Diario Vasco
img
Autor: Ainhoa Coach
Pokemon Go II
img
Ainhoa Cilveti | 10-08-2016 | 7:00| 0

Aprovecho la experiencia que he tenido con este videojuego para continuar hablando de cómo utilizar la debilidad o vicio de alguien como herramienta a su favor, pasando a ser una fortaleza. Quiero también aprovechar para felicitar al genio que ha logrado diseñar este juego, en el que se integra la realidad con la ficción, que aunque nos pueda dar miedo, es algo a lo que vamos a llegar en poco tiempo, y que deberemos aprender a gestionar, como llevamos integrando la nueva tecnología en nuestra vidas, sin por ello perder nuestros valores y sabiendo sacar provecho de ello.

Como comenté en el post anterior, el uso de estos juegos puede servirnos para potenciar conductas positivas, aunque en un principio los endemonicemos por todo el tiempo que quitan a los usuarios, tiempo que a lo progenitores nos gustaría que utilizaran para estudiar. El otro día comentaba que mi amiga había logrado utilizar esta herramienta a su favor, es decir, ha sabido lograr su propósito con su hijo a través de los videojuegos. No sólo porque ha logrado que salga de casa, sino porque también ha conseguido que utilice la misma capacidad de concentración que su hijo tiene para los juegos, la aplique a los estudios.

Para entenderlo mejor, tenemos que señalar que el poder de concentración que una persona utiliza cuando está jugando es muy alta, haciendo que su mente fluya en esa dirección, sin importarle lo que ocurre alrededor. Por este motivo, muchas veces no oyen ni prestan atención a lo que ocurre a su alrededor, para nuestra desesperación. Si logramos que ese mismo poder de concentración lo utilicen en los estudios, lograremos que sean mucho más eficaces. De hecho, cualquiera que haya entrenado su concentración ha entrenado este aspecto, el de lograr que su mente fluya enfocado en una actividad concreta.

Durante un tiempo, ella pensó que era mejor que a lo largo de la semana no jugara para que se concentrara en los estudios, pero con este sistema no lograba que estudiara más ni mejor, tan sólo tenerle permanentemente castigado. Por eso, optó por cambiar de método y dejarle jugar un rato antes de que comenzara con los deberes. De esta forma, no sólo conseguía que su hijo descansara de la jornada de colegio, sino que lograba que su mente se estimulará y motivara, utilizando el juego como un motor para accionarle hacia el estudio. Por supuesto, lo hacen de forma controlada, y los resultados han sido muy buenos. Además de aprender a entrenar su concentración, está aprendiendo a gestionar su tiempo.

 

 

Ver Post >
Pokemon Go I
img
Ainhoa Cilveti | 03-08-2016 | 7:00| 0

Llevamos unos días sin parar de oír hablar de este juego, da lo mismo si escuchas debates políticos, temas de actualidad o las noticias de la noche, de una forma u otra, sale el tema del juego que tan famoso se ha hecho en poco tiempo y en todo el mundo.  Por supuesto, tengo personas muy cercanas que juegan, y como me gusta entender de lo que me hablan, pedí que me lo descargaran en el móvil y comencé a jugar.

Veía en las noticias el revuelo que se está montando en muchas ciudades con este juego, pude comprobar personalmente como a mi alrededor la gente jugaba, aunque con un poco más de disimulo de lo que se veía en algunos vídeos en los que incluso la gente saltaba del coche para capturar uno de estos bichos. Tengo que admitir, que yo también he salido de casa a dar la vuelta a la manzana después de cenar y capturar un pokemon, o que he querido averiguar personalmente si es verdad que hay más de estos personajes cerca de los lugares de agua, eso sí, procurando hacerlo de forma muy disimulada, no me fueran a ver jugando… Tenía claro que quería saber en qué consistía este juego que tanto revuelo ha causado y que a tanta gente está enganchando porque necesitaba entender lo que ocurre.

Si escribo sobre este tema no es para darle más publicidad, sino para reflexionar sobre lo que podemos aprender de nuestros hijos y de las nuevas tecnologías que ellos utilizan para comunicarse. Tendemos a demonizarlas muchas veces por no entenderlas, en lugar de utilizarlas como una herramienta a nuestro favor. Cuando se me ocurrió escribir sobre este juego, no tenía muy claro cuál iba a ser el enfoque que le iba a dar, pero una persona cercana a mi me pidió que defendiera el juego. Su hijo lleva tiempo jugando a los videojuegos, es un chico muy majo y un poco introvertido, lo que le estaba convirtiendo en un ser solitario que no quería salir de casa. Sus padres comenzaban a estar preocupados por él, y no paraban de animarle para que quedara con amigos y saliera con ellos, aunque no les resultaba fácil. Con este juego, en unos pocos días ha salido todos los días con los amigos en busca de pokemons por toda la ciudad. Incluso les ha pedido acompañar a sus padres de paseo para continuar con su caza. Mi amiga está muy agradecida a este juego por lograr que su hijo salga de casa y recorra la ciudad con sus amigos.

Ver Post >
Miedo hasta la ansiedad
img
Ainhoa Cilveti | 27-07-2016 | 7:00| 0

Últimamente muchas mujeres me hablan de los miedos irracionales que sufren sin causa aparente, y que en algunos casos les llevan a sentir momentos de ansiedad agudos. La mayoría de estas mujeres se encuentran entre los 45 y 55 años, lo que coincide con la etapa de la menopausia y los trastornos hormonales que suele causar. En muchas mujeres se repiten estos miedos y cierta sensación de tristeza y malestar. Si una se pone a pensar en ello, los miedos vienen por muchas causas, aunque no se tenga una razón concreta o que los origine, pero como la mente humana siempre está dispuesta a darnos la razón, somos capaces de argumentarlos de forma consistente. También nos puede ocurrir sentirnos tristes sin motivo, tener malas sensaciones aunque nos encontremos en casa a salvo, sin ninguna preocupación apremiante o sin que nos haya ocurrido nada que nos haya afectado hasta entristecernos. Si lo racionalizamos, si nos ponemos a pensar en el motivo, somos capaces de darnos cuenta de que todo es producto de nuestra mente, aún y todo, la sensación persiste.

Hay a quien le ocurre normalmente de noche, o cuando se encuentra sola, o a veces ocurre cuando no se está haciendo nada, o al menos cuando una no anda con mil cosas a la vez en la cabeza. Por supuesto, no hay una sola respuesta de cómo gestionar y afrontar estos momentos que nos pueden llevar a un momento de ansiedad, cada una va a tener su propia solución y va a necesitar encontrarla dependiendo de las circunstancias personales, pero sí hay unos parámetros que se repiten y  los que podemos utilizar para superar estos procesos.

  1. Tomar conciencia de lo que nos está ocurriendo.
  2. Ponerle nombre a nuestras emociones y asumirlas.
  3. Valorar las alternativas utilizando el pensamiento positivo, es decir, desde un punto de vista práctico.
  4. Tomar la decisión adecuada para sentirnos bien.
  5. Aceptar la decisión y ponerla en práctica.
  6. Tranquilizarnos y sentirnos bien.   

Quiero hacer hincapié en la importancia de aceptar la decisión tomada, ya que en algunas ocasiones nos traiciona la autoestima y pensamos que estamos haciendo algo porque no nos queda más remedio, y no porque de verdad consideremos que es lo más acertado desde nuestro punto de vista lo que hemos escogido. Aceptemos por bueno nuestro criterio y a donde este nos conduce, ya que nos resultará mucho más fácil sentirnos bien de esta forma.

Ver Post >
Aprovechar los rayos del sol
img
Ainhoa Cilveti | 20-07-2016 | 7:00| 0

No hay ninguna duda de que los rayos del sol son pura energía, y como tal, nos hacen sentirnos más fuertes y llenos de vida. Por supuesto, tenemos que tener cuidado con los rayos ultravioleta, saber protegernos de ellos para no sufrir quemaduras, pero esto no significa que no debamos aprovecharnos de la parte positiva de esos rayos, de la vida que el sol nos proporciona, y utilizarla para ponernos en activo y aprovecharla para lograr nuestros propósitos. Por lo tanto, vamos a ponernos en marcha y a pensar en algunos ejemplos de lo que podemos hacer:

1.- Comenzar a hacer deporte. Muchas veces no sabemos qué actividad deportiva realizar, y nos da pereza meternos en un gimnasio, por lo tanto, ahora podemos aprovechar que hay más horas de luz para disfrutar de nuestra ciudad o alrededores y salir a correr, andar en bici o simplemente caminar, que es uno de los deportes más completos. No sólo nos aprovechamos de la luz solar, sino que la compaginamos con los beneficios del deporte.

