Joan of Arcadia : el efecto mariposa de los pequeños actos por mandato divino | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Joan of Arcadia : el efecto mariposa de los pequeños actos por mandato divino

La profunda religiosidad de importantes sectores de la sociedad estadounidense ha tenido un importante reflejo en su industria televisiva, con muchas series donde la presencia de Dios de forma directa o indirecta en la vida de las personas era la base de las tramas, con ejemplos que recordarán como ‘Autopista hacia el Cielo’ o ‘Tocados por un  Ángel’, donde los designios celestiales se cumplían a través de sus enviados terrenales. De entre todas las series con esa temática, destaca con luz propia y por encima de todas, ‘Joan Of Arcadia’ un relato costumbrista sobre los efectos que tienen en una adolescente, las misiones que Dios le encomienda con sus apariciones en diferentes formas y personajes.

La delicadeza y la sutileza con que son tratadas las historias semanales no caen nunca en la cursilada ni en la adoración religiosa en la que se suelen mover este tipo de series de carácter místico, por lo que tuvo un gran éxito inicial, llegando a ser nominada al mejor drama en los Emmy de su temporada inicial.

Precisamente esa voluntad de no caer en el tópico religioso, no era aceptada de buen grado por diversos grupos religiosos que no aceptan ninguna visión de Dios que no sea la suya, por lo que acabó siendo cancelada tras su segunda temporada, cuando aún le quedaban muchas cosas por contar, como les vamos a comentar a continuación.

Ficha: Joan of Arcadia 25ep Sep 2003-Abr 2005  Cadena: CBS (USA) –Antena 3-Cosmopolitan (E)

Sinopsis: Joan Girardi es una adolescente que vive en la localidad de Arcadia en el estado de Maryland, que ve como su vida cambia cuando se ve abordada por un joven que le asegura ser Dios.

El ser divino le recuerda una promesa que hizo en una plegaria cuando le dijo que haría lo que quisiera si evitaba que su hermano mayor Kevin muriera cuando estaba en estado gravísimo tras un accidente de circulación. Su hermano no murió pero quedó parapléjico y Dios le recuerda que tiene que cumplir su parte de la promesa, por lo que le empieza a encargar pequeñas misiones sin darle ninguna pista sobre el objetivo a cumplir ante el desconcierto de la pobre Joan.

Pronto empieza a percatarse del efecto mariposa de muchos de esos pequeños actos que le encarga Dios y como su interacción dirigida e involuntaria puede cambiar el destino de muchas personas para bien, sin ser consciente de ello.

El inicio: Barbara Hall tiene una carrera como guionista de lo más destacada desde sus inicios en comedias como ‘Family Ties’ o ‘Newhart’, para ir derivando hacia la escritura dramática por preferir la soledad al alboroto de una sala de guionistas de comedías. Empezó  a trabajar en grandes series como ‘Luz de Luna’, ‘Doctor en Alaska’ ,’Tiempo de Conflictos’ o ‘Urgencias’ hasta que a finales del siglo pasado desarrolló su primera serie ‘Judging Amy’ sobre una jueza de familia en una pequeña ciudad que fue un pequeño éxito para la cadena CBS con seis temporadas en antena.

Criada en una familia metodista profundamente religiosa, Barbara Hall estaba obsesionada con el mito de Juana de Arco, la legendaria guerrera francesa que se vio obligada a cambiar su destino tras la revelación divina que tuvo y siempre había tenido en mente crear alguna serie inspirada en esa historia y sobre todo en esa aparición.

Su opción fue ubicarla en una familia de clase media americana con la hija adolescente como vehículo involuntario de esas voluntades divinas y observar las reacciones de la comunidad y de su familia frente a sus nuevos comportamientos.

Gracias a su éxito con ‘Judging Amy,’ la cadena  CBS, recibió la propuesta con curiosidad y tras ver el piloto, le dio su aprobación para incluirla en su temporada otoñal, con ese juego de palabras en el título  de ‘Joan of Arcadia’ con esa hábil mezcla de la legendaria figura histórica francesa y el pueblo donde vive.

Su estreno suscitó un gran entusiasmo por la crítica especializada, que valoraba especialmente el terreno inexplorado por donde iba a transitar la serie, evitando caer en el milagro de la semana. El público la recibió de forma  esplendida a pesar de ser emitida los viernes por la noche, el lugar más tranquilo de la programación, gracias a promociones como la siguiente.

Barbara Hall ha seguido trabajando en grandes series como ‘Homeland’ y ahora lleva varias temporadas con ‘Madame Secretary’ otra excelente muestra de su talento como creadora y guionista de historias familiares en los lugares más insospechados como puede ser el gobierno de la nación.

La trama: ‘Joan of Arcadia’ establece una premisa difícil de aceptar a priori en su magnifico episodio piloto, cuando Dios elige la forma de un atractivo joven para venir a cobrar su deuda con la pobre Joan, que no es una persona especialmente religiosa, pero que en su desesperación le pidió la salvación de su hermano.

En la siguiente escena pueden ver ese momento de esa primera aparición cuando le revela que esa persona con la que está hablando es el mismo Dios y se lo demuestra.

Joan no acepta siempre de buen grado esas misiones semanales, porque no entiende la aleatoriedad de muchas de ellas, como intentar unirse al equipo de animadoras o ir con un abusón como pareja a un baile escolar. Poco a poco, sin  saberlo ni quererlo se va dando cuenta que todo tiene un propósito en el gran esquema de las cosas, aunque sea incapaz de verlo al principio.

Su familia juega un papel muy importante, empezando por su padre, el jefe de policía local Will, al que muchas veces ayuda de forma indirecta en los casos policiales, con esa información divina privilegiada que maneja. Su madre Helen es una artista que ha superado un pasado traumático, pero sigue obsesionada con el accidente de su hijo Kevin, del que solo espera un milagro que le permita volver a caminar.

Kevin por su parte debe vivir con la conciencia de no haber evitado que un amigo bebido se pusiera al volante del coche con el que tuvo el accidente e intenta rehacer su vida trabajando en el periódico local.

El último miembro de la familia es el hermano pequeño Luke, un cerebrito científico que se siente bastante abandonado por la familia, ante los problemas de sus hermanos.

La cabecera de la serie tiene la poderosa canción de Joan Osborne ‘One of Us’ y nos presenta al excelente reparto que tiene la serie.

‘Joan of Arcadia’ tiene una estructura doble que tiene como eje principal la aparición semanal de Dios en forma de cualquier persona inesperada que se acerca a Joan y de una forma muy críptica le indica lo que debe hacer a continuación, pero sin darle ninguna pista ni responder a sus preguntas.

Joan obedece a regañadientes y va descubriendo poco a poco cuál es la intención divina en cada caso y como es utilizada como una especie de instrumento involuntario para cumplir sus designios, como en este caso con  un jugador de ajedrez como interlocutor.

El segundo nivel es el de continuidad y tiene mucho que ver con la percepción que tiene su familia, ante los continuos cambios de actividades de Joan. A sus ojos,  intenta una cosa nueva cada semana para abandonarla rápidamente, con un comportamiento errático que va creciendo a medida que van acumulándose sus misiones y su mochila de actos realizados.

Las tramas son completadas con historias secundarias de los personajes principales y que no tienen relación directa con el encargo celestial, como por ejemplo las historias de amoríos adolescentes de Joan con Adam, una persona con  la que se encuentra en esa frontera entre la amistad y el amor, que ninguno de los dos sabe negociar con habilidad y menos con las misiones de Joan interfiriendo como pueden ver en el siguiente corte.

Las historias centrales suelen alternar el  dramatismo con otras  de tono más ligero y distendido, que permitían quitarle algo de tensión a esta pobre chica de dieciséis años que se ve metida en un berenjenal celestial que nunca había pedido.

Sus misiones le permiten aprender a Joan muchas cosas de la vida como la vez que tuvo que hacer de niñera de un niño de ocho años obsesionado con la muerte, de una manera tan potente como la del vídeo

‘Joan of Arcadia’ tiene una premisa que a priori puede despertar algunas suspicacias, en especial si el tema religioso no es una de nuestras prioridades principales, como puede ser en mi caso. Pero pronto me sacudí esos prejuicios de encima al ver el enfoque tan inteligente que había hecho Barbara Hall de un tema tan extremadamente delicado.

Su mayor virtud es evitar el proselitismo religioso o intentar convencernos de la existencia de un solo Dios, en parte por esas cambiantes apariciones y en parte por los misiones que le encarga que siempre tienen una componente misteriosa para conocer sus pretensiones con el encargo a Joan.

Ese desconocimiento del objetivo final y la variedad de representaciones que elegía en la tierra conseguía siempre captar mi atención gracias a la enorme fluidez con que desarrollaban las historias y las enlazaban con las tramas secundarias del resto de los personajes, lo que la convertía en una serie diferente y encomiable en todos los aspectos.

Otro gran punto a su favor es el magnífico reparto que consiguió reunir con cinco actores principales que siguen siendo reconocidos en la actualidad empezando por la luminosa Amber Tamblyn como la atribulada Joan en su papel de mensajera divina en la tierra y acabando con esa pareja de enormes actores que son Joe Mantegna y Mary Steenburgen, como sus padres,  un lujo para cualquier reparto.

Soy consciente de la enorme dificultad de hacer una serie con un elevado trasfondo religioso sin que se le salten las costuras del adoctrinamiento y en eso consistió el pequeño milagro que consiguió ‘Joan of Arcadia’ una verdadera joya costumbrista.

Los actores:
Joe Mantegna es un actor que empezó a ser popular gracias a sus frecuentes apariciones en las obras y películas de su gran amigo David Mamet, que le permitieron hacerse un nombre en Hollywood, para pasar a  trabajar como mafioso en miniseries como ‘The Last Don’ o la tercera parte de ‘El Padrino’.

A principios de este siglo firmó un contrato con la CBS, para poder elegir papeles entre sus proyectos y el personaje de Will Girardi le atrajo desde el principio, entrando desde las primeras fases de desarrollo y recomendando a Mary Steenburgen para el papel de su mujer.

Mantegna es ideal para estos personajes de jefe de policía, recto pero comprensivo como ha seguido demostrando en ‘Mentes Criminales’ desde hace más de una década.

Mary Steenburgen tuvo un fulgurante inicio de carrera cuando fue descubierta por Jack Nicholson en 1978 y le dio el papel de coprotagonista en ‘Goin’ South’ que enlazó con ‘Los Viajeros del Tiempo’ y con su tercera película ‘Melvin y Howard’ ganó el Oscar a la mejor actriz secundaria. Siguió trabajando con regularidad en el cine hasta mediados de los noventa donde hizo su primera incursión televisiva protagonizando junto a su pareja en la vida real   Ted Danson, la infausta comedia ‘Ink’ .

Este siglo ha seguido trabajando en ambos medios, como con este personaje de la madre Helen que tenía un protagonismo menor dentro de la historia, pero que Steenburgen defendía con su solvencia habitual  como  hemos podido ver recientemente en ‘Justified’ o ‘The Last Man on Earth’ trabajando siempre sin parar.

La gran revelación de la serie fue Amber Tamblyn, hija de gran actor Russ Tamblyn ( West Side Story, Twin Peaks) que en su primer papel de relevancia, consiguió darle todo el realce y calidez necesario a un personaje tan complicado como el de Joan, haciéndola creíble y adorable a partes iguales, ganándose un merecida nominación como actriz al Emmy y a los Globos de Oro

Su carrera posterior no ha sido mala, pero tampoco ha estado al nivel que prometía tras ese gran personaje, alternando sagas como ‘The Grudge’ o ‘The Sisterhood of Travelling Pants’ con papeles recurrentes en ‘House’ o ‘Dos Hombres y Medio’

Jason Ritter, como su hermana en la ficción, también es hijo de un famoso actor, John Ritter en este caso, con el que empezó a aparecer como niño en algunas de sus series. El personaje del parapléjico Kevin fue su rampa de lanzamiento, al mostrar de forma muy convincente a una persona optimista que intenta rehacer su vida tras ver todos sus sueños rotos por ese accidente.

Su carrera posterior ha sido sólida, en series como ‘The Event’, ‘ParentHood’ o incluso en ‘Girls’, pero tampoco sin convertirse en un rostro enormemente popular

Michael Welch interpretaba a Luke el hijo menor de la familia Girardi, en su primer papel de relevancia, aunque su personaje era el más prescindible del grupo en todos los aspectos y como actor también estaba por debajo de sus compañeros.

Ha ido tirando con papeles de estrella invitada, que alternaba con el personaje secundario de Mike Newton, en la saga ‘Crepúsculo’ aunque me sorprendió verlo en el reparto inicial de la descerebrada ‘Z Nation’ hasta que un zombie acabó comiéndoselo, para volver a su rutina de estrella invitada en episodios sueltos de todo tipo de series.

El final:

La 2T no dudó en añadir a los dos mejores amigos de Joan al reparto principal, por un lado el ya mencionado ‘noviete si-noviete no’, Adam y Grace su mejor amiga, una activista inconformista con una reputación de broncas en toda la escuela, que ascendieron al nivel de la cabecera de esa 2T

La serie perdió algo de espectadores y de tracción popular en esa segunda temporada, a pesar de que seguía manteniendo un esplendido nivel tras resolver el interesante cliffhanger ético con el que finalizaron la temporada inicial. Pero pronto empezaron a llegar  algunas voces de algunos grupos conservadores que querían una representación más bíblica y menos mundana de su Dios, debido a los cambios en la espiritualidad de un país en los dos años  transcurridos desde que se inició la serie.

Al principio el país seguía bastante aturdido por los atentados del 11-S y cualquier forma de espiritualidad era mucho mejor tolerada por la permisividad existente, pero en apenas dos años, la percepción de muchas de esas personas se fue radicalizando y las protestas iban en aumento.

Su creadora no creía que su serie estuviera en peligro e introdujo en el tramo de la 2T un nuevo personaje, Ryan Hunter, que estaba destinado a ser el gran enemigo terrenal de Joan en las siguientes temporadas, pero la cancelación sin previo aviso de la CBS, por causas que nunca ha revelado oficialmente, dejo a todo el mundo con el enigma sin resolver.

Se montaron campañas para intentar salvar a Joan, pero nada se pudo hacer y la serie pasó al panteón de las series malditas en el que sigue hasta la actualidad como les hemos querido recordar con esta entrada sobre una gran serie ‘Joan of Arcadia’ .

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino