‘Con amor, Simon’ es una película sencilla, típica y poco original si atendemos a su estructura, temática, estética y construcción de personajes. No hay nada original, y ese es su punto fuerte, retrata con total normalidad lo que es normal y hasta ahora no ha sido representado con normalidad. Como he comentado, viene a completar un lugar que necesitaba ser completado

'Con amor, Simon': El poder social del cine | El fotograma

Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘Con amor, Simon’: El poder social del cine

Con amor, SimonCON AMOR, SIMON

Título original: Love, Simon

Año: 2018

Duración: 110 minutos

País: Estados Unidos

DirecciónGreg Berlanti

GuionIsaac Aptaker, Elizabeth Berger (Novela: Becky Albertalli)

MúsicaRob Simonsen

FotografíaJohn Guleserian

RepartoNick Robinson, Jennifer Garner, Josh Duhamel, Katherine Langford,Alexandra Shipp, Logan Miller, Keiynan Lonsdale, Jorge Lendeborg Jr.,Talitha Bateman, Tony Hale, Natasha Rothwell, Miles Heizer y Joey Pollari

ProductoraFox 2000 Pictures / Temple Hill Entertainment

Género: Romántico / Comedia / Drama

Simon Spier es un joven 16 años que no se atreve a revelar su homosexualidad, ya que prefiere esperar al musical que se celebra en secundaria. Pero un día, uno de sus correos electrónicos llega a manos equivocadas y las cosas se complican extraordinariamente. (FilmAffinity)

‘Con amor, Simon’ es una película que viene a cubrir una parcela de Hollywood que quedaba huérfano. El público LGTB siempre ha sido dejado de lado por la industria del cine. Desde la censura de los años 40, 50, 60 y 70, al motivo de chiste de los 80 y 90, y la ligera apertura de los 2000 y 2010, especialmente a partir del cine independiente. El camino va a mejor, se nota que hay más apertura, más inclusión y respeto.

Probablemente el público heterosexual no entenderá la razón por la que el público no heterosexual ha enloquecido con ‘Con amor, Simon’. Es normal que no lo entiendan porque los heterosexuales siempre han estado representados en el cine, comercial. Los personajes homosexuales, y sus historias de amor, siempre se han relegado a un segundo plano, a personajes complementarios, a pildoritas, en general mal llevadas, para contentar a un público que se ha acostumbrado a vivir con migajas.

‘Con amor, Simon’ es la primera película de una gran productora con un protagonista adolescente y homosexual. Es importante entender que este tipo de historias ayudan a las personas en su misma situación a sentirse representados, a no sentirse solos y a afrontar mejor su salida del armario. Hasta ahora no había una película así, ahora sí.

Con amor, Simon

Entrando en harina, ahora sí, ‘Con amor, Simon’ es una película sencilla, típica y poco original si atendemos a su estructura, temática, estética y construcción de personajes. No hay nada original, y ese es su punto fuerte, retrata con total normalidad lo que es normal y hasta ahora no ha sido representado con normalidad. Como he comentado, viene a completar un lugar que necesitaba ser completado.

Pero ‘Con amor, Simon’ no es solo una película “normal”, es una película empoderadora. Gracias a la cinta vemos un retrato de la homosexualidad no estereotipada, cercana, amable y acogedora. Consigue que quien se sienta igual que Nick Robinson, pueda seguir sus pasos, vea en él un reflejo de lo que puede ser, se arme de valor y no se sienta un bicho raro. El poder social del cine es enorme, y aunque el trabajo que queda por hacer con todos aquellos que no son hombres blancos heterosexuales es enorme, los pasos se van dando poco a poco y en la buena dirección.

Con una estética de comedia romántica adolescente bien marcada, ‘Con amor, Simon’ cuenta con un elenco interesante con actuaciones también interesantes. No son papeles de Óscar, ni mucho menos, pero todos cumplen, y lo hacen con nota. Desde los más jóvenes Nick RobinsonKatherine LangfordAlexandra Shipp, Keiyan Lonsdale, Jorge Lendeborg JrLogan Miller, a los veteranos Jennifer Garner Josh Duhamel, todos están a un buen nivel y construyendo entre todos lo que saben que es una película importante.

Probablemente el tiempo dirá si el esfuerzo de ‘Con amor, Simon’ ha servido o no. Personalmente creo que debe pasar a engrosar la lista de películas de obligado visionado en un instituto. No es la mejor película del mundo, ni la mejor película LGTB, ni mucho menos. Es la película necesaria para empezar a normalizar un Hollywood que lleva demasiados años debiendo mucho a las mujeres, a los afroamericanos y a los gays, entre otros muchos colectivos olvidados en el séptimo arte.

Lo mejor: Es empoderadora, simpática y entretenida.

Lo peor: Probablemente quede como una película más, cuando su visionado debería ser obligatorio para todos los adolescentes. Eduquemos en la diversidad y películas como esta no serán necesarias en un futuro.

Con amor, Simon

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930