

Yogur: 121

Berro: 120

Leche: 119

Semillas de girasol: 116

Col china: 106

Escarola: 104

Acelgas: 110

Tofu: 100

Nueces: 99

Tempeh: 93

Espinacas: 99

Sargo: 89

Gamba: 92

Lenteja: 79

Mejillón: 88

Ostra: 82

Salmón: 79

Queso fresco: 70

Miso: 80

Azuki: 75

Avena: 54

Brócoli: 48

Huevos: 49

Leche materna: 31

Arroz integral: 33

Pescado azul: 23

Bacalao: 13

Pollo: 11

Carne picada: 10

Solomillo de vacuno: 2

 

Las algas como alimentos terapéuticos

 

La selección de algas para un consumo regular debe basarse en una composición nutritiva que se ajuste a las necesidades específicas de quien las vaya a consumir

 

La selección adecuada de algas, un consumo regular y en su justa medida, alcaliniza la sangre, refuerza el sistema de defensas y puede interesar por sus cualidades hipocolesterolemiantes, hipoglucemiantes y reguladoras de la funcionalidad intestinal, al corregir el estreñimiento o la diarrea. Al mismo tiempo, por sus propiedades físico-químicas, algunos de los compuestos salutíferos convierten a las verduras del mar en alimentos útiles para la confección de diversidad de platos, desde gelatinas hasta sopas, ensaladas, postres y helados. Las algas dan consistencia a las recetas, además de reforzar el gusto y hacerlas más nutritivas.

 

Alimentos terapéuticos

 

La mayoría de estudios que han detallado la composición nutricional y mineral de las algas, así como sus efectos salutíferos, proceden de instituciones y centros de investigación japoneses. No en vano, la larga línea costera que delimita la isla ha permitido a los cocineros nipones ser pioneros en el desarrollo del potencial culinario de las algas y a los científicos, dar a conocer sus propiedades nutricionales y su vínculo con la prevención y tratamiento de enfermedades.

 

El Informe anual de la Encuesta Nacional de Nutrición en Japón de los años 89-90 alertó del incremento de la osteoporosisentre la gente mayor en el contexto de una ingesta dietética baja de calcio. El Gobierno estableció en las nuevas guías dietéticas la recomendación de ingerir alimentos ricos en calcio, como los pescados pequeños de los cuales se come la espina, y algas, como ayuda inestimable en la prevención de esta enfermedad derivada de la deficiencia mineral.

 

El estudio universal de las algas no se limita a evaluar su concentrado de minerales. En el más reciente análisis epidemiológico de hábitos alimentarios de la población nipona realizado por distintos departamentos de salud pública de universidades e instituciones sanitarias japonesas, los autores llegaron a la conclusión de que la ingesta de legumbres, entre las que destacan la soja, verduras y algas, alimentos usuales de la dieta tradicional nipona, se asoció de manera inversa con la concentración total de colesterol plasmático. Por ello, cada vez más investigaciones se centran en definir con el máximo detalle las propiedades beneficiosas de los distintos tipos de algas, entre ellas, su potencial protección cardiovascular.

 

Se evalúan las propiedades nutricionales de las algas y su papel potencial en la salud cardiovascular

 

En 2009, un grupo de investigadores del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad Complutense de Madrid, liderado por Aranzazu Bocanegra, revisó la evidencia científica de las propiedades nutricionales de las algas, así como su papel en la salud del corazón. La revisión concluye con algunas observaciones sobre el peligro del uso indebido de complementos dietéticos a base de algas, por el riesgo de una ingesta superior de oligoelementos como el yodo, aunque esta observación no responde al uso regular que se pueda hacer de las algas en la cocina. Además, los autores reflexionan sobre un dato relevante. Las propiedades de las algas son muy dependientes de su composición individual, de la zona donde crezcan o se cultiven, y cualquier generalización al respecto puede resultar engañosa e inadecuada desde el punto de vista científico. Estas diferencias también se aprecian con los sentidos. El alga kombu natural de Europa tiene, en general, una textura más firme y un sabor más fuerte debido a su mayor riqueza de minerales que la kombu japonesa, de textura suave y sabor más apreciado por su dulzor. La distinta composición de las aguas oceánicas da lugar a diferencias entre algas según su procedencia, pero no necesariamente son mejores unas u otras.

 

Nutrientes a la carta

 

Las principales propiedades de las verduras del mar se centran en su alta concentración y biodisponibilidad de minerales, en particular el yodo, el calcio y el hierro. Además, se pueden considerar una apreciable fuente dietética de fibra y de fitoquímicos con propiedades antioxidantes y/o protectoras cardiovasculares, como el fucosterol y la fucoxantina. No obstante, la diferencia nutricional entre unas y otras es sustancial. Por ello, al emplear las algas con fines terapéuticos, cabe conocer con seguridad la composición y las particularidades nutritivas de unas y otras.

 

Las algas más ricas en:

 

  • Proteínas: nori, dulse, wakame, arame.
  • Calcio: iziki, wakame, arame, kombu.
  • Hierro: dulse.
  • Yodo: kombu, arame, dulce.
  • Fibra: kombu y algas rojas (nori, dulse, carrageen o musgo de     Irlanda).
  • Vitamina A: nori.

 

La ingesta regular de algas se reservará a momentos vitales puntuales; cuando los requerimientos nutricionales aumentan como puede ser el embarazo, la lactancia, o circunstancias de salud concretas que requieren un mayor aporte de minerales (yodo, calcio, hierro), vitaminas (B12, A), fibra o proteínas.

 

DEPURATIVAS Y REGULADORAS

La abundancia en minerales y oligoelementos de las algas causa un efecto alcalinizante de la sangre y los líquidos corporales, que ayuda al propio organismo a compensar el exceso de ácidos generados por la alimentación o por el ritmo de vida, lo cual refuerza su gran poder depurativo. Estas cualidades las hacen útiles y eficaces para eliminar el exceso de mucosidad que generan algunas personas y para limpiar de toxinas y desechos la sangre después de días de excesos o de seguir una alimentación poco natural.

 

Son alimentos con efecto alcalinizante y depurativo del organismo

 

Por otra parte, la riqueza en fibra de estos vegetales marinos explica que se puedan considerar alimentos reguladores de la función intestinal. Se debe a la abundancia de distintos polisacáridos no digeribles (fibras), como los alginatos en las algas marrones, carragenanos y agar-agar en las rojas, fucoidanos en las pardas, xilanos en las rojas y en las verdes, ulvanos en las verdes, etc. Cuando se consumen algas de forma regular, estos compuestos llegan intactos al intestino y son fermentados por las bacterias que allí habitan, con los consiguientes beneficios fisiológicos asociados a la fibra, según sea soluble o insoluble, como su participación en la selección de la flora intestinal, refuerzo de las defensas, efecto hipocolesterolemiante e hipoglucemiante.

 

INICIACIÓN CULINARIA CON ALGAS

 

El valor de las algas en la cocina favorece que cada vez más personas recurran a ellas como refuerzo nutritivo diario o para dar un toque especial de dulzor, sabor mineral o textura a múltiples recetas.

 

Es fácil y rápido gelatinizar postres de frutas o verduras con agar-agar, como una sabrosa y refrescante macedonia de frutas, gelatina de higos frescos o de naranja. Por sus propiedades físico-químicas, las algas son ventajosas para el cocinado de diversidad de platos, desde sopas y cremas a arroz, legumbres, pasta, rollitos de nori rellenos de arroz, ensaladas, postres y helados.

Ver Post >
Helicobacter pylori o el eterno problema de las malas digestiones
img
Itziar González de Arriba | 18-05-2012 | 08:30| 0

Esta nombre de “bicho” tan raro cada vez nos va sonando más porque suele ser el diagnóstico final después de años de búsqueda: malas digestiones, eructos, acidez, pesadez, náuseas,… Se sabe que muchas úlceras y algunas gastritis se deben a infecciones por Helicobacter pylori. Son muchas las personas que han sido infectados o que sobreviven sin saber que tienen esta bacteria en su estómago. Además muchas de estas mismas personas no desarrollan ningún tipo de síntomas como gastritis o úlceras estomacales. Esta bacteria vive exclusivamente en el estómago humano, siendo el único organismo conocido que puede subsistir en un ambiente tan extremadamente ácido.

Se sabe que aproximadamente la mitad de la población mundial está infectada con Helicobacter Pylori. Este tipo de bacteria solo se desarrolla en los intestinos y por lo general ya se contrae en la infancia. Las condiciones higiénicas tienen mucho que ver con la infección de esta bacteria; de hecho en países donde las condiciones higiénicas son insalubres tienen una proporción de infección mucho más alta.

Para que la Helicobacter Pylori desarrolle síntomas patológicos tienen que coincidir con otros factores. Los factores que incrementan el riesgo de una úlcera a causa de Helicobacter pylori son:

  • Respuesta inmunitaria anormal en el estómago.
  • Ciertos hábitos del estilo de vida, como tomar café, fumar y el consumo de alcohol.

Síntomas de tener Helicobacter Pylori:

  • Dolor abdominal.
  • Eructos y regurgitación.
  • Distensión y sensación de plenitud.
  • Dispepsia o indigestión.
  • Sentir mucha hambre de 1 a 3 horas después de comer.
  • Náuseas leves (que se pueden aliviar al vomitar).

Causas de la infección por Helicobacter Pylori

La infección por esta bacteria puede ser por motivos diversos:

  • Heces-boca. Si después de defecar no se lava uno las manos. Es la causa de infección más frecuente
  • Por agua contaminada.
  • El contacto con animales.

Tratamientos convencionales de Helicobacter Pylori

– Antibióticos e inhibidores de secreción gástrica. Se desaconseja el uso del ácido acetilsalicílico (aspirina) por su acidez.

Medicina Natural para combatir Helicobacter Pylori con la Dieta

Puesto que este tipo de bacterias sobreviven en un medio muy ácido, el regular el pH interno es la clave para combatir este tipo de
parásitos patógenos.

Normalmente el tratamiento convencional es a base de antibióticos. Aunque en algunos casos hasta se hacen resistentes a estos y no es fácil de erradicarla. De modo que si deseamos un tratamiento natural animamos a regular el pH sanguíneo. De modo que la depuración orgánica a base de ensaladas y frutas frescas bien lavadas en el que predominen los alimentos alcalinos debería ser la base de nuestra alimentación. Es mejor
evitar los alimentos ácidos que acidifican el organismo y son propensos a facilitar la reproducción de este tipo de bacterias. Entre estos están las
carnes y los hidratos de carbono refinados y todos los azúcares. Se desaconseja la ingesta de lácteos porque suele estar asociada la Helicobacter con una intolerancia a una proteína láctea que altera las secreciones ácidas estomacales. También es fundamental combinar correctamente los alimentos para no producir fermentaciones pútridas que produzcan dispepsias o flatulencias.

