Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Little Fires Everywhere : Cuatro ángulos diferentes de la maternidad

El auge de las miniseries de calidad protagonizadas por colectivos femeninos es una de las tendencias más interesantes de los últimos años que nos ha proporcionado grandes series como ‘Heridas Abiertas’, ‘ Mrs America’ , ‘Vida’ o ‘Big Little Lies’. A este grupo tan selecto podemos añadir sin duda alguna ‘Little Fires Everywhere’ donde Reese Witherspoon repite con el mismo nivel de éxito su aventura de actriz y productora ejecutiva de ‘Big Little Lies’.

‘Little Fires Everywhere’ desarrolla una historia bastante compleja y con muchas aristas, sobre la relación entre dos mujeres y sus respectivas familias y entornos, que abarca en ese microcosmos muchos de los problemas actuales que tiene la sociedad estadounidense, en especial a lo referente a las diferentes formas de maternidad y a las tensiones raciales y de clase en un suburbio de la América profunda.

El duelo interpretativo entre las protagonistas Reese Witherspoon y Kerry Washington eleva la serie a unas alturas de excelencia que permiten disfrutar de una gran melodrama familiar con grandes interpretaciones que no está teniendo todo el reconocimiento que se merece, al no ser emitida en las grandes plataformas de ambos lados del océano, pero como les vamos a analizar a continuación, se merece esa atención y mucho más.

Ficha: Little Fires Everywhere 8 ep 50m. Mar 2020- Abr 2020 Cadena: Hulu (USA)- Amazon Prime (E)

Sinopsis:  La llegada de Mia, una artista negra con su hija adolescente Pearl a Shaker Heights un suburbio de clase alta a las afueras de Cleveland ( Ohio) va a transformar profundamente la vida de su casera Elena Richardson.

Elena es el ama de casa perfecta que ha criado a cuatro hijos todos ya  adolescentes en una gran mansión junto a su marido, un abogado prestigioso de Cleveland. Además tiene un trabajo a tiempo parcial como periodista en el diario local y tiene el síndrome del buen samaritano, convencida de que debe ayudar a todo el mundo ya que todas sus obras son inmejorables y que  la gente  debería estarle eternamente agradecida por su esfuerzo y su generosidad.

Tras alquilar a Mia una pequeña casa que poseen, Elena empieza a indagar sobre su misteriosa inquilina a la vez que intenta hacerse amiga tanto de ella como de su hija, a las que no duda en deslumbrar a ambas con todo lo que tiene, con bastante mejor éxito con la hija que con la madre.

Esas intentos de confraternización van a derivar en una escalada de tensiones, donde cada una de las mujeres intenta defender su territorio filial, pero intenta conquistar a los hijos de la otra mujer,  lo que va a desembocar en una verdadera batalla campal familiar.

El inicio: La compañía productora creada por Reese Whiterspoon, Hello Sunshine, lleva varios años buscando grandes historias literarias con un amplio protagonismo femenino para adaptarlas al formato más adecuado audiovisual, ya sea cine ( con taquillazos como ‘Wild’ o ‘Perdida’ ) o televisión con series como ‘The Morning Show’, ‘Truth be Told’ o ‘Big Little Lies’, todas ellas protagonizadas por mujeres modernas, fuertes e independientes.

En su búsqueda incesante de nuevas historias, su socia Lauren Neustadter le llamó la atención sobre un libro que estaba a punto de publicarse ‘Little Fires Everywhere’ , la segunda novela de una joven escritora Celeste Ng, que estaba inspirada en los ambientes del suburbio de Ohio donde había crecido de adolescente.

Witherspoon quedó tan encantada con el libro, que lo recomendó fervientemente en sus redes sociales como su libro del mes, ademas de asegurarse los derechos para su adaptación audiovisual tras convertirse en un best-seller de la noche a la mañana.

Su primer movimiento fue llamar a su amiga Kerry Washington para ofrecerle asociarse al proyecto y coprotagonizar la miniserie con ella. El siguiente paso fue conseguir a la persona que iba a adaptar la novela y entre otras candidatas llamaron a Liz Tigelaar, una guionista con más de veinte años de experiencia en todo tipo de series, desde que empezó su carrera como asistente en ‘Dawson Creek’.

Tigelaar llamó la atención de muchas personas, entre las que me cuento, con una modesta serie ‘Life Unexpected’ sobre el reencuentro fortuito de una chica adoptada con sus padres biológicos, que desconocían el infierno de casas de acogida y orfanatos que pasó el bebe tras ser dado en adopción.

La serie estaba basada en las experiencias como niña adoptada de la propia creadora y era una pequeña maravilla que estuvo dos años en antena . Como curiosidad puedo comentarle que casi todo el reparto de ‘Life Unexpected’ sale en pequeños cameos en ‘Little Fires Everywhere’ a modo de homenaje de la creadora a la serie que la puso en la mapa.

Tigelaar ( izq) no dudó en proponer a los dos estrellas una serie de cambios importantes en el libro, tanto en su inicio como en su final, para poder desarrollar más profundamente el mundo de esas dos familias, obteniendo rápidamente su aprobación, así como la de la autora Celeste Ng ( centro) que estaba encantada con expandir su universo literario.

Tras una importante puja para hacerse los derechos de la miniserie, la ganadora fue Hulu que aprobó los ocho episodios previstos y con esas dos grandes estrellas de cabezas de  cartel, lo que era una gran publicidad inicial para la cadena, que anunció su emisión al final del invierno de 2020 con el siguiente trailer.

La trama: La primera escena de “Little Fires Everywhere” muestra la mansión de los Richardson completamente envuelta en llamas, con la familia completamente desesperada viendo como se queman todos los recuerdos de una vida, a la vez que empiezan a preguntarse quién ha podido ser el pirómano  causante de ese devastador  incendio.

Tras ese shock inicial, la historia retrocede temporalmente hasta el momento de la llegada a Shaker Heights de Mia y su hija Pearl, que parecen estar en huida continua, durmiendo en el coche en muchas ocasiones y sin estarse quietas en ningún sitio.

Las presiones de su hija por tener algo de estabilidad en su vida y poder ir al instituto para poder relacionarse con otras personas que no sean su madre, acaban de convencer a Mia para alquilar la casa a Elena y echar por primera vez raíces en algún sitio. El primer encuentro del vídeo entre Elena y Mia es una perfecta muestra de las personalidades antagónicas de ambas mujeres.

‘Little Fires Everywhere’ se estructura en base a las relaciones de esas dos familias a cuatro niveles de complejidad, en primer lugar tenemos la relación primaria entre las dos mujeres, a la que sigue las relaciones de las madres con sus propios hijos, con el control obsesivo de la hija única que es Pearl por parte de su madre.

En el caso de Elena al tener cuatro hijos, dos chicos y dos chicas, la atención está más repartida, pero nunca oculta su predilección por los tres primeros, Lexie la hija espejo de su madre, Trip el popular y deportista y Moody el listo y retraído. La perjudicada en ese reparto de atención es la benjamina Izzy ( foto der), convertida en la oveja negra de la familia, y la principal fuente oficial de problemas familiares.

El tercer nivel de relación es el que establecen Mia y Elena con las hijas de la otra familia, donde las chicas y en especial Izzy, encuentran una comprensión que no les da su propia madre, lo que es una verdadera espoleta para aumentar las tensiones de rivalidad entre ambas, con escenas como la siguiente.

Por último el nivel inferior es para las relaciones a nivel adolescente entre los cinco chavales con unas dinámicas complicadas de Pearl, con los otro  cuatro vástagos de los Richardson.

En el título del artículo he hecho mención de cuatro tipos de maternidades y hasta el momento he mencionado dos, Mia, la madre soltera que cría sola a su hija y Elena la madre de familia numerosa en plan sueño americano.

Las dos restantes vienen de los entornos de ambas mujeres, Bebe Chow una camarera de origen chino que trabaja en un bar con Mia y que no logra superar la depresión que tuvo, tras abandonar en un parque de bomberos a su bebé al poco de nacer, al carecer de los medios para mantenerla. Mia no duda en intentar ayudar a esa madre biológica que solo quiere recuperar a su bebé.

La última madre es Linda la mejor amiga de Elena y que tras intentarlo de forma infructuosa durante muchos años, ha conseguido adoptar junto a su marido un bebé al que quiere y protege como si lo hubiera parido.

Esas cuatro formas de enfocar la maternidad van a cruzarse e interseccionar con las relaciones entre las dos familias de una forma brillante y llena de sorpresas, teniendo siempre en cuenta el horizonte marcado por esa escena del incendio que abre la miniserie.

‘Little Fires Everywhere’ mezcla con habilidad el melodrama familiar de ese grupo de personajes muy interesantes con el misterio inicial sobre la persona causante del incendio, con todas las piezas encajando a la perfección en el episodio final.

La meticulosidad con que ha sido elaborada la trama, no duda en dedicar un episodio completo ( el sexto) para mostrarnos el pasado de ambas mujeres con otras actrices como sus verdaderos  alter ego juveniles, que nos proporcionan las claves necesarias e imprescindibles para entender su situación actual

Tengo que reconocer que me ha encantado ese retrato familiar a varios niveles de complejidad, muy bien planteado y ejecutado y con unas grandes interpretaciones tanto de las actrices consagradas como de todos los chavales que están a un gran nivel.

Tenemos que aprender a dejar los prejuicios de prejuzgar a las series por el tipo de protagonismo que tienen, ya sea masculino o femenino y dejarnos llevar exclusivamente por su calidad como es el caso de esta excelente ‘Little Fires Everywhere’ de la que pueden el siguiente vídeo que nos muestra el set de rodaje.


Los actores: Reese Witherspoon es una de las personas más inteligentes de Hollywood y sabe elegir los papeles que más le convienen con una enorme habilidad. Su Elena Richardson es una magnífica composición de madre perfecta con ramalazos ocultos de bicho muy malo. Un registro ideal para que Reese Whiterspoon se luzca y de qué manera, en especial en el tramo final de la miniserie.

Otro gran acierto ha sido elegir a Joshua Jackson ( detras,  Dawson Creek. The Affair) como Bill el marido en la sombra que delega casi todas las tareas del hogar, entendiendo perfectamente su papel a la sombra de su mujer e incluso de sus hijos, siendo claramente la brújula moral de la familia.

Mención especial para la debutante Megan Stott ( der) que está deslumbrante como Izzy la hija más compleja de la familia y que ha sido capaz de expresar sus cambiantes estados de humor con una gran convicción.

La familia la completan otros tres actores jóvenes que cumplen muy dignamente con unos personajes juveniles más estereotipados, como es el caso de la veterana estrella infantil de Disney Jade Pettyjohn ( izq) como la perfecta hija mayor Lexie. Entre los chicos está mejor Gavin Lewis (delante) que interpreta al sensible Moody que Jordan Elsass (fondo) como el popular guaperas que es Trip, pero en ambos casos es porque el nivel del resto de actores es muy elevado y no pueden brillar igual.

Kerry Washington pertenece a la realeza de las actrices negras desde comienzos de este siglo, donde ha participado en grandes películas como ‘Ray’ o ‘Django Unchained’ pero su popularidad le llegó cuando la eligió Shonda Rhimes para el papel protagonista de Olivia Pope en ‘Scandal’ una persona que controla todos los entresijos de Washington, incluido al presidente.

Tras la serie ha diversificado sus opciones, empezando a producir y dirigir a la espera de encontrar algún papel a su medida como ésta Mia Warren, en la que se ha encontrado como pez en el agua, junto a su amiga y colega Reese Witherspoon, trayéndose incluso a su guionista de confianza Raamla Mohamed, como su única imposición para trabajar en la serie.

A un magnífico nivel está también la joven Lexie Underwood que interpreta a Pearl, una adolescente que empieza a cuestionarse todas las cosas que siempre le ha explicado su madre sobre su vida y su infancia y su búsqueda de respuestas va a socavar mucho la relación con su madre.

Final : ‘Little Fires Everywhere’ es una miniserie cerrada y así debería quedar para siempre, tras la resolución del misterio principal y conocer el destino de todos sus protagonistas.

A pesar de ello, no me extrañaría lo más mínimo que hicieran lo mismo que ha sucedido con otras miniseries cerradas, para seguir con la vida de los personajes más allá del limite literario que era el que marcaba la miniserie.

Hasta la creadora Liz Tigelaar ha expresado su posible interés en continuar con la historia, pero sin nada oficializado hasta la fecha y solo espero que la dejen tal como está, antes de mancillar su recuerdo como suele ocurrir con estas extensiones forzadas.

En España la pueden disfrutar en el servicio de Amazon, por lo que nada mejor que ponerles el trailer de su estreno español, para finalizar el artículo sobre esta gran serie.

Si les gustan los melodramas de lujo y sobre todo disfrutar con unos personajes femeninos fuertes y bien definidos, “Little Fires Everywhere ” es su cita ineludible de 2020.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino