Diario Vasco
img
Etiqueta: guerra civil
Una serie de conferencias sobre una larga serie de guerras civiles. España entre 1833 y 1973
img
Carlos Rilova | 19-12-2016 | 09:30 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Como ya advertía la semana pasada, este lunes, al igual que el anterior, este correo de la Historia se dedicará, aunque sea brevemente, a hablar de actividades de la Asociación de historiadores guipuzcoanos “Miguel de Aranburu”.

Si la semana pasada anunciábamos la inauguración de una exposición patrocinada por el Ayuntamiento de Irun sobre el siglo XVIII, que, felizmente, empezó su andadura este miércoles pasado y la continuará hasta el día 8 de enero, éste tenemos el honor, y la satisfacción, de anunciar, para los que están en Donostia en estas fechas, el inicio de un ciclo de conferencias en la céntrica calle Garibay (nº 19) sobre las guerras carlistas.

Todo esto empezará el día 20, a partir de las 19:30. Nos hablará Javier Sada, cronista de la ciudad, acerca del interesante estado en el que San Sebastián se encontraba durante esas dos guerras carlistas que la afectaron intensamente, con dos asedios (1833-1839) y (1873-1876).

Posteriormente, el día 27, hablará el que estas líneas escribe, sobre un tema poco conocido: ¿qué pasa cuando el Carlismo empieza a convertirse en un anacronismo, en la Europa de la “Gran Guerra”

Ver Post
Reyes, cardenales, dictadores, fascistas, periódicos y Guerra Civil. La más estúpida (y sangrienta) farsa de la Historia de España (1659-1959)
img
Carlos Rilova | 21-11-2016 | 11:49 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Ya dije hace un tiempo que intentaría no hablar, al menos aquí, del tema de la Guerra Civil española. Principalmente porque es un tema histórico rodeado de un ambiente, sencillamente, malsano.

Sin embargo, una de las investigaciones en las que estoy involucrado me ha puesto ante los ojos una tentación verdaderamente difícil de rechazar.

Gracias a la amabilidad del personal de la Biblioteca de la Diputación Foral guipuzcoana Koldo Mitxelena Kulturunea, he podido consultar una fuente verdaderamente rara, casi única, sobre ese episodio histórico que llamamos “Guerra Civil española”.

Se trata del periódico controlado por el que, con muy escasos matices -a veces imperceptibles- podemos llamar partido fascista español. Es decir, “Falange Española y de las J.O.N.S.”.

El título de este periódico -quizás les suene a los más mayores del lugar- era “Arriba”. O lo fue más tarde, a medida que los ardores fascistas se iban apagando poco a poco, cuando el búnker del Führer cayó bajo las tormentas de acero del verdadero Ejército Rojo y no del inventado, para España, por la propaganda franquista.

En la fecha en la que yo lo

Ver Post
Algunos retazos de la Historia de los “Cien mil hijos de San Luis” (la frontera de Irún en abril de 1823)
img
Carlos Rilova | 26-09-2016 | 10:24 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Mañana, quienes vivan cerca de la biblioteca donostiarra Koldo Mitxelena, podrán acudir a una de las conferencias organizadas por esa institución con la -supongo- inestimable colaboración de la Asociación de historiadores guipuzcoanos a la que, casi, todos los lunes represento aquí.

En esta ocasión hablaremos -o más bien hablaré- de la llamada “guerra constitucional”. En realidad, la primera de las cinco guerras civiles españolas de la Edad Contemporánea. Un ciclo trágico y letal que, de momento, ha culminado con la de 1936-1939.

Se hablará, por tanto, de la guerra que se inició en abril del año 1823 y concluyó a finales de ese mismo año, con la rendición de todas las tropas y plazas fuertes que se habían mantenido leales al gobierno constitucional catapultado al poder por el pronunciamiento de las Cabezas de San Juan, en el año 1820.

Esta breve guerra no levanta, de momento, demasiada visceralidad. No le ocurre lo mismo, por ejemplo, que a la de 1936-1939. Aún así, sin embargo, es un terreno peligroso porque como todas, o casi todas, las guerras y revoluciones que han sido en la Edad Contemporánea -en la que aún

Ver Post
Un paseo por la convulsa Historia Contemporánea de España en el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes (1616-2016)
img
Carlos Rilova | 25-04-2016 | 09:30 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Obviamente esta semana tocaba hablar de Miguel de Cervantes. El llamado príncipe de las Letras españolas. También considerado inventor de la novela moderna (no sé qué pensarán de esto los japoneses con su “Genji Monogatari”) y, desde luego, el autor español más universalmente reconocido y conocido, gracias precisamente a las dos partes de “El Quijote”.

Podría contar muchas cosas al respecto, pero he preferido quedarme, de todo lo que se podría decir, con una anécdota histórica de lo más interesante -o eso me parece a mí- que, espero, sirva de homenaje a Cervantes y ayude a reforzar todo lo que se ha hecho en este IV Centenario para recordar y valorar su figura.

La anécdota en cuestión no nos aleja demasiado del tema que trataba la semana pasada. De hecho, la ilustración que ilustra -valga la redundancia- este nuevo correo de la Historia está sacada de las páginas de publicidad de la misma revista “Nuevo Mundo” que hace siete días facilitó las dos imágenes del anterior correo de la Historia.

Se trata de una imagen publicitaria, como decía, en la que vemos a un Cervantes idealizado escribiendo una de sus frases

Ver Post
Algo de Historia sobre la mala prensa de la República española (1931-2016)
img
Carlos Rilova | 18-04-2016 | 09:30 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Para no variar demasiado, me voy a meter esta semana en otro tema que, probablemente, puede resultar tan polémico como el que trataba la semana pasada.

Como este jueves fue 14 de abril, resurgió, cómo no, la conmemoración de la II República española. En esta ocasión unos celebraban, y otros deploraban, el 85 aniversario de su proclamación.

Para unos era la ocasión de recordar un gobierno que, pese a todos los problemas que se desencadenaron desde su instauración, sigue siendo el bueno, el legítimo. Una percepción sin duda alentada por el fin violento que sufrió ese régimen desde el 18 de julio de 1936 por medio de una sublevación militar de lo más despiadada.

Para otros este 14 de abril y el despliegue de banderas y reivindicaciones republicanas, fue ocasión de recordar lo mala que había sido la República. El periodista Carlos Cuesta fue contundente en uno de los programas de los que es habitual, “El gato al agua”, del canal 13Tv. En él execraba a los que habían desplegado esas banderas y esa reivindicación de la República por exhibir un símbolo -la tricolor republicana española- que significaba, según él, lo que

Ver Post
Palabras con Historia, Historia de las palabras. De los “lechuguinos” de 1820 a la película “El renacido”.
img
Carlos Rilova | 15-02-2016 | 10:38 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Esta semana he decidido volver a retomar un par de temas que tuvieron su espacio y su momento en este correo de la Historia cuando apenas había comenzado su andadura, allá en la primavera y el verano de 2012. Se trata de las películas “del Oeste” -y más concretamente “El hombre de una tierra salvaje” de Richard C. Sarafian- y el origen histórico de ciertas palabras o expresiones. Por ejemplo “a palo seco”, que fue de la que me ocupe en su momento.

Tomé la decisión después de ir este martes pasado a ver “El renacido” la tan anunciada como esperada nueva versión de “El hombre de una tierra salvaje” y que tiene, nada menos, que doce nominaciones al Oscar (y cinco Baftas). La película está ambientada hacia el año 1820, basada, como insiste su publicidad, en hechos reales.

Es totalmente cierto. Ya lo señalé en su día cuando me ocupé de “El hombre de una tierra salvaje”. Tanto ésta como el “remake” de González Iñárritu, “El renacido”, se basan en una gran expedición organizada para ir más allá de la ciudad conocida hoy como Saint Louis, a orillas del Missouri, y, poco antes de 1820, como San Luis de

Ver Post
El canto de las ametralladoras. Reflexiones sobre la “Gran Guerra” en el centenario de la batalla de Verdún (1916-2016)
img
Carlos Rilova | 08-02-2016 | 10:49 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Hoy podría, quizás incluso debería, haber hablado en este correo de la Historia, otra vez, de la llamada “memoria histórica”, a resultas de la enésima polémica suscitada por la decisión de la actual alcaldesa de Madrid de retirar estatuas, monolitos, nombres de calles, etc…, claramente relacionados con la dictadura franquista, del mapa de esa villa y corte.

Sin embargo, no voy a hablar de ese asunto. A pesar de estar en un Consejo de memoria histórica, a pesar de ser historiador, a pesar de tener esta tribuna disponible cada lunes. En definitiva: no voy a hablar de ese asunto a pesar de todo.

Por dos razones. La principal porque este tema de la guerra civil española y sus consecuencias están rodeadas de un clima malsano. Lo bastante malsano como para darle de lado. Al menos durante un tiempo y mientras no le requieran a uno por imperativo legal -por así decir- para mediar sobre esta cuestión.

La segunda razón es que estamos en febrero de 1916 y en muy pocas semanas se va a conmemorar el centenario de una de las mayores batallas de la llamada “Gran Guerra” (esa que hoy conocemos como “Primera Guerra Mundial”). De hecho,

Ver Post
Historia e Historia marítima. El fin del bergantín Donostiarra, la fiebre amarilla de 1823 y la restauración de un rey absoluto
img
Carlos Rilova | 07-12-2015 | 10:35 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Hoy, a todo trance, voy a tratar de reconducir este correo de la Historia a temas que no tengan nada que ver con la repercusión de la Historia en la actualidad. Para eso vamos a retroceder, una vez más, a la época romántica, al año 1823 del que ya he hablado en varias ocasiones, aunque sea tangencialmente, en las últimas semanas. Di, por una de esas casualidades tan poco casuales en la investigación histórica, con esta historia de la Historia del Mar que les voy a relatar. Estaba ojeando material sobre la guerra civil de 1823 cuando reparé en un interesante folleto publicado en 1827 por el médico donostiarra Juan Montes.

Políticamente era un hombre bastante opaco. Por un lado no estaba en la lista de personas que, dentro o fuera de la Milicia Nacional Voluntaria (la guardia de corps del régimen constitucional), se quedaron a defender San Sebastián durante el asedio al que la somete el Ejército “ultra” al mando del duque de Angulema enviado por las potencias del Congreso de Verona a sofocar el régimen parlamentario español. Tampoco parece haber sido parte de los que abandonan la ciudad en abril de1823 y combaten a ese mismo

Ver Post

Otros Blogs de Autor