Como se debe evitar la acidez estomacal es muy eficaz el tomar regularmente y sobre todo antes de la comida principal un licuado a base de patata cruda, apio y zanahoria por su poder alcalinizante y rico en potasio.

Toma regularmente también agua con una poca de arcilla disuelta (ergyprotect) entre comidas para alcalinizar y absorber elementos tóxicos de la mucosa estomacal.

Los purés o cremas suaves son muy beneficiosos: purés de calabacín o calabaza, cebolla, puerros y patata.

Evitar el café, alcohol, bebidas gaseosas y alimentos que produzcan gases.

Como siempre el comer pausado en un ambiente agradable con una buena masticación e insalivación permite mejorar las digestiones.

Medicina Natural para Helicobacter Pylori con Plantas medicinales

Entre las que combaten la acidez y protegen la mucosa estomacal están: Llantén, Malvavisco, Manzanilla, Regaliz, Hipérico, Tamarindo, Menta, Jengibre. Sin embargo el aceite de orégano suele dar los mejores resultados.

Medicina Natural para Helicobacter Pylori con Hidroterapia

Compresa abdominal: Se aplica sobre todo el vientre (de costillas a ingles) una toalla o lienzo mojado y exprimido de agua fría. Se cubre con lienzo o lana o toalla en forma de faja para sujetar y se mantiene al menos una hora.

Indicaciones: Ulcera de estómago, espasmos intestinales, meteorismo, trastornos de las vías biliares, inflamación crónica de la vesícula biliar, trastornos durante el período menstrual.

Medicina Natural para Helicobacter Pylori con Homeopatía

Antimonium crudum, Argentum nitricum, Nux vomica (punto 40) y Kali Bichromicum (punto 4). Se puede pedir que hagan una combinación de estos productos todos a la 30 CH o tomártelos individualmente.

Medicina Natural para Helicobacter Pylori con Homotoxicología

Hay productos muy útiles que se pueden tener en cuenta como: Gastricumeel (comprimidos), Mucosa compositum (ampollas). Estos productos han demostrado ser muy beneficiosos para combatir la acidez y fortalecer la mucosa estomacal.

Medicina Natural para la úlceras digestivas con Complementos
nutricionales
:

Cúrcuma: Beneficia la integridad gástrica, aumenta la mucina, constituyente principal de la mucosidad del estómago. Protege contra úlceras inducidas por el estrés, el alcohol, etc. Efecto carminativo, anti-espasmódico. Aumenta la producción de las enzimas pancreáticas y de gastrina y secretina.

Zinc: Aumenta la producción de mucílago, dando más protección contra las úlceras pépticas y regenerando los tejidos afectados. Se recomienda el uso de zinc en forma de citrato.

L-Glutamina: Efecto regenerador sobre el tracto digestivo, sobre todo cuando existe un problema de hiperpermeabilidad intestinal, lo que conduce a alergias alimentarias y una constante liberación de histamina. La histamina estimula la liberación de jugos gástricos.

Antocianidinas: Reduce los niveles de histamina en los jugos gástricos. Ejerce un efecto anti-úlcera. Efecto protector y regenerador de la pared
intestinal.

Antibióticos naturales

Hay alimentos que sirven como antibióticos naturales entre estos destacamos: Ajo, cebolla, echinacea, jengibre, tomillo, romero, menta, extracto de semilla de pomelo, própolis y tila.

Ver Post >
dieta en insuficiencia renal; muy útil en Hipertensión
img
Itziar González de Arriba | 10-05-2012 | 07:58| 0

 

Resumen de interés:

 

 

Los cuidados básicos necesarios son:

 

  • Disminuir la ingesta proteíca, sobre todo animal: consumir un máximo de 0.8 g/kg de proteína, que se ingiera en la comida.
  • Disminuir fósforo: no consumir conservas de ningún tipo, ni congelados, ni bebidas carbonatadas.
  • Aumentar vitamina D3 a 2000 Unidades/día (30 gotas) y suficiente Calcio para disminuir la estimulación de la hormona paratiroidea15-20 mg/kg/día. 2 cápsulas de ergyóseo es un buen recurso para mantener de forma crónica.
  • Disminuir el aporte de potasio: cocer bien las verdurasdo las más verdes; fruta 1-2 piezas al día, preferiblemente piña o pera.
  • Comer poco pero lo suficiente para no entrar en acidosis o cetosis: en todas las comidas una base de hidrato de carbono de índie glucémico bajo: trigo sarraceno.
  • Nada de sal.
  • Poca agua.

 

LA DIETA EN EL PACIENTE RENAL


Dieta, en griego, significa “manera de vivir”, y así se podría titular este trabajo. Y es que la comida juega un papel muy importante en la vida de toda persona. No solo es fuente de energía, sino que es parte responsable de nuestro bienestar, a la vez que centro y encuentro con la familia y los amigos.

En condiciones normales el aparato digestivo selecciona de los alimentos aquellos nutrientes que necesita, eliminando lo que no se puede aprovechar y los productos de desecho del metabolismo celular. Los riñones son responsables de filtrar, depurar y equilibrar la sangre. En la insuficiencia renal avanzada esta capacidad está anulada y los productos nitrogenados (junto a fosfatos, sulfatos y ácidos orgánicos) se acumulan en proporción a la pérdida de masa nefrológica, por lo que el manejo nutricional y de la dieta se considera crucial en el tratamiento de la insuficiencia renal (IRC).

I. OBJETIVOS:

A.- Objetivos de la dieta en prediálisis

1.- Retrasar la progresión de la insuficiencia renal.

2.- Evitar la toxicidad urémica.

3.- Mantener nutrido al paciente.

B.- Objetivo de la dieta en diálisis

1.- Mantener nutrido al paciente.

2.- Cuidar la ganancia de peso interdiálisis.

II. ¿ CÓMO LLEVARLOS A CABO ?

1.- Sodio y Agua.

La ingesta líquida variará según la diuresis residual del sujeto. Para un indivÍduo normal se estima que requiere 1.500-2.500 ml/día (aproximadamente 1ml por cada Kcal), variando según la actividad física y la superficie corporal…Durante la etapa prediálisis, normalmente la diuresis se conserva, o es incluso superior a la normal (entre 1,5-3,5 l /día) por lo que no tienen limitaciones. La restricción salina suele bastar para frenar la sed y mantener el equilibrio del agua. La medición de la diuresis nos orienta sobre los requerimientos hídricos de estos pacientes, que deben ser el volumen de diuresis, más 500-1000 ml aproximadamente.

Por regla general a los enfermos hipertensos y con IR (cuando la filtración glomerular es inferior a 10ml / min.) es necesaria la dieta hiposódica.

Sin embargo, existen nefropatías perdedoras de sal que conducen a un balance hidrosalino negativo. Medir la excreción de sodio urémico en 24 horas es enormemente útil para valorarlo. Por tanto los aportes de agua y potasio deben ser individualizados.

Práctica orientativa de la administración:

Restricción moderada: 5 – 7 gramos de sal/día.

Restricción severa: 1,5 – 2 gramos/día. En paciente con HTA o con retención de líquidos.

2.- Proteínas

Dado que la IRC conduce a la retención de productos nitrogenados, el principio de restricción protéica ha prevalecido durante décadas en el manejo dietético de la uremia. Con la utilización de dietas hipoprotéicas se han conseguido básicamente tres objetivos: prevenir la función renal, prevenir la aparición de síntomas urémicos y mantener al mismo tiempo el estado nutricional del paciente. Sin embargo, a pesar de la amplia información, la eficacia de la restricción protéica continúa siendo un tema controvertido. Parece ser que depende en cierta medida de la etiología de la IRC.

¿Cúando iniciar la restricción protéica?

El momento de iniciar la restricción protéica es otro tema a debate. Si buscamos retrasar lo posible la progresión de la IRC, debería iniciarse la restricción protéica desde las etapas tempranas de la misma, corriéndose el riesgo de desnutrición. Si lo que se pretende es, sobretodo, prevenir la aparición de síntomas urémicos, debería iniciarse dicha restricción cuando el BUN está por encima de 90/día que corresponde a un aclaramiento aproximado de 25 ml / min. Ésta parece ser la postura más prudente.

Como criterio orientativo esta puede ser la pauta:

Dieta hipocalórica: 0,6 – 0,8 mg/kg/día: de 100 gramos de carne, 100 gramos de pescado. Dos diarias.

3.- Potasio

A.- El riñón es la principal vía de eliminación de potasio y su acumulación puede provocar graves arritmias. En la etapa prediálisis no existen mayores dificultades para mantener la homeostasis del potasio, aunque hay que actuar con cautela en paciente con hipoaldosteronismo hiporreninémico, como en el caso de los diabéticos, o que reciben inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA). Estos enfermos cursan con discreta hiperpotasemia, aunque la expresión clínica es infrecuente.

 

B.- Criterio práctico orientativo:

Dieta con restricción en potasio: fruta, tomate, patatas…

4.- Fósforo

La retención de fósforo es una complicación frecuente de la IRC, que estimula la secreción de PTH y favorece la aparición de calcificaciones extraesqueléticas. La ingesta de fósforo es proporcional a la de proteínas, por lo que en la etapa prediálisis, la restricción protéica conlleva la reducción discreta de la ingesta de fósforo. Sin embargo, ésta no suele ser suficiente cuando el filtrado glomerular es menor de 15 ml/min, debiendo recurrirse a los ligantes intestinales del fósforo.

 

Criterio práctico orientativo:

Moderación en la ingesta de fósforo: restricción de proteínas, bollería, conservas, bebidas carbonatadas, pasta, leche y derivados.

En resumen y de modo genérico podría explicarse así el tratamiento de un enfermo en diálisis.

DIETA SIN SAL, POBRE EN POTASIO ( 1 pieza de fruta al día, verduras hervidas dos veces, patatas dejadas 12 horas en remojo, pocas legumbres, no frutos secos ni chocolate) y POBRE EN LECHE Y DERIVADOS ( queso, yogur, natillas ).

Puede tomar al día 100-250 gramos de carne o pescado más un huevo. Procurar no acumular más de 2 – 2,5 kgrs. de peso entre sesiones de diálisis.

A modo de conclusión

Es evidente que la dietética renal juega un papel esencial en el tratamiento conservador y satisfactorio de la IR.

Pero el seguimiento del régimen conlleva restricciones y limitaciones al paciente. El enfermero/ra debe impartir los conocimientos y consejos de la dietética renal a los pacientes y ayudarles con apoyo y afecto para que puedan cumplirla. Una información comprensible y en plan positivo para los pacientes es el primer paso para un tratamiento satisfactorio.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

”Nefrología Clínica”. Luis Hernández Avendaño. Edit. Panamericana.

 

”La alimentación en Diálisis”. Cristina Noriega Morán, Enfermera del Hospital de Cabueñes, Gijón.

 

”Guía Clínica de Nutrición para el Paciente Renal”. Laboratorios ABBOTT.

 

”Hemodiálisis, una ayuda profesional para personas con IRC”. Proporcionada por ALCER- Málaga.

 

Poster de Solau de Cabras. E-mail: solau@citelan.es

”Nutrición para pacientes con IR”. Marianne Vennegon. Publicación de EDTNA-ERCA.

Ver Post >
LOMBRICES
img
Itziar González de Arriba | 10-05-2012 | 07:51| 0

 

IMPORTANCIA CLÍNICA ESENCIAL EN EL NIÑO

Aunque muchas veces el rechinar de los dientes del niño es el síntoma que nos pone en alerta, el prurito anal es el cuadro clínico de esta parasitosis. Se exacerba por la noche, antes de dormir. Se suele acompañar de trastornos del comportamiento: irritabilidad, pesadillas, insomnio. También dolores del abdomen y diarrea o estreñimiento. En el examen clínico pueden encontrarse lesiones de raspado anal y lesiones vulvares.

“Diagnóstico de la abuela”, muy efectivo: Por la mañana poner un trozo de celo transparente entre los pliegues del glúteo, en el ano. Se retira la cinta a los pocos minutos y se observa (preferiblemente al microscopio). Se pueden ver lombrices o huevos (OXIUROS).

ASCARIDIOSIS (lombrices más largas): los niños (o adultos) presentan síntomas pulmonares precoces seguidos de síntomas intestinales. En caso de parasitismo alto se puede observar fiebre de unos 38º, tos seca, disnea y expectoraciones. Se podría apreciar en placa de tórax opacidades infiltrativas lábiles. Esta fase puede durar 15 días.

En la fase de parisitismo intestinal: dolores abdominales difusos, diarrea, náuseas, vómitos.

Para el diagnóstico: hipereosinofilia asociada o no a hiperleucocitosis; sobre todo es necesario observar al gusano adulto en las deposiciones o vómitos; a veces pueden observarse huevos en las evacuaciones.

GIARDIASIS: Frecuente en países desarrollados, zonas cálidas y húmedas. Puede ser ASINTOMÁTICO!!!
Frecuente trastornos digestivos en el adulto, heces pastosas y a veces diarreicas. Puede afectar al sistema inmune!! En el niño diarreas y síndrome de mala absorción y sus consecuencias (como por ejemplo aftas o herpes labiales).

El diagnóstico se basa en el examen parasitológico de las heces.

TRATAMIENTO:

Zanahorias crudas; semillas de calabaza; ajo; genciana; infusiones de clavo; papaya (mejor sus semillas); milenrama; ajenjo; lúpulo; limón.

Ergypar: 1 tapón 1 vez al día; 3 veces al día 3 días antes de luna nueva y luna llena. Durante 3 meses.

Ver Post >
¿Sabe la población que a los alimentos les hacen Rayos X?
img
Itziar González de Arriba | 25-04-2012 | 22:00| 0

En los EE.UU. se diagnostican anualmente 76 millones de casos de enfermedades transmitidas por alimentos en condiciones no saludables, de los cuales 325.000 han de ser hospitalizados y 5.000 mueren por infecciones alimentarias.

 

Las fuentes más importantes de los gérmenes patógenos son los productos alimentarios contaminados primariamente, los manipulados y cocinados sin la higiene apropiada, así como la carne y los huevos almacenados.

 

Con la irradiación de los alimentos es posible disminuir la frecuencia de estas infecciones alimentarias. Esta irradiación es ampliamente apoyada por organizaciones médicas, científicas y de la salud pública, tanto nacionales como internacionales (agencias del Gobierno norteamericano como la Food & Drug Administration y el Centers for Disease Control and Prevention; organizaciones médicas como la American Medical Association y la Infectious DiseasesSociety of America; organizaciones sanitarias internacionales como la Food and Agriculture Organizations de las Naciones Unidas, la Organización Mindialde la Saludy el European Commission´s Scientific Committee on Food, entre otras).

 

Sin embargo, la aceptación de la irradiación de alimentos por los consumidores en los EE.UU. está siendo muy lenta (aunque en Enero del 2004 se ha aprobado un programa federal por el Departamento de Agricultura que ofrece carne de vacuno irradiada como parte del National School Lunch Program, que facilita diariamente hamburguesas a 27 millones de niños), y esta resistencia puede ser debida a varios factores:

a) El término “irradiación” crea confusión y alarma en los consumidores por su aparente -aunque no real- asociación con la temida radioactividad;

b) Las causas y la prevención de las infecciones alimentarias no son bien conocidas por el público;

c ) Los profesionales de la salud y los medios de comunicación no son conscientes de los beneficios de la irradiación alimentaria;

d) Una campaña contra la irradiación de los alimentos ha sido puesta en marcha por ciertos grupos de ciudadanos debido a sus “creencias” acerca de los alimentos, la energía nuclear y la economía de la agricultura.

 

La radiación es energía transmitida a través del espacio en forma de ondas electromagnéticas. En la irradiación de alimentos se utiliza radiación de alta energía en cualquiera de las tres formas aprobadas por la administración: rayos gamma, rayos X o haces de electrones.

 

Los rayos gamma puede ser generados por cualquiera de las dos fuentes de radionúclidos aprobadas, que son el cobalto-60 y el cesium-137, mientras que los rayos X y los haces de electrones son generados eléctricamente.

 

La irradiación comercial de carnes de vacuno y de aves es conceptualmente similar a la pasteurización de la leche.

 

La pasteurización es definida como la reducción crítica del número de gérmenes patógenos que se encuentran en una sustancia (de modo especial en un líquido como la leche) a una temperatura y durante un periodo de tiempo que sea suficiente para destruir los organismos peligrosos para la salud, sin producir una importante alteración de la sustancia tratada, o bien la reducción crítica de gérmenes patógenos en alimentos perecederos (como la fruta o el pescado) mediante radiación, por ejemplo, con rayos gamma.

 

La pasteurización mediante el calor mata o inhibe el crecimiento de los microorganismos patógenos en la leche cruda, aunque los microorganismos que no son patógenos sobreviven y pueden causar la alteración de la leche cuando es almacenada durante demasiado tiempo.

 

Del mismo modo, la pasteurización mediante irradiación no trata de eliminar todas las bacterias que se encuentren en la carne de vacuno o de ave, sino tan sólo a los microorganismos patógenos.

 

Por consiguiente, la pasteurización mediante irradiación no elimina la necesidad de una manipulación segura desde el punto de vista sanitario de los alimentos, sino que ayuda a reducir los riesgos de una contaminación primaria de estos alimentos.

 

Laesterilización por irradiación requiere una dosis de radiación que es aproximadamente de 10 a36 veces la dosis requerida para la pasteurización, y esta esterilización se define por la capacidad de conseguir una reducción estándar (al menos 10 log) de esporas del clostridium botulinum.

 

En los Estados Unidos la lista de los alimentos cuya irradiación ha sido aprobada incluye la carne roja, la carne de ave, la carne de cerdo, frutas y verduras, especies aromáticas, semillas y hierbas, huevos y trigo.

 

La OMS y el European Commission´s Scientific Committee on Food han evaluado la seguridad y los beneficios de la irradiación de los alimentos. La irradiación de los alimentos es efectiva contra la mayoría de las bacterias patógenas, entre las que se incluyen la Escherichia coli, las salmonellas, el campylobacter y la listeria, y parásitos como el toxoplasma.

 

El Center for Disease Control and Prevention estima que si la irradiación fuera utilizada para el 50% de las carnes de vacuno y de ave consumidas en los EE.UU. se producirían 900.000 casos menos de infecciones de origen alimentario.

 

Pero la irradiación de los alimentos no es una panacea. Las esporas bacterianas son más resistentes a la irradiación que las células vegetativas y precisan de dosis más elevadas de las usadas en la pasteurización de los alimentos. Las toxinas y los priones no son eliminados por la irradiación utilizada a dosis comerciales. Por otra parte, la irradiación de los alimentos no previene la posterior contaminación cuando son manipulados y cocinados.

 

Los efectos de la irradiación las cualidades sensoriales de los alimentos-color, olor y textura- son variables y no siempre satisfactorios. Algunas evaluaciones de algunos alimentos irradiados han puesto de manifiesto un cierto grado de degradación en el sabor, el olor y el color, mientras que en otros no se han apreciado diferencias con los no irradiados.

 

Mejoras recientes en las técnicas de irrradiación se espera que reduzcan o eliminen los efectos no deseables del proceso sobre las cualidades sensoriales de los alimentos. Algunas frutas, verduras y productos lácteos que han sido irradiados sufren una cierta degradación en su calidad mientras está almacenados, por lo que no son buenos candidatos para la irradiación.

 

Los que se oponen a la irradiación suelen utilizar tres argumentos:

 

– El primer argumento sería la presencia en los alimentos irradiados de unas sustancias denominadas alkil-ciclobutanonas que serían oncogénicas en las ratas y podrían ser peligrosas para los seres humanos. Sin embargo, el European Commission´s Scientific Committee on Food, apoyando al informe dela OMS, concluye que no hay evidencia de toxicidad y que los hallazgos experimentales no son relevantes. PERO QUE NO HAY EVIDENCIA NO SIGNIFICA QUE NO SEA CANCERÍGENO. En mi opinión, aunque hay beneficio demostrado en cuanto a la disminución de patógenos, son técnicas que se ha demostrado que alteran el alimento, y no se ha demostrado que sean inocuas, ¿O ya se ha olvidado la comunidad científica de la enfermedad de las vacas locas? Por lo menos, la población debería saberlo para poder optar a consumirlo o no.

 

– El segundo argumento es que la irradiación destruye la calidad nutritiva de los alimentos. En general, la energía de la irradiación no afecta apreciablemente a los hidratos de carbono y las grasas. Se destruyen vitaminas y se desnaturalizan proteínas. El intestino debe digerir moléculas que nunca ha “visto”.

 

– El tercer argumento es que la irradiación es una solución tecnológica a un problema de política alimentaria y sanitaria.

Ver Post >
¿QUÉ NOS PUEDE DECIR LA LENGUA SOBRE NUESTRA SALUD?
img
Itziar González de Arriba | 24-04-2012 | 07:33| 0

SIGNOS CORPORALES (SEMIOLOGÍA MÉDICA)

 

 

A continuación presentaremos los signos corporales a los que hay que estar atento para valorar el estado de salud. Es importante aprender a “escuchar” lo que nuestro cuero nos dice y saber ponerle remedio antes de que sea demasiado difícil hacerlo. Sólo hay que observar y comparar nuestro organismo con el que sería un organismo óptimo:

 

 

LENGUA:

 

 

La lengua es un verdadero mapa que nos hace distinguir el estado de todos nuestros órganos; la punta se correlaciona con el corazón, un poco más atrás están los pulmones. En el lado derecho se refleja la vesícula biliar y en el izquierdo, el hígado. En el medio indica el estado en el que se encuentran el estómago y el bazo. La parte posterior se refiere a los riñones, los intestinos, la vejiga y el útero.

 

 

Una lengua sana debería ser suave, flexible y ligeramente húmeda. Tendría que ser de color rojo pálido con una capa blanca muy fina. Los indicadores de la lengua son grietas, hondonadas, capas (amarillas, vellosas, gruesas, blancas), líneas, inflamaciones, manchas rojas y cortes.

 

 

     Grieta que discurre por la parte central: Una grieta en la línea media que no alcanza la punta indica que el estómago no funciona correctamente y la digestión está alterada; lo más probable es que aparezca un déficit de nutrientes (recomendable el multivital forte). En este estado es habitual hincharse después de comer y notar una súbita bajada de energía a mitad del día, precisamente después de comer. En estos casos es muy recomendable el extracto de alcachofa y jengibre y el enzimasan, y como alimentos: alcachofa, aguacate, arroz, boniato, brotes de mijo, calabaza, chirivía, nabo, ñame, tofu, zanahoria, té rojo, hinojo, menta, regaliz. También es recomendable comer sopas, guisos y purés, fáciles de digerir; no beber bebidas gaseosas en ningún momento ni ningún líquido durante las comidas.

 

     Marcas de dientes en los laterales de la lengua: Indican déficit nutricional; es probable que la digestión esté deteriorada y padecer una disfunción esplénica (del bazo): el bazo es un pequeño órgano que trabaja en tandem con el estómago para captar los nutrientes de los alimentos ingeridos y se encarga de destruir los glóbulos rojos agotados, reciclándolos y transformándolos en hierro para producir sangre; también neutraliza las bacterias insalubres, por lo que ayuda a prevenir los resfriados y la gripe cuando está a pleno rendimiento. La manifestacón habitual son gases y distensión abdominal. Los alimentos que nutren al bazo son: judías aduki, cidra, judía mung, judía pinta, alfalfa, lichis, cebada, mijo, remolacha, avena, zanahoria, perejil, apio, chirivía, pollo, calabaza, hinojo, hortalizas de raíz, pescado, boniato, nabo, ñame, verduras de hoja verde, algas, coles, acelgas, ajo, astrágalo, canela, cayena, eneldo, ginseng, jengibre, pau de arco, pimienta negra, rábano picante. Hay muchos suplementos recomendables para mejorar el bazo, pero si hay que elegir, podríamos decir el allium sativum y la clorela.

 

     Lengua llagada: Indica déficit de hierro o vitaminas B. Se puede solucionar bebiendo té de ortigas o tomando minavit,multimineral o haemathonyl. Sería recomendable valorar mediante un análisis de sangre los niveles de hierro. Si estos niveles son adecuados, es recomendable un complejo de vitaminas B o levadura de cerveza.

 

     Lengua con sensación de ardor: Indica que al estómago le faltan jugos gástricos; es posible padecer a la vez trastornos digestivos. Soluciones sencillas en este caso sería por ejemplo tomar una cucharadita de cerveza amarga cada día; beber té de diente de león dos veces al día; tomar una cucharada de vinagre de sidra de manzana antes de cada comida; los comprimidos de ácido clorhídrico pueden ayudar a equilibrar los jugos gástricos en el estómago.

 

     Lengua hinchada, con una capa gruesa blanca, o ambas cosas: Acumulación excesiva de mucosidad en el organismo. También indica la falta de bacterias beneficiosas o el acúmulo excesivo de levaduras, es decir, una disbiosis intestinal. Se puede hacer la dieta propuesta para Candidiasis (información en otro artículo de esta página web) o reducir lácteos, ya que estos productos aumentan la mucosidad; aumentar el consumo de alimentos “verdes”; suplementar durante 6 meses un prebiótico bueno (darmocare pro); tomar Pau d´Arco durante unos meses (1-1-0); reducir drásticamente los alimentos dulces, azucarados o edulcorados.

 

     Grietas horizontales, pequeñas grietas/muescas: Es lo que se denomina lengua geográfica; es un signo de mala absorción, sobre todo de vitaminas B, y a menudo se acompaña de falta de energía. Es una carencia que está presente en la persona durante mucho tiempo, ya que las grietas tardan años en desarrollarse. Solución: Tomar complejo B-50 (1-0-0); tomar enzimasan (0-1-0); tomar defisan para ayudar a que circule la linfa y eliminar las toxinas que impiden la absorción de nutrientes; beber infusiones de menta; beber infusiones de ortigas; beber jugo de aloe vera antes de las comidas.

 

     Capa amarilla espesa: Indica falta de bacterias saludables en el intestino, y por tanto exceso de putrefacción en éste. En estos casos es bueno el darmocare para; el pau de arco; tomar jugo de aloe vera; mucha verdura; infusiones de manzanilla; y más adelante suplementar darmocare pro; es muy importante asimismo, disminuir la ingesta de alimentos de origen animal y alimentos dulces.

 

     Punta roja: No hay evidencia al respecto, pero se cree que tiene que ver con un disgusto muy fuerte no superado…

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

 

You are what you eat. Dra. Gillian McKeith. Editorial Planeta. 2009.

 

Semiología Médica y Técnica Exploratoria. Surós Batlló. 8ª edición. Editorial Masson. 2001. Barcelona.

 

Semiología y Fisiología Médica. Mazzei, E. Editorial El Ateneo. 2002.

 

Semiología Médica. Goié, A., Chamorro, G. Publicaciones Técnicas Mediterránea. 2002.

 

Ver Post >
LA SOLUCIÓN A LOS “ACHAQUES” DE TODAS LAS PERSONAS SANAS
img
Itziar González de Arriba | 21-04-2012 | 13:56| 0

LA MAYORÍA DE LAS PERSONAS SUFRIRÁN DE “ACIDEZ”

¿Por qué?: Exceso de estrés; hígado perezoso (digestiones lentas con grasas y alcohol); dermatitis;, estreñimiento; colon irritable; insuficiencia renal; infecciones de orina, etc., que son situaciones que conllevan mala eliminación de ácidos; también sobreactividad física en anaerobia (ácido láctico); fermentaciones intestinales debidas a excesos de glúcidos; putrefacciones intestinales debidas a excesos de proteínas;

A esto se le suma la acidez proveninete de fuentes exógenas: Alimentación; Tabaco; Contaminación; Medicamentos (antiinflamatorios,
analgésicos, antidepresivos, ansiolíticos).

ACIDEZ – Consecuencias metabólicas ¿Por qué nos duele todo o estamos cansados?:

  • Tejido óseo: Desmineralización; caries; debilidad ósea; remineralización desequilibrada.
  • Sistema Mucoso: Piel seca; pérdida del cabello; faneras; uñas estriadas; picores; encías sensibles e inflamadas; alteraciones urinarias.
  • Tejido articular: Debilidad articular;  deshidratación y alteración del cartílago; falta de confort articular.
  • Tejido conjuntivo: Metabolismo celular lento; acidificación e intoxicación; calambres; tendinosis; hiperexcitabilidad; pérdida de elasticidad.
  • Tejido nervioso: Fatiga crónica; trastornos espamódicos; irritabilidad; vulnerabilidad al estrés.

Estas consecuencias se explican porque la sangre tiene múltiples sistemas tampones para evitar que el pH de la sangre se altere. Cuando los residuos ácidos no se eliminan bien (exceso de alimentos de origen animal o insuficiencia renal), los residuos ácidos que circulan por la sangre son tamponados por sales alcalinas que provienen:

  1. De la alimentación.
  2. De un saqueo tisular: por ejemplo del hueso (el calcio es un mineral con un poder alcalino notable que neutraliza el exceso de acidez en sangre).

La eliminación de los ácidos provenientes de proteínas vegetales es rápida y se eliminan por los pulmones (cítrico, pirúvico, oxálico).

Los ácidos provenientes de las proteínas animales se eliminan de manera lenta, poco adaptable y a través del riñón (úrico, nítirco, sulfúrico, fosfórico).

ESTOS ÁCIDOS QUE NO SON CONVENIENTEMENTE ELIMINADOS SE ALMACENAN EN TEJIDO CONJUNTIVO, ARTICULAR Y
ÓSEO:

TEJIDO CONJUNTIVO:
Cristalización, desnaturalización del colágeno y la elastina; aumento de la viscosidad del mesénquima; mala eliminación de deshechos y radicales libres; pérdida de actividades enzimáticas.

TEJIDO ARTICULAR:
Deshidratación del cartílago vía desnaturalización de proteoglicanos; destrucción de fibras de colágeno y elastina; viscosidad aumentada del líquido sinovial.

TEJIDO ÓSEO: Fijación de iones H+ sobre la trama ósea en lugar de Ca+2.

SÍNTOMAS EN UN PRIMER TIEMPO: ensuciamiento y agresión de los tejidos por residuos ácidos.

  • Pusilanimidad
  • Fatiga, inflamaciones, calambres, tendinitis
  • agresión de los emuntorios: escozor al orinar, sudores ácidos irritantes, piel seca, ojos lacrimosos…
  • mucosas irritadas (blefaritis)
  • encías dolorosas y sensibles
  • disminución de las defensas
  • irritabilidad, stress
  • estado depresivo

SÍNTOMAS EN UN SEGUNDO TIEMPO: Desmineralización, saqueo de minerales, agotamiento
metabólico

  • caries, sensibilidad de los dientes
  • cabellos frágiles
  • uñas frágiles
  • desmineralización del cartílago
  • dolores articulares
  • artrosis
  • osteoporosis

COMPLICACIONES:
Ensuciamiento de los emuntorios (depósito de minerales).

  • cálculos biliares, urinarios…
  • calcificaciones
  • espolón

NUTRICIÓN
Y EQUILIBRIO ÁCIDO-BÁSICO

Alimentos acidificantes: Todos los alimentos de origen animal; harinas blancas; productos industriales (fast food, refrescos, etc.)

Alimentos alcalinizantes: Verdura y fruta no ácida.

Ergymag o ergybase: 2-4 cápsulas diarias. Ergymag tiene más magensio, más indicado en problemas musculares, tendinosos, etc. Ergybase tiene más potasio; más indicado para desacidificar o problemas relacionados con estrés, ansiedad, etc.

Ver Post >
Itziar González de Arriba es irundarra, fisioterapeuta (Universidad de Salamanca), postgrado de Osteopatía (Universidad de Alcalá de Henares), Máster en Nutrición y Salud (Universidad Oberta de Catalunya), postgrado Terapia Regenerativa (Universidad de Lisboa y San Pablo-CEU), candidata a Máster en Nutrigenómica (Universidad de las Islas Baleares). Además de su labor en consulta integrando alimentación y terapia manual, es profesora en diferentes universidades españolas y colegios de fisioterapeutas de varios cursos dirigidos a entender la relación paralela entre la nutrición y el desarrollo de diversas patologías o diferentes sintomatologías, enfocadas fundamentalmente a trastornos osteomusculares.

Categorías

Otros Blogs de Autor