2.- Mantener pensamientos positivos. El sol es luz y es vida, y nos resulta más fácil sentirnos positivos si nos rodeamos de luz. De esto sabemos mucho las personas que vivimos en lugares en los que tenemos muchos días nublados y grises, por lo tanto disfrutemos de la luz para crear pensamientos alegres que nos permitan motivarnos y sentirnos más felices.

3.- Recargar energía para afrontar cualquier reto y ponernos en marcha. Los días soleados nos ayudan a sentirnos más fuertes y capaces, si le añadimos que vamos a crear pensamientos positivos, vamos a visualizar más fácilmente el completar nuestros propósitos satisfactoriamente. Si nos basamos en la presunción de que “si queremos podemos”, nos va a resultar  más sencillo tomar conciencia del resultado y por lo tanto llevarlo a cabo.

4.- Mantener hábitos más saludables. El sol nos ayuda a sentirnos más cercanos a la naturaleza, y lo natural nos lleva a conectar con mayor facilidad con hábitos saludables. Es por lo tanto, un buen momento el hacerlo ahora, cuando el sol es más fuerte.

5.- Relajarnos. Durante el invierno solemos ir corriendo de un lado para otro, quejándonos de la falta de tiempo y sin poder pararnos a descansar. Darnos un baño de sol, con los ojos cerrados y pensando tan sólo en cómo nuestro cuerpo se siente con el calor del sol, nos va ayudar a relajarnos fácilmente.

 

Ver Post >
Frases motivadoras
img
Ainhoa Cilveti | 13-07-2016 | 7:00| 0

Muchas veces oímos frases de aliento para motivarnos a continuar en nuestros propósitos, cada día están más de moda y aparecen por todos los lados: redes sociales, anuncios de televisión, mensajes que mandan amigos… Llevo utilizándolas para los resúmenes de mis clientes muchos años, algunas me parecen muy buenas y que dicen grandes verdades de forma sintética y sencilla. Otras te hacen pensar y necesitas un tiempo para reflexionar,  enseñándote a mirar dentro de ti. Tienen un “aire romántico”, en el que no te cuesta ponerte en el lugar de la persona que se levanta y continua su andadura, en ese momento en el que no tienes ninguna duda de que tú harías lo mismo en circunstancias parecidas.

Sin embargo, cuando llega ese momento que te ha parecido tan idílico en la lejanía del tiempo, no es lo mismo en la realidad presente. Lo primero, te cuesta identificar el romanticismo en un obstáculo en el camino. En ese momento piensas en todo menos en el romanticismo, piensas en lo enfadado/a que estás con la situación, en lo mucho que te estás esforzando, en lo injusta que es la vida y en que desde luego, tú no te mereces algo así después de todo lo que estás trabajando por conseguir tu objetivo. Por lo tanto, no le ves ninguna gracia a que te esté pasando lo que estás padeciendo, porque desde luego, te envuelve el dramatismo y el victimismo, y lo que a ti te ocurre no le ocurre a nadie más. Entras en un bucle de negatividad, que lo que menos te apetece es que te recuerden esas “maravillosas” frases que todo el mundo repite cuando las cosas le van bien, y de las que se olvida cuando las necesita.

Pero, al final, nuestro instinto de supervivencia sale a la luz, y hace que la “terribilitis” que se ha apoderado de nosotros desaparezca y podamos empezar a despejar la mente y a ver las otras alternativas que podemos tener. Este es el momento de la que hablan esas frases con las que nos bombardean y a las que podemos dar la razón. Es el momento de demostrar que nosotros también podemos ser los protagonistas de estos momentos tan “idílicos” y lograr que finalmente nuestros sueños se cumplan, por muchos obstáculos que nos encontremos en el camino. Y además, reforzar la idea de que si no ha salido a la primera, segunda o tercera, como pensábamos que iba a ocurrir, será por algo, y que probablemente, lo que hemos logrado es salir reforzados y con más aprendizaje sobre lo que tenemos entre manos. Por lo tanto, la próxima vez que nos encontremos con una de estas frases podremos pensar que nosotros también podemos.

Ver Post >

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor