Diario Vasco
img
Etiqueta: Waterloo
Dos o tres buenas razones históricas para celebrar el Día de San Patricio. Algo de Historia de los regimientos Hibernia, Irlanda y Ultonia. (1766, 1776, 2016...)
img
Carlos Rilova | 28-03-2016 | 08:57 |0

Por Carlos Rilova Jericó

No podía tardar mucho en llegar. Todo lo que se celebra en Estados Unidos se acaba celebrando por estas latitudes. Primero fue convertir la Noche de Difuntos en Noche de Halloween. Y ahora es el Día de San Patricio, celebrado por todo lo alto en ciudades norteamericanas como Chicago o Nueva York. Donde más impacto causó la emigración irlandesa desde mediados del siglo XIX, coincidiendo con la ruina de las cosechas de patata en Irlanda, que era lo que mantenía vivos a sus habitantes católicos, sojuzgados por sus primos escoceses y, sobre todo, por los ingleses.

Un día de estos seguro que acabaremos celebrando el Día de Acción de Gracias, con sus nativos americanos, su pavo y sus puritanos con trabuco. Todo lo que sale en las películas de Hollywood no tarda en hacer acto de presencia por aquí con una extraordinaria fuerza que es rápidamente aprovechada. Sobre todo si, como dicen los curtidos en esos temas, “mueve el mercado”. Es decir, aumenta las ventas de lo que sea: disfraces, sombreros verdes, barbas pelirrojas de pega, cerveza, etc…

No tengo duda de que a mucha gente esto de adoptar fiestas ajenas les parecerá una

Ver Post
¿Tenemos los cómics históricos que nos merecemos?. Una lectura sobre la figura del general Castaños, Bailén y la Guerra de Independencia a partir de “´¡Adelante!” de Giroud y Rey
img
Carlos Rilova | 31-08-2015 | 09:57 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Hoy, 31 de agosto de 2015, creo que es una fecha oportuna para que hablemos de un par de libros. Uno, como ocurría en el caso del llorado Francisco Umbral, es mío. El otro no. Empezaré por el mío, del que ya he hablado por aquí en alguna que otra ocasión. Para quienes no estuvieron atentos se titula “El Waterloo de los Pirineos”.

Como ya habrán deducido, habla de algo que una gran mayoría considera inverosímil. Es decir, que la batalla de Waterloo no fue sólo una batalla sino una campaña con múltiples operaciones y que alguna de ellas, además, tuvo lugar en la frontera de los Pirineos. Fue un costoso despliegue militar de cerca de 30.000 soldados de la corona española, en toda esa frontera que, ahora hace doscientos años -entrando por los pasos del Bidasoa y los catalanes-, diluyó definitivamente toda veleidad bonapartista en esa parte del mapa francés.

Cosa que lograron sin tener que matar a nadie. Una rara hazaña en la Europa de esas guerras napoleónicas que así tocaban a su fin verdaderamente y no en la batalla de Waterloo que, en realidad, sólo había sido el principio de ese fin.

En dicho libro, “El Waterloo

Ver Post
¿Y después del Bicentenario de Waterloo...?, ¿qué nos queda?. Pensando en dos siglos de guerras napoleónicas (1815-2015)
img
Carlos Rilova | 22-06-2015 | 09:54 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Era de imaginar que hoy yo tendría que hablar de Waterloo, del punto final en el largo bicentenario de las guerras napoleónicas empezado, para los franceses y los británicos, en 2004, por lo menos.

Hemos estado viendo, desde el jueves de la semana pasada, breves fogonazos en los informativos que nos han hablado de que se cumplía el Bicentenario de la batalla de Waterloo, la que pone fin a las guerras napoleónicas con la derrota definitiva del emperador que les da nombre…

Ha habido también reportajes, suplementos, noticias sueltas en los periódicos… Y, tras todo esto, el historiador se pregunta qué nos queda. O qué nos debería quedar de todo esto.

Para quienes han participado en el megaevento escenificado en los campos de Waterloo durante toda la semana pasada, parece claro que lo que va a quedar es un recuerdo inolvidable (valga la redundancia) y una subida de fotos, videos, etc… a esas redes sociales (Facebook, Twitter, Flickr, Youtube…) en las que ahora exhibimos nuestra vida privada a quién pueda interesar. Acaso con la secreta esperanza de que nuestro video se convierta en “Trending topic”. O, dicho en castellano

Ver Post
Increíble ¿pero cierto?... Una historia de piratas contada por un soldado de la Legión Auxiliar Británica en España (Año del Señor de 1835)
img
Carlos Rilova | 15-06-2015 | 09:46 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Como me suele ocurrir a menudo he dado muchas vueltas a qué es lo que podría contar hoy en este nuevo correo de la Historia.

Esta vez el habitual rayo de luz que suele colarse en las espesas nieblas que rodean, por lo general, mis procesos mentales llegó de un interesante documento sobre el que estoy trabajando ahora.

Se trata de unas memorias de guerra escritas a partir del “diario” de un soldado escocés, Alexander Somerville, enrolado en la que se llamó Legión Auxiliar Británica. Un cuerpo que Gran Bretaña, al parecer un tanto contrita y arrepentida de sus errores hacia España en el Congreso de Viena veinte años atrás, en 1815, cuando se zanjan las guerras napoleónicas, tras Waterloo, envía a luchar del lado de los liberales españoles y, lógicamente, contra el partido reaccionario y absolutista encarnado en lo que comúnmente se llama en España, desde 1833, “carlistas”.

El libro fue publicado en el año 1838 en Glasgow, como podrán apreciar por la imagen que acompaña a este texto. Como suele ocurrir con este género de obras, leerla es casi tan fácil como leer la mejor de las novelas de aventuras de Emilio

Ver Post
Una historia de la Historia de la Moda: la manga “Ranglán” (1815-2015)
img
Carlos Rilova | 06-04-2015 | 09:41 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Esta semana, para muchos de vacaciones, vamos a tratar que este nuevo correo de la Historia sea lo menos estresante posible. Así pues no entraré hoy en cuestiones transcendentes explicadas desde el siempre útil punto de vista de la Historia.

No, por el contrario me voy a centrar en explicar el origen histórico de una pequeña parte de la Historia de la Moda. Concretamente de la, a veces, llamada, mal llamada como veremos, “manga ranglán”.

¿Cuál es la Historia de esa manga de traje, de chaqueta, de abrigo, de cazadora… que cae no desde el hombro sino que queda levemente inclinada desde el cuello de la prenda?.

La explicación oficial -vamos a llamarla así- que yo siempre he oído, es que fue una invención -como la raya del pantalón o el tejido Príncipe de Gales, de los que, quizás, hablemos aquí otro día- de la más alta aristocracia británica del siglo XIX.

En efecto, la “manga ranglán” bien pudo ser la invención de un noble británico del siglo XIX. Sin embargo… Vamos adelante con los “sin embargos”…

Sin embargo, si ese fue el origen de la famosa manga, hay que señalar que nunca existió ni, de

Ver Post
El águila ha desembarcado. Historia para el principio del fin del bicentenario de las guerras napoleónicas. Del 1 de marzo de 1815 al 1 de marzo de 2015
img
Carlos Rilova | 02-03-2015 | 10:37 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Hace doscientos años, el 27 de febrero de 1815, un navío se acerca a la costa del Sur de Francia. El 1 de marzo su pasaje desembarca y se dirige a lo que con el tiempo se convertirá en uno de los lugares más lujosos del Mundo, Cannes, que entonces es poco más que una pequeña población de campesinos y pescadores.

Esa falta de eso que algunos llaman “glamour” en el Cannes de 1815 se desvaneció ahora hace doscientos años, cuando el jefe del pasaje de ese barco que se ha adentrado en Golfe-Juan el 27 de febrero de 1815, se abre paso hasta esa, por otra parte, anodina, casi irrelevante, población.

Su figura es inconfundible. Casi tanto como el perfil de muchos de esos actores y actrices que se pasean por el Cannes actual. Sí, difícilmente nadie en la Francia de 1815, ni en la Europa de ese mismo año, puede ver ese sombrero negro y ese capote gris -y al hombre algo rechoncho y más bien bajo que habita esas prendas- quedando indiferente. Es Napoleón Bonaparte.

Los habitantes de lo que ahora es la Costa Azul francesa, que, según los grabados de la primera edición del famoso “Memorial de Santa Elena”, lo aclaman cuando entra

Ver Post
¿Se ha terminado ya el centenario de la Primera Guerra Mundial? El Día de Reyes en las trincheras francesas de 1915
img
Carlos Rilova | 05-01-2015 | 10:30 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Disculpen la pregunta, pero ¿saben ustedes si se ha acabado el centenario de la Primera Guerra Mundial?. Desde hace cosa de una semana el historiador que firma estas páginas está algo desconcertado al respecto.

Por un lado he visto en los Medios noticias acerca del famoso partido de fútbol entre británicos, franceses y alemanes en cierto sector de las trincheras del frente occidental, celebrado en diciembre de 1914 y del que se ha estado hablando -ya se lo dije- desde diciembre de 2013.

Al parecer se ha hecho una reconstrucción del partido en varios lugares, con uniformes de época y todo lo demás necesario para no hacer una astracanada ridícula. Una de esas a las que tan aficionados son en otras latitudes, donde creen que recordar, o reconstruir, el pasado se arregla con vestirse de troglodita o poniéndose alguna que otra prenda supuestamente identitaria que, en realidad, como mucho, se remonta a los tiempos del abuelo o abuela del interesado o interesada…

Por lo demás, descartadas esas reconstrucciones del famoso partido pacifista entre una pequeña -pero honrosa- parte de los combatientes de aquella carnicería llamada

Ver Post
¿Es en serio o es en broma?. La trastienda de los documentos históricos y los cambios de opinión sobre Lord Wellington (San Sebastián de 1813 a 1828 pasando por 1815)
img
Carlos Rilova | 08-12-2014 | 10:15 |0

 

Por Carlos Rilova Jericó

La opinión de Jane Austen sobre la Historia que, como ya les he dicho alguna vez en este correo de la Historia, era creer que la mayor parte de ella era ficción, parece estar bien extendida.

Muchas veces me he encontrado, incluso entre compañeros de otras ciencias que no son la nuestra -es decir, la Historia-, la idea de que quienes reconstruimos el pasado lo hacemos no a base de método científico, sino de leyendas y rumores. Incluso algunos creen que basta con la intuición personal para hacer esta tarea tan delicada.

Pues no, nada más alejado de la realidad. Y esa curiosa circunstancia es la que me ha llevado a elegir este tema como eje de este nuevo correo de la Historia, amortizando así, al menos en una ínfima parte, las investigaciones que estoy finalizando en estos momentos.

En efecto, ando manejando últimamente documentación sobre un personaje histórico famoso y muy controvertido. Al menos en mi ciudad, San Sebastián.

Me refiero a no otro que el duque de Wellington, Arthur Wellesley, general en jefe de los ejércitos aliados que de 1808 a 1813 combaten en la Península, después, en 1814, en Francia y, finalmente,

Ver Post
Un complicado asunto histórico. Vida de un general de las guerras napoleónicas. Gabriel de Mendizabal e Iraeta (1764-1838)
img
Carlos Rilova | 16-06-2013 | 21:26 |0

Por Carlos Rilova Jericó

Hoy estoy decidido a ser más breve de lo que suele ser habitual en este “Correo de la Historia”.

Quizás es que se aproxima el fin del año y se me ha contagiado esa nonchalance tan habitual en estas fechas, en las que todo parece ralentizarse, perderse en fiestas, comidas, cenas y otras situaciones que invitan a bajar la guardia. O, tal vez, mi inconsciente, esa cosa que, según los psicólogos, tenemos todos dentro de la cabeza y, a veces, no siempre nos aconseja demasiado bien, me dice que es un gasto de tiempo inútil dedicarme a escribir más de cuatro folios sobre Gabriel de Mendizabal e Iraeta, aquel general de las guerras napoleónicas que nació en Bergara -esa villa guipuzcoana en la que se hace uno de los mejores pasteles de Europa, tal vez del Mundo- porque -pese a los recortes que nos están empobreciendo en todos los sentidos, incluido el cultural- ya he hablado mucho sobre él y, acaso, lo mejor para todos -empezando por el que escribe que, lógicamente, es el que más se cansa- sería remitir a los lectores interesados en el tema a esos otros textos en los que ya he narrado la vida de ese general de las guerras

Ver Post

Otros Blogs de Autor