Diario Vasco
img
¡¡Qué pelma soy!!
img
Ainhoa Cilveti | 21-11-2017 | 11:05| 0

Es la única cosa que me queda clara tras pasar un rato con mis hijos, que soy una pelma de tomo y lomo y que no tengo remedio, no hago más que molestarles constantemente y repetirles las cosas, que por supuesto ellos ya saben, pero que no hacen. Siempre he pensado que como madre no lo haría bien si no estuviera pendiente de decirles lo que tienen que hacer, que por supuesto sería mucho más fácil no hacerlo, y mucho menos cansado, ya que me doy cuenta que mi energía se desvanece cada vez que tengo que volver a repetir y a insistir, al igual que mi paciencia, pero es mi deber de madre, o ¿no?negociar-con-los-hijos262

Podemos solucionar el tener que estar constantemente insistiendo una y otra vez sin dejar de ocuparnos, es decir, sin cambiar el objetivo buscar otro medio de conseguirlo: Planificar con ellos haciendo que se comprometan. Si algo tenemos todos claro, es que estar continuamente oyendo lo que tenemos que hacer no resulta agradable, por lo que podemos llegar a un acuerdo con ellos, de esta forma todos ganamos, ellos por no tener que escuchar constantemente lo mismo, y nosotros por no tener que repetirlo. Para lograr este propósito, vamos a diseñar un plan de acción:

1.- Negociar una planificación. Sentarnos a negociar con ellos lo que queremos conseguir y hacerles ver la importancia de lograrlo sin necesidad de repetirlo. Por ejemplo, “tienes que recoger tu habitación”, hacerles ver que es una parte de sus cometidos y consensuar con ellos qué es lo que tienen que hacer.

2.- Planificar. Realizar una planificación de día, hora o forma de hacerlo, para que quede claro si se hace o no cuando corresponde, y así no tener que estar insistiendo. Si corresponde hacer algún cambio respecto a este punto, debe estar acordado por ambas partes.padres-hablando-hijos-adolescentes-830x553

3.- Llevarla a cabo o atenerse a las consecuencias. Establecer cuáles son las consecuencias de no cumplir con la parte negociada y llevarlas a cabo si el compromiso no se cumple. Debemos tener en cuenta que es una parte importante del aprendizaje, y que deben aprender a responsabilizarse de su parte del acuerdo, por lo que debemos mantenernos firmes en este sentido si queremos que este proceso nos sirva a lo largo de los años de su educación.

Ponernos en acción nos va a permitir disponer de esa energía que malgastamos para poderla utilizar en asuntos que nos resulten más agradables.

 

 

Ver Post >
Generación Z multitarea
img
Ainhoa Cilveti | 14-11-2017 | 17:58| 0

Se dice que la generación Z, es decir, los nacidos a partir de 1994, poseen la cualidad de ser multitarea por haber nacido “nativos digitales”, por lo que para ellos, realizar una actividad a la vez que están conectados a internet es normal y casi innato. La mayoría de nosotros tenemos algún conocido, amigo, hijo o sobrino de esta edad, al cual cuando te diriges a hablarle es capaz de contestarte sin ni siquiera levantar la mirada para hablarte. Pero ¿son de verdad multitarea o maleducados?

DIGITAL CLASSROOM

DIGITAL CLASSROOM

Una profesora de universidad me contaba el otro día que sus colegas se van acostumbrando a dar las clases sin tener nadie que les mire porque están “entretenidos” en otra cosa, mejor dicho, en algún dispositivo electrónico que están utilizando a la vez que atienden las explicaciones de los profesores. Yo pensaba que este era un acto de mala educación, o al menos, de poco respeto hacia las palabras del profesor, pero parece que tenemos que tener la mente más abierta y entender que ellos son capaces de hacerlo todo a la vez. Esta persona me contaba que había asistido a la conferencia de un importante lingüista, el cual les había hecho ver que si un alumno estaba dispuesto a acudir a sus clases, ya estaba demostrando interés por su asignatura, por lo tanto, si a la vez realizaba otra cosa no había que tomarlo como una actitud negativa, sino todo lo contrario, estar contento por el interés del alumno. Puede ser, que si partimos de que es una generación que está acostumbrada a buscar en internet tutoriales sobre lo que quieren saber, el simple hecho de tener que desplazarse para ir a una clase ya lo consideren bastante respetuoso, pero tengo que admitir que a mi edad hay ciertos asuntos que me cuestan entender.

Group Of Teenagers Sharing Text Message On Mobile Phones

Me imagino ante una audiencia que puede que te escuche, o no, y que ninguno te mira. Me resulta muy difícil tener que hablar o explicar algún tema si no puedo leer en sus caras si me están siguiendo y entendiendo lo que digo, si tengo que insistir en algún asunto o explicar lo mismo de otra forma diferente para que lo puedan entender. Se me hace difícil dar una charla y que mientras tanto mis oyentes no me miren, puedo ser antigua, pero creo que es una falta de respeto no mirar a la gente a la cara cuando te habla, claro que, si miro a mi alrededor, puedo comprobar que cada vez más la gente mira más a su móvil mientras hace cualquier cosa, por lo que imagino deberemos ir acostumbrándonos.

Ver Post >
Cambio de creencias en el trabajo
img
Ainhoa Cilveti | 07-11-2017 | 18:57| 0

En este post me gustaría presentaros el caso de una persona que por una serie de malas experiencias en el trabajo tenía la creencia muy arraigada de que en el trabajo no se podía estar bien, tener un ambiente laboral normal en el que poder trabajar sin que le faltaran al respeto o se sintiera constantemente humillada. Puede parecer una exageración, pero la verdad es, que no había sido muy afortunada en sus experiencias anteriores, y aunque solemos decir que la suerte se la trabaja cada uno, en este caso sí podemos asegurar que no había tenido buena suerte tras encadenar varias situaciones negativas.83189

Además de padecer durante mucho tiempo esta situación, esta rutina de trabajo le llevó a tener miedo a la hora de buscar un nuevo trabajo, ya que el pensar y creer que otra vez iba a caer en un lugar en el que de alguna manera le iban a tratar mal, le causaba angustia y rechazo a la búsqueda. Posponía continuamente las acciones para encontrar el trabajo que quería, y se centraba en empleos más sencillos a los que podía aspirar por el miedo y la angustia que sentía ante el solo pensamiento de volver a sentirse humillada. Creía que esta era la realidad que le esperaba y lo normal en el entorno laboral.images-1

Durante el proceso, uno de los objetivos fue encontrar un trabajo en el que se sintiera a gusto y realizada, trabajando bien y que le permitiera vivir con dignidad, porque otra cuestión con la que se había encontrado, era que los trabajos en los que mejor estaba, se le estaba pagando de forma muy precaria. Y comenzó a buscar un trabajo, pero se encontró de cara con esta creencia que le limitaba y le impedía dar los pasos necesarios para conseguirlo. Cada vez que adelantaba algún paso, que se activaba y hacía lo que pensaba que debía hacer, a la vez se auto-boicoteaba para no conseguirlo, porque en su fuero interno no quería hacerlo, ya que tenía miedo de encontrarse otra vez en una situación desagradable. Cuando fue consciente de esto, y trabajo directamente para afrontar esa creencia limitante y desecharla, no sólo se atrevió a luchar por un trabajo adecuado a su formación, sino que quiso superarse y avanzar, hasta proponerse estudiar una oposición y aspirar a un puesto mejor. Para esto, primero experimentó con un trabajo más sencillo en el que pudo tener un buen ambiente laboral, dejando a un lado la creencia que le impedía avanzar. Realizar el cambio de creencia le ayudo a lograr lo que quería y a superarse.

Ver Post >
Horario de Invierno
img
Ainhoa Cilveti | 30-10-2017 | 19:40| 1

Un año más nos encontramos con este cambio de horario, algo que por mucho que me lo expliquen y me lo argumenten sigo sin entender y sin que me guste. Además, cada año salen más voces en contra de este cambio de horario, ya que afecta a nuestra salud, y a la economía de algunos sectores. Pero como parece que de momento poco podemos hacer, y creyendo que al final lo único que defiende son los intereses de algunas empresas con mucho poder, haremos lo que podamos para que nos afecte lo menos posible a nuestra salud.autum

Tenemos que tener en cuenta, que los trastornos que nos afectan sobre todo son anímicos, y que los físicos podemos gestionarlos llevando una buena alimentación, durmiendo las horas necesarias y haciendo ejercicio. Es decir, haciendo todo aquello que nos ayuda a tener buenos hábitos de vida. ¿Pero qué podemos hacer con nuestro estado de ánimo?

El disponer de menos horas de luz, que oscurezca antes y comience a hacer frío nos hace sentirnos más decaídos y con pocas ganas de hacer cosas. Sin embargo, esto lo podemos utilizar a nuestro favor y hacer cosas diferentes que nos hagan sentirnos bien y tener la sensación de aprovechar estas horas de oscuridad.

  • Hacer deportes diferentes que se puedan practicar a pesar de hacerse de noche antes, o adaptar nuestra actividad deportiva a esta circunstancia.
  • Apuntarnos a cursos de actividades que nos diviertan.
  • Aprovechar para estar más en casa y leer.
  • Cocinar platos que llevamos tiempo sin comer por el calor.
  • DESCANSAR.photo-1442508748335-fde9c3f58fd9

El otoño es un periodo de recogimiento en la naturaleza, y esta es una buena propuesta para las personas, seguir el ritmo que la naturaleza nos ofrece y aprovecharlo para descansar. Hay mucha gente que siente su cuerpo y su ánimo sin la misma fuerza que ha tenido durante el verano, y es normal, ya que, durante los meses de primavera y verano, al tener más horas de luz, también causa que las personas se sientan más activas y con ganas de hacer cosas. Por lo tanto, aceptar el momento en el que estamos y aprovechar para descansar o para hacer actividades más tranquilas nos va a permitir recobrar la energía perdida durante los meses anteriores y prepararnos para el frío invierno. Recordemos que, aunque vivamos en ciudades alejados de la naturaleza pertenecemos a ella, y seguir sus ritmos nos ayuda recobrar el equilibrio y recuperar la fuerza.

Ver Post >
La importancia de tener buenos amigos (Parte 2)
img
Ainhoa Cilveