Diario Vasco
img
‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’, Rowling nos devuelve al mundo mágico que nos enamoró
img
Asier Manrique | 23-11-2016 | 23:54| 0

ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS

Título original: Fantastic Beasts and Where to Find Them

Año: 2016

Duración: 133 minutos

País: Reino Unido

Director: David Yates

Guion: JK Rowling

Música: James Newton Howard

Fotografía: Philippe Rousselot

Reparto: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Colin Farrell,Carmen Ejogo, Samantha Morton, Ezra Miller, Ron Perlman, Johnny Depp, Zoë Kravitz, Gemma Chan, Kevin Guthrie, Jon Voight, Christine Marzano y Lucie Pohl

Productora: Heyday Films / Warner Bros.

Género: Fantástico / Aventuras

Año 1926. Newt Scamander acaba de completar un viaje por todo el mundo para encontrar y documentar una extraordinaria selección de criaturas mágicas. Llegando a Nueva York para hacer una breve parada en su camino, donde podría haber llegado y salido sin incidentes…pero no para un Muggle llamado Jacob, un caso perdido de magia, y la fuga de algunas criaturas fantásticas de Newt, que podrían causar problemas el mundo mágico y en el mundo Muggle. (FilmAffinity)

Lo admito, tenía ganas y no de ver este ‘Animales fantásticos y dónde econtrarlos’. Me atraía volver a encontrarme con un universo que, como a tantos de mi generación, nos atrajo a la lectura, ‘Harry Potter’ cambió los hábitos de mucha gente y como tal nos hizo devorar libros. Pero, en cambio, la experiencia cinematográfica de ‘Harry Potter’ no fue tan agradable, especialmente en la segunda mitad de la saga, las 4 películas que dirigió David Yates, un despropósito que desnaturalizó una saga que se cimentaba muy bien en la pantalla.

Pero claro, David Yates ha aprendido. Ya se notaba en las últimas dos entregas del niño mago que dirigió, había empezado a coger el ritmo y, si bien no llegaba al nivel de las películas dirigidas por Alfonso Cuarón o Mike Newell, era algo muy diferente a sus anteriores películas, auténticos truños que me prometo a traer a este blog.

Y ya centrándome en la película que toca, la nueva creación de JK Rowling, porque esta sí lleva la firma de la escritora, es un placer que sorprende. Si bien es forzada en ciertos pasajes, resulta una cinta sorprendente en su mayoría. También es verdad que al no haber leído el libro en el que se basa hay más lugar a sorpresas.

‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’ es una de las películas más esperadas de este año, y no decepciona. El trabajo actoral, sobre todo el de Ezra Miller (Batman v Superman), es competente. Dan todo de sí y consiguen transportarnos a esa Nueva York de la postguerra. Los protagonistas están bien, aunque Eddie Redmayne (La chica danesa) no lo consigo ver protagonizando estas películas. Pero es en dos secundarios donde se centra el verdadero interés actoral, Colin Farrell y un atormentado y misterioso Ezra Miller, un auténtico robaescenas.

Pero si algo destaca sobre todo es el apartado visual. Con una elección de colores más acertada que en ‘Harry Potter’, aquí disfrutamos de un espectáculo digno de admiración. Hasta el más pequeño de los detalles es aquí apoteósico. Este mundo mágico enamora, atrae y captura al espectador. Si bien la historia es muy trágica y oscura, hay mucho lugar a la luz también.

Y hablando de lo trágico, JK Rowling nos traslada directamente a uno de los pasajes de la historia de ‘Harry Potter’ que se mencionan de pasada en las novelas del niño mago, pero que hasta ahora no conocíamos como merecía. Se avecina una saga que promete muchas dosis de drama, con un trasfondo triste y oscuro y que nos hará comprender mejor a personajes clave como Albus Dumbledore, que aparecerá en la secuela. Una saga que parece que no va a tener miedo a explorar ese lado LGTB que con Dumbledore tendrá que tratar sí o sí.

Todo y así, una película que promete mucho y que cumple también. Primera vez que salgo del cine con ganas de volver a ver una película dirigida por David Yates, porque sí, tendremos que aguantarle en toda la saga. Y, sobre todo, gracias a JK Rowling por volver a enganchar a aquel niño que un buen día decidió coger un libro y empezar a leerlo de manera casi obsesiva. Como parte de esa generación que le debe mucho a ‘Harry Potter’, gracias.

Lo mejor: Ezra Miller.

Lo peor: Hay muchas situaciones forzadas.

Ver Post >
‘Blair Witch’, ¿qué necesidad había?
img
Asier Manrique | 16-11-2016 | 17:53| 0

BLAIR WITCH

Título original: Blair Witch

Año: 2016

Duración: 89 minutos

País: Estados Unidos

Director: Adam Wingard

Guion: Simon Barrett

Música: Adam Wingard

Fotografía: Robby Baumgartner

Reparto: James Allen McCune, Callie Hernandez, Corbin Reid, Brandon Scott, Wes Robinson y Valorie Curry

Productora: Lionsgate

Género: Terror

Secuela de ‘El proyecto de la bruja de Blair’. Unos estudiantes se adentran en los bosques Black Hills de Maryland para intentar descubrir qué pasó en la desaparición de la hermana de James, relacionada con la leyenda de la bruja de Blair. Pronto una pareja de lugareños se ofrece a ser sus guías en los bosques. (FilmAffinity)

Venga, vale, lo acepto, estamos en una época de secuelas, precuelas, reboots y falta de originalidad de cualquier tipo, pero lo de ‘Blair Witch’ es el colmo de lo absurdo. Una película barata, calcada a la original, pero sin ningún tipo de aliciente que consiga que el espectador se interese por ella de ninguna manera. Una oportunidad perdida de engrandecer la leyenda de una primera parte que consiguió poner una pica en Flandes, con un método de promoción única.

Fuera de aquella novedad que supuso promocionar la película en internet de forma viral cuando internet no era ni la sombra de lo que es ahora, El proyecto de la Bruja de Blair no aportó nada nuevo al género. Y su secuela cae en más de lo mismo, una serie de escenas y situaciones absurdas que no llevan a nada más que el sonrojo de un espectador engañado porque le han vendido lo que no es.

La película está llena de clichés, sin sentidos y actuaciones de gente que no vale para esto del cine. Una cinta que necesita enfatizar con golpes de sonido cada momento de tensión porque, de lo contrario, nadie pegaría un respingo en su butaca. Y es, a pesar de todo, lo más reseñable de este batiburrillo que han decidido llamar película. La música acompaña bien y pega en el conjunto, pero claro, su único propósito en la narración es la de enfatizar y no la de engrandecer el conjunto, como debiera ser. Para poner algo sin ninguna lógica mejor es que no pongan nada.

Los actores son malos, nada carismáticos. La historia no interesa en ningún momento. Los giros de argumento son ridículos. La edición es pésima, y la forma de rodar las escenas mareante. Nada, absolutamente nada, funciona, y solo espera triunfar basándose en la sombra de lo que fue la película original. Un triste pretexto para una película que debería ambicionar a mucho más.

Si guardas esperanzas de volver a vivir las sensaciones de El proyecto de la bruja de Blair, ésta no es tu película. Si esperas encontrar una buena película de terror, ésta no es tu película. En definitiva, no es una película para nadie.

‘El proyecto de la Bruja de Blair’ se rodó en secreto y se anunció al mundo de una forma totalmente original, aprovechando internet, que estaba todavía en pañales. Aquí han querido repetir el mismo impacto rodando la película sin anunciar nada y sorprendiendo al mundo con un trailer que nadie se esperaba. Bien, no es mala forma de promocionarse, pero el único golpe de efecto de la cinta se fue entonces, y ya no quedó nada más que una película olvidable.

La crítica la ha aplaudido, aunque esto ya no me sorprende, lo que me gusta no suele gustar, y viceversa. No sé qué le habrán visto, pero en la sesión de cine a la que acudí (gracias por la promoción especial de fin de semana de Cinesa, porque sino habría gastado dinero en esta bazofia) no hubo ni gritos, ni sustos, ni nada, solo una continua risa que recorría la sala. Y la venden como película de terror…

Lo mejor: Hay que admitir que el pretexto de la película es interesante.

Lo peor: Me falta espacio para decir todo lo malo.

Ver Post >
‘Elephant’, la visión de Gus Van Sant de la masacre de Columbine
img
Asier Manrique | 11-11-2016 | 09:27| 0

ELEPHANT

Título original: Elephant

Año: 2003

Duración: 81 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gus Van Sant

Guion: Gus Van Sant

Música: Ludwig Van Beethoven

Fotografía: Harris Savides

Reparto: Alex Frost, Eric Deulen, John Robinson, Elias McConnell, Jordan Taylor, Carrie Finklea, Nicole George, Alicia Miles, Timothy Bottoms y Matt Malloy

Productora: Meno Film Company

Género: Drama

Recreación de la matanza perpetrada por dos adolescentes en el instituto Columbine. Es un día cualquiera de otoño, y todos los estudiantes hacen su vida rutinaria: Eli, camino de clase, convence a una pareja de rockeros para hacerles unas fotos. Nate termina su entrenamiento de fútbol y queda con su novia Carrie para comer. John deja las llaves del coche de su padre en la conserjería del instituto para que las recoja su hermano. Pero ese día no será como los demás… (FilmAffinity)

Fue el primer gran tiroteo en un colegio en Estados Unidos, algo, desgraciadamente, habitual en estos días. Los hechos ocurrieron el 20 de abril de 1999 en el escuela superior de esta localidad del estado de Colorado. Dos individuos, Eric Harris y Dylan Klebold, asaltaron con ametralladoras, carabinas y cócteles molotov el colegio donde estudiaban y fueron víctimas de bullying durante años. La masacre, que duró menos de una hora, se saldó con 15 muertos (12 estudiantes, 1 profesor y los 2 perpetradores de la masacre, que terminaron por suicidarse) y 24 heridos.

Este hecho ha inspirado multitud de canciones, documentales y películas, además de ser el ejemplo para masacres posteriores. La fuerza dramática de un colegio asaltado por dos alumnos armados hasta arriba es tan potente que no podía el cine dejar pasar un hecho similar. Además, conmocionó de tal manera al mundo, y en especial a los Estados Unidos, que no es de extrañar que se hicieran películas y documentales sobre el caso.

Aunque no es un retrato de los hechos fiel a la realidad, ya que ni los nombres de los personajes, ni otros hechos narrados corresponden a la realidad, pero es una visión del director, Gus Van Sant, muy próxima a lo que ocurrió aquel fatídico 20 de abril de 1999. La película recrea la vida de una serie de estudiantes durante aquel día en el instituto y cómo afrontaron cada uno de ellos el momento en que Alex y Eric, se decidió darles el nombre de los actores que los interpretaban, irrumpen en el instituto y abren fuego.

La película, a pesar de no ser un retrato exacto de los hechos acaecidos, sí que tiene en cuenta el papel de ciertas personas. Así, es sabido que el personaje en el que se basa el interpretado por John Robinson fue avisado de lo que iba a ocurrir y pudo hacer que una serie de estudiantes y profesores no accedieran al instituto. También es sabido que uno de los estudiantes que se encontraba en la biblioteca pudo escapar del tiroteo porque los asaltantes le perdonaron la vida, aquí no se ve a tal personaje pero se puede presuponer que es el fotógrafo al que da vida Elias McConnell. También es sabido que hubo una sola víctima afroamericana, como el personaje interpretado por Bennie Dixon.

Así y todo, ‘Elephant’ es un retrato frío y distante de lo que pasó en Columbine. Van Sant, con su particular estilo, se recrea en planos secuencia y escenas donde los personajes caminan por los pasillos. El filme tiene la ventaja, o no, de que el espectador sabe cómo termina, por lo que se va preparando para ese momento final que no quiere ver, pero que no puede dejar de ver. Ocurre como con Playground, donde se aventura el final, nos horroriza como espectadores, pero no podemos dejar de mirar la pantalla.

Lo realmente interesante del relato viene del asalto de los personajes interpretados por Alex Frost y Eric Deulen en el colegio. De todos modos, incluso en ese momento de clímax en el que la narración debería tomar un cariz más dramático e intenso, Van Sant opta por una narración pálida y fría de los hechos. ‘Elephant’ no se recrea en las muertes, ni los asesinatos, ni en el horror de lo ocurrido, es, simplemente, un retrato de lo que ocurrió. El espectador asiste ante una muestra descarnada del horror más absoluto que no necesita ser enfatizado con el ruido y la sangre para así remover conciencias.

Y es en no enfatizar sobre los actos, y sencillamente mostrarlos, donde Van Sant encuentra el gran potencial de esta película encuadrada dentro de su “Trilogía de la muerte” y que se ha vuelto una película de culto. Como espectador es imposible no hacerse preguntas y cuestionarse qué llevó a los estudiantes a hacer lo que hicieron y si estaba o no justificado. El director no se moja en esa cuestión, por eso no hace distinción en el énfasis entre las diferentes partes de la cinta. Porque no solo hace daño alguien rabioso con un arma, sino que algo ha llevado a ese armado a estar así de rabioso con la sociedad, algo que no mata, pero que corrompe y destroza.

Lo mejor: La película tiene un ritmo único durante todo el metraje, la narración del previo y de la masacre tiene la misma intensidad y frialdad.

Lo peor: De acuerdo, es el estilo de Van Sant, pero tantos planos de gente paseando por los pasillos me saturan.

Ver Post >
‘Dr. Strange’, Marvel arriesga y gana
img
Asier Manrique | 04-11-2016 | 00:02| 0

DR. STRANGE (DOCTOR EXTRAÑO)

Título original: Doctor Strange

Año: 2016

Duración: 115 minutos

País: Estados Unidos

Director: Scott Derrickson

Guion: C. Robert Cargill, Scott Derrickson y Jon Spaihts

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Ben Davis

Reparto: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Benjamin Bratt, Michael Stuhlbarg, Scott Adkins, Zara Phythian, Alaa Safi,Katrina Durden, Neve Gachev, Amy Landecker, Dante Briggins, Tony Paul West,Daniel Eghan, Annarie Boor, Jill Buchanan, Pezhmaan Alinia y Stan Lee

Productora: Marvel Studios

Género: Fantástico / Acción / Comedia

Dr. Stephen Strange, cuya vida cambia para siempre luego de un accidente automovilístico que lo deja sin poder mover sus manos. Cuando la medicina tradicional falla, se ve obligado a buscar una cura y esperanzas en un lugar impensado: una comunidad aislada llamada Kamar-Taj. Rápidamente descubre que éste no es sólo un centro de recuperación, sino también la primera línea de una batalla en contra de fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad. En poco tiempo, Strange, armado con sus poderes mágicos recientemente adquiridos, se ve obligado a elegir entre volver a su antigua vida de riqueza y estatus o dejarlo todo, para defender el mundo como el mago más poderoso del planeta. (FilmAffinity)

Al igual que le pasó a Marvel con Guardianes de la Galaxia, arriesgan en la producción de una historia diferente, poco conocida, y ganan. ‘Dr. Strange’ es la enésima película de superhéroes que nos llega estos días, por ese lado nada de originalidad, pero con una presentación muy original y diferente, la cinta de Scott Derrickson se alza como una historia que se sale del tono habitual de Marvel.

Visualmente, ‘Dr Strange’, es una historia apabullante. Un planteamiento de efectos digitales, escenarios y fotografía cuidados al milímetro hacen de esta una cinta inolvidable. Tal vez pueda caer en la repetición de escenas barrocas y sobrecargadas, pero eso no quita para que sea la más elaborada de las películas de Marvel hasta la fecha.

Todo esto, sin embargo, no se acompaña de un guion de 10. Está bien, estamos ante Marvel, y sabemos que hacen películas facilonas, palomiteras y de echar el rato, sí, pero también han demostrado saber hacer guiones elaborados como los de Capitán América: Civil War. Aquí se echa en falta que además de confiarlo todo a una historia potente, haya algo más que pueda convertirla en una película memorable.

En el plano actoral, bien, cubierto y con creces. Tener en el reparto a fieras como Benedict Cumberbatch (El Hobbit), Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud) o Mads Mikkelsen (Casino Royale), es garantía de éxito. Marvel tiene la enorme capacidad de atraer a sus películas a grandes intérpretes que dan cuenta de su calidad actoral aun interpretando a personajes “menores”. Aquí también aparecen Rachel McAdams (Spotlight), Tilda Swinton (El Gran Hotel Budapest) o Stan Lee, con su habitual cameo.

Sin ser lector de los cómics, y sin estar familiarizado con la historia, ‘Dr. Strange’ guarda parecido con otras películas como ‘Iron Man’, ‘Thor’ o ‘Spiderman’. Se nota la mano de sus creadores en una historia que, a pesar de ser típica y previsible, no aburre en ningún momento.

Lo mejor: todo el apartado visual, es una delicia difícil de olvidar.

Lo peor: es muy maniqueo, no aporta nada nuevo y cae en los lugares comunes de siempre.

Ver Post >
‘Ot: la película’, para los auténticos fans de los triunfitos
img
Asier Manrique | 28-10-2016 | 08:42| 0

OT: LA PELÍCULA

Título original: OT: la película

Año: 2002

Duración: 85 minutos

País: España

Director: Jaume Balagueró y Paco Plaza

Guion: Jaume Balagueró y Paco Plaza

Fotografía: Pablo Rosso

Reparto: Rosa López, David Bisbal, David Bustamante, Chenoa, Manu Tenorio, Verónica Romero, Gisela Lladó, Nuria Fergó, Naim Thomas, Álex Casademunt, Alejandro Parreño, Juan Camus, Natalia, Geno Machado, Javián, Mireia Montávez y Poty

Productora: Academia de Artistas S.L.

Género: Documental

Documental sobre la multitudinaria gira de los alumnos de “Operación Triunfo”, un exitoso programa español consistente en una academia musical televisada para formar a jóvenes cantantes. Dicho programa obtuvo altísimas cuotas de audiencia en la televisión española, los discos de sus galas se vendieron por cientos de miles y facilitaron -inicialmente- las carreras profesionales de todos sus participantes. Narra la gira veraniega durante la cual los jóvenes, convertidos en estrellas, recorrieron España dando conciertos. (FilmAffinity)

2002 fue el año en que España entera se paralizó para ver la aventura de 16 chicos y chicas en busca de su sueño, cantar. Operación Triunfo fue, es y será historia viva de nuestra televisión y cultura popular. Negar la influencia de este programa en toda una generación, incluso en más de una, es negar la realidad. Operación Triunfo marcó de tal manera que hoy, con el reencuentro, 15 años después, está volviendo a paralizar al país.

Aquellos Bisbal, Chenoa, Bustamante, Rosa, Naim, Gisela, Manu, Verónica o Nuria, enamoraron a todo un país con sus ilusiones durante 5 meses de programa de televisión. Ellos devolvieron al Festival de Eurovisión al primer plano que nunca debió haber abandonado, y consiguieron un hito histórico al marcar la increíble cifra de un 80% de cuota de pantalla durante el Festival de Eurovisión 2002, algo imposible de repetir hoy por hoy. Más de 12 millones de personas seguían en directo a unos chicos crecer hasta convertirse en estrellas de la música.

El cuento fue bonito, nos ilusionó a todos, pero también dejó tras de sí una película, un documental. Los posteriormente directores de cine de terror, Balagueró y Plaza, probaron suerte con este documental que tiene más de intención que de resultado. Una historia únicamente contada para los fans fans fans del formato, entre los que me incluyo, pero que tiene poco de artístico o cinematográfico. En general, todos los documentales sobre conciertos tienen esa carencia, aportan realmente poco más.

Su mayor virtud es mostrar como un grupo de chavales pasa del anonimato más absoluto, con permiso de Naim Thomas que sí había tenido algún que otro papel relevante en el cine, incluyendo la famosa escena de bañera en ‘Caricias’, al estrellato más desmesurado. Las dudas, los miedos, los llantos, las alegrías, los baños de masas y las soledades más buscadas, todo eso lo recoge un documental, al que hay que reprochar que se queda más en la insinuación que en el mensaje directo que debería tener. Se dejan entrever algunas de las confesiones que estos días, los mismos protagonistas, están volviendo a sacar a colación.

Operación Triunfo aportó mucho a la música, ya que consiguió que la imparable decadencia de un sistema de industria musical en España viviera un par de años extra de esplendor gracias a chicos y chicas que fueron dejados de lado por los importantes de la industria, los mismos que hoy matarían por cantar con Bisbal, por poner un ejemplo. Operación Triunfo resucitó la música en la televisión y aportó una nueva forma de hacer realitys y talent shows dejando de lado el tono de bronca y morbo de Gran Hermano o Supervivientes.

Este documental, igual que la serie de documentales que ahora La 1 de Televisión Española emite, son un regalo para los fans. Para todos los demás, detractores, haters o gente que pasa de este fenómeno de masas, será un documental sumamente aburrido y que pasará con más pena que gloria.

Lo mejor: tiene pinceladas de cruda realidad con las confesiones de los 16 triunfitos.

Lo peor: las actuaciones en directo están muy mal rodadas y no consigue el efecto que documentales como En la cama con Madonna sí conseguía.

Ver Post >
‘Inferno’, un batiburrillo que no engancha
img
Asier Manrique | 21-10-2016 | 08:44| 0

INFERNO

Título original: Inferno

Año: 2016

Duración: 121 minutos

País: Estados Unidos

Director: Ron Howard

Guion: David Koepp (basado en la novela de Dan Brown)

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Salvatore Totino

Reparto: Tom Hanks, Felicity Jones, Ben Foster, Irrfan Khan, Omar Sy, Sidse Babett Knudsen, Ana Ularu, Jon Donahue, Cesare Cremonini, Xavier Laurent, Fausto Maria Sciarappa, Juan Ignacio Pita

Productora: Imagine Entertainment

Género: Thriller

Puedes leer también sobre otras películas basadas en las novelas de Dan Brown como El código Da Vinci y Ángeles y demonios.

Robert Langdon, el famoso profesor de simbología se encuentra tras el rastro de una serie de pistas conectadas con el mismísimo Dante. Cuando Langdon despierta con amnesia en un hospital italiano, hará equipo con Sienna Brooks, una doctora de la que él espera le ayude a recuperar sus recuerdos. Juntos recorrerán Europa en una carrera a contrarreloj para desbaratar una letal conspiración global. (FilmAffinity)

La tercera entrega de las películas basadas en las novelas de Dan Brown lleva una semana en nuestra cartelera. Se trata de la adaptación de ‘Inferno’ la última novela de esta saga protagonizada por el profesor Robert Langdon, una especie de James Bond de la simbología.

Si las anteriores entregas eran, en cierta forma entretenidas, a pesar del considerable toque fantástico y de fe que tiene que poner el espectador para digerir el conjunto, aquí todo esto se desmorona. A pesar de ser un tema más próximo a la realidad, la superpoblación del planeta, no hay quien se pueda creer que en este conjunto entren Dante o Enrico Dandolo. Está todo cogido con muchas pinzas, demasiadas pinzas.

Si sumamos que es imposible concentrarse en una historia contada con una cámara tan temblorosa como la de Ron Howard y con unos efectos que pretenden ser alucinógenos, el conjunto es todavía más complicado de digerir. Una película que naufraga en un mar de dudas, y que no se percibe que vaya a solucionarse en ningún momento. Con un elenco totalmente desaprovechado y una conclusión que importa más bien poco.

Hablar de ‘Inferno’ es hablar de Tom Hanks (Salvar al soldado Ryan), Felicity Jones (Un monstruo viene a verme), Omar Sy (Intocable) o Sidse Babett Knudsen (La doctora de Brest), grandes nombres que deberían garantizar un buen filme. Pero claro, después ves el conjunto y te preguntas qué ha pasado aquí. Ha pasado que nadie se ha tomado en serio el trabajo y que se ha hecho con más desgana que otra cosa.

A medida que la duración de las películas de la trilogía han ido menguando, también ha menguado la calidad y el interés. Si ni los propios protagonistas se lo creen, ¿por qué lo debe hacer el espectador? No hay muchos motivos para ver esta cinta que ha nacido con el único propósito de recaudar y nada más, y ya veremos, incluso, cuánto puede llegar a recaudar.

Lo mejor: las imágenes aéreas de Florencia, Venecia y Estambul.

Lo peor: genera nulo interés y el elenco está completamente desaprovechado.

Ver Post >
‘Ángeles y demonios’, mejora el ritmo, la tensión y el interés
img
Asier Manrique | 21-10-2016 | 08:45| 0

ÁNGELES Y DEMONIOS

Título original: Angels & Demons

Año: 2009

Duración: 138 minutos

País: Estados Unidos

Director: Ron Howard

Guion: Akiva Goldsman y David Koepp

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Salvatore Totino

Reparto: Tom Hanks, Ewan McGregor, Ayelet Zurer, Stellan Skarsgård, Pierfrancesco Favino, Nikolaj Lie Kaas, Armin Mueller-Stahl, Thure Lindhardt, David Pasquesi,Cosimo Fusco y Victor Alfieri

Productora: Columbia Pictures

Género: Thriller

Puedes leer también sobre otras películas basadas en las novelas de Dan Brown como El código Da Vinci e Inferno.

El profesor de simbología religiosa Robert Langdon, absorto en la investigación de una antigua secta satánica, la de los “Illuminati”, busca el arma más mortífera de la humanidad (antimateria), que algunos miembros de esta secta han introducido en el Vaticano. Langdon y una científica italiana se lanzan a una carrera contrarreloj para evitar el desastre. (FilmAffinity)

Después de una primera entrega que convenció al público, por su recaudación, pero no a la crítica, Ron Howard y Tom Hanks (El puente de los espías) regresan a la carga con ‘Ángeles y demonios’. Originalmente ésta debió ser la primera entrega en el cine, si atendemos a la serie literaria, pero mejor comenzar con el best-seller y después explotar toda la franquicia.

Si El código Da Vinci comenzaba con mucha fuerza y después se desinflaba, ‘Ángeles y demonios’ consigue mantener mejor el ritmo a lo largo de toda la cinta. Los hechos que narra permiten que la tensión se mantenga en lo alto de principio a final. Así mismo, el guion facilita que el espectador esté más atento durante las más de dos horas que dura la cinta basada en el libro de Dan Brown.

En esta segunda entrega de las historias de Robert Langdon, el escenario es la Ciudad del Vaticano, así que, ya lo puedes imaginar, la Iglesia Católica se negó en rotundo a que pudieran rodar en sus edificios y lugares. Y, como ocurriera con El código Da Vinci, esto resultó en una publicidad gratuita para la película.

En ‘Ángeles y demonios’ se suman Ewan McGregor (American Pastoral) y Stellan Skarsgård (Mamma Mia!), el resto de actores son intérpretes italianos que el gran público no conoce. En general, nos encontramos ante un reparto más en forma que en El código Da Vinci. Se nota que el material literario en el que se basa esta película no tiene el mismo tirón de aquel, era necesario destacar y ofrecer algo más.

Howard y compañía consiguen construir una historia más sensata y disfrutable por el espectador. Aunque la parte de la ciencia ficción sigue ahí, ‘Ángeles y demonios’ es más digerible que su hermana mayor. Una película para los amantes del cine de acción. Abstenerse religiosos empedernidos.

Lo mejor: la recreación de las localizaciones, especialmente el Vaticano.

Lo peor: tiene un acto central más irregular, falla en mantener el ritmo constante.

Ver Post >
‘El código Da Vinci’, la película anticlímax
img
Asier Manrique | 21-10-2016 | 08:46| 0

EL CÓDIGO DA VINCI

Título original: The Da Vinci Code

Año: 2006

Duración: 147 minutos

País: Estados Unidos

Director: Ron Howard

Guion: Akiva Goldsman (basado en la novela de Dan Brown)

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Salvatore Totino

Reparto: Tom Hanks, Audrey Tautou, Ian McKellen, Alfred Molina, Jean Reno, Jürgen Prochnow, Paul Bettany, Etienne Chicot, Jean-Pierre Marielle, Clive Carter, Seth Gabel y Jean-Yves Berteloot

Productora: Columbia Pictures

Género: Thriller

Puedes leer también sobre otras películas basadas en las novelas de Dan Brown como Ángeles y demonios’ e Inferno.

El catedrático y afamado simbologista Robert Langdon se ve obligado a acudir una noche al Museo del Louvre, cuando el asesinato de un restaurador deja tras de sí un misterioso rastro de símbolos y pistas. Con la ayuda de la criptógrafa de la policía Sophie Neveu y poniendo en juego su propia vida, Langdon descubre que la obra de Leonardo Da Vinci esconde una serie de misterios que apuntan a una sociedad secreta encargada de custodiar un antiguo secreto que ha permanecido oculto durante dos mil años… (FilmAffinity)

Vapuleada por la crítica, no sin razón, ‘El código Da Vinci’ es una gran película de acción, ya está, punto y final. No es una película que deba estar entre las películas favoritas de ningún amante del cine, no lo estará seguramente. No es una película que vaya a aparecer en el listado de mejores películas de la historia, ni tampoco entre las peores. Es una película más, entretenida, palomitera y que pretende ser muy seria, pero no lo consigue del todo.

La película de Ron Howard, director que no me genera nada, bueno, sí, indiferencia, es una sucesión de escenas con el único propósito de crear un gran clímax, pero, atención, aquí también fracasa. Y es que la cinta pierde fuelle una vez salen de la mansión del personaje interpretado por Ian McKellen (Mr. Holmes). Todo lo que ocurre después de los sucesos de Château Villette no interesa lo más mínimo. Es la película anticlímax, ya que comienza con su parte más interesante (París) y termina por diluirse como un azucarillo hasta no ofrecer nada interesante en su recta final.

Junto a McKellen, es Tom Hanks (Salvar al soldado Ryan) el que sube el nivel actoral de la cinta. Tenemos grandes nombres como Jean Reno, Alfred Molina o Paul Bettany (Vengadores. La era de Ultrón), pero ninguno aporta demasiado a la historia, tal vez se podría salvar a Bettany, como el famoso monje albino. Audrey Tautou (The Odyssey) no convence como protagonista de la película y, debo admitir, que le tengo cierta manía por ser la protagonista de esa insufrible película llamada ‘Amélie’.

Como espectador asistirá usted a un recital de escenas imparables con un ritmo veloz, pero sorprendentemente lento en el conjunto. Una cinta que hay que tomársela como un divertimento y no como un ensayo sesudo sobre la religión y su trasfondo. Es entretenido y punto.

Lo sorprendente es que la iglesia católica siga escandalizándose por películas que tocan su dogma, su historia y sus códigos. Cada vez que alguien les hace referencia salen en tromba y hablan de ello sin parar, ¿no se dan cuenta de que le hacen publicidad gratis? Es por motivos como este que la película llegó a ser todo un éxito, igual que el best-seller en el que se basa.

Lo mejor: todo lo que ocurre en París resulta muy interesante y entretenido.

Lo peor: empieza todo muy fuerte pero deriva en un final soporífero.

Ver Post >
‘Mommy’, la más completa de Xavier Dolan
img
Asier Manrique | 14-10-2016 | 08:10| 0

MOMMY

Título original: Mommy

Año: 2014

Duración: 139 minutos

País: Canadá

Director: Xavier Dolan

Guion: Xavier Dolan

Música: Eduardo Noya

Fotografía: André Turpin

Reparto: Anne Dorval, Antoine-Olivier Pilon, Suzanne Clément, Alexandre Goyette y Patrick Huard

Productora: Metafilms

Género: Drama

En una Canadá ficticia, se aprueba una ley que permite que los padres incapaces de controlar a sus hijos problemáticos les internen en un centro especial. Sin embargo, Diane “Die” Despres, una madre viuda con carácter, decide educar ella misma a su hijo adolescente Steve, que padece ADHD y que puede llegar a resultar violento. Kyla, la vecina de enfrente de su casa, le ofrece su ayuda a Die. La relación entre los tres se hará cada vez más estrecha, surgiendo preguntas sobre el misterio de su vida. (FilmAffinity)

Ya comenté cuando abrí el año con Yo maté a mi madre que Xavier Dolan es de esos directores que admiro y que sigo con mucho interés. Será porque tenemos cosas en común, porque tenemos un gusto musical y cinematográfico similar, porque su tipo de hacer cine conecta mejor conmigo o por la cercanía en cuanto a la edad, pero es de estos cineastas que me llaman mucho la atención. Me pasa como a los jurados de Cannes que le aplauden sin parar cada vez que se presenta allí.

Este enfant terrible del cine canadiense está  llamado a ser uno de los grandes referentes del cine en los próximos años. Su carrera, al principio centrada en Canadá, va cogiendo más peso internacional y se le tiene en cuenta para producciones de envergadura. Actores de prestigio se matan por trabajar con él, y él se hace querer.

En este universo cinematográfico que se va expandiendo con casi una película por año, Dolan nos deja entrever ese mundo personal y único donde se percibe el innegable toque del cine de Almodóvar. Especialmente reconocible es la influencia del director manchego en el canadiense en la presencia protagónica y potente de una serie de actrices como Anne Dorval o Suzanne Clément, protagonistas aquí, en numerosos filmes.

Pero centrándome en ‘Mommy’, este filme supone la madurez de Xavier Dolan como director. Se nota su evolución en el tiempo, pero, sin perder ese toque personal que hace que sus películas sean únicas. Un director que se desgarra en cada una de sus cintas, ofreciendo un espectáculo único y trepidante. Pecará de excesivo en ocasiones, sí, pero de lo contrario no sería él.

Algunos tachan ‘Mommy’ de pretenciosa, pero lo es porque apenas se quedan en la imagen superficial de una película presentada en un claustrofóbico aspecto de 1:1. Dolan juega con las proporciones y ensancha y contrae la pantalla, como ya hiciera tímidamente en ‘Tom à la ferme’, pero llevándolo aquí a una dimensión mucho mayor. Igual que en I Am Not Madame Bovary, pero bien hecho.

Como es habitual, la imagen es un punto importantísimo de las películas del director quebequés. Él decide desde el vestuario hasta la banda sonora, e imprime ese estilo tan personal y único de hacer cine. Cada secuencia y plano tiene la fuerza de ser única en su conjunto, mostrando una fuerza dramática que se plasma, especialmente, en el personaje de Steve, interpretado brillantemente por Antoine-Olivier Pilon. El actor va variando en su forma de vestir y en su look en esas idas y venidas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad que sufre.

El protagonista, acompañado de dos grandes señoras del cine canadiense, y del cine de Dolan en particular, nos dejan una película desgarradora. Con la cuestión de si los padres deben asumir el cuidado de sus hijos a pesar de que éstos les hagan la vida imposible. Si el desastre más absoluto como familia puede ayudar a una persona a liberarse de los miedos que tiene. O si hay que anteponer la libertad y la salud a la obligación. Temas, todos ellos, habituales en el cine del director de Montreal.

Lo mejor: es Xavier Dolan en estado puro, los que conozcan su cine y lo amen, amarán este filme.

Lo peor: para los que no acostumbran al tono excesivo y casi pretencioso, de Dolan, puede ser un pasatiempo demasiado largo.


Ver Post >
‘Saw III’, recreándose en el sadismo
img
Asier Manrique | 10-10-2016 | 09:12| 0

SAW III

Título original: Saw III

Año: 2006

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Darren Lynn Bousman

Guion: Leigh Whannell y Jan Wan

Música: Charlie Clouser

Fotografía: David Armstrong

Reparto: Tobin Bell, Shawnee Smith, Angus Macfadyen, Bahar Soomekh, Dina Meyer, Lyriq Bent, Debra McCabe, Barry Flatman, Mpho Koaho, Donnie Wahlberg, Costas Mandylor, J. LaRose, Leigh Whannell, Betsy Russell

Productora: Lions Gate Films

Género: Terror

Nuevas y macabras aventuras del siniestro Jigsaw, el hombre que mueve los hilos de los espantosos juegos que han aterrorizado a la comunidad y desconcertado a la policía. Jigsaw, una vez más, ha conseguido escapar, esta vez con la ayuda de su nueva aprendiz, Amanda. Mientras la policía local intenta localizarle, la Doctora Lynn Denlon y Jeff no saben que están a punto de convertirse en los siguientes peones de este horrible juego. (Filmaffinity)

Otro año pasó desde que Saw II fuese proyectada en los cines hasta que llegara su secuela, ‘Saw III’. Parece que la fórmula de la segunda entrega gustó y vuelve el director, el guionista y parte importante del reparto.

Si algo distingue a ‘Saw III’ de sus predecesoras es el placer que sus creadores sintieron al convertir la violencia en el todo de la película, cuando en las entregas anteriores la violencia era la consecuencia de algo mucho mayor. Aquí los personajes siguen manteniendo ese fondo atormentado que les lleva a encontrarse en el lugar donde se encuentran, pero todos están llevados al extremo, lo que convierte a ‘Saw III’ en la más gore de las entregas presentadas hasta la fecha dentro de la saga.

Los personajes de Tobin Bell y Shawnee Smith siguen siendo los principales de la historia, profundizando en ellos. Bell volvería a ser nominado en los MTV Movie Awards al Mejor Villano, igual que porSaw II, perdiendo el premio por segunda vez consecutiva. Se vería superado por Hayden Christensen (Star Wars III, la venganza de los Sith), la primera vez, y Jack Nicholson (‘Infiltrados’) la segunda. Volverá a la película también Donnie Wahler.

En esta ocasión las víctimas principales del juego serán Angus Macfadyen y Bahar Soomekh. Macfadyen interpreta a Jeff, un padre con deseo de vengar la muerte de su hijo. El actor ha participado en producciones importantes como ‘Braveheart’ o ‘Equilibrium’.

Bahar Soomekh interpreta a la doctora Lynn Denlon, atormentada por su desdichada vida. Denlon es repudiada por su marido, al que ha engañado, y arrastrada ante Jigsaw, obligada a mantenerlo con vida. Soomekh es una actriz iraní que ha participado como secundaria en multitud de producciones como las series ’24′ y ‘Bones’.

Mismo director y mismos guionistas, incluyendo a Jan Wan, director de la primera parte. En este caso la película pierde a uno de sus creadores, Gregg Hoffman, fallecido poco después del estreno de Saw II.  Comienza a notarse la ausencia de ideas, suplidas aquí por mayor dosis de violencia y escenas gore. Por primera vez en toda la saga los espectadores asistirán a escenas realmente repugnantes. Aquellos que pensaron que las dos primeras cintas de Saw eran visualmente duras, cambiarán de opinión con esta.

Lo más acertado de la cinta es su final, muy en la línea de lo ofrecido en las anteriores partes, encajando todas las piezas y dejando al espectador con ganas de más, a pesar de haberlo pasado mal durante algo más de hora y media. El guion resulta confuso en muchos momentos, perdiendo la brillantez de las dos primeras partes y convirtiéndose en una mezcla complicada de flashbacks, necesarias en algunos puntos para explicar sucesos pasados como pedían los fans de la franquicia, y escenas de tortura. Tampoco el presupuesto de 10 millones, frente al millón y medio de Saw y los cuatro millones deSaw II convierten a esta cinta en una película que aporte algo más.

Lo mejor: Tobin Bell, sigue siendo lo mejor de la franquicia.

Lo peor: Pierde el rumbo completamente respecto a las anteriores entregas, es la violencia por la violencia.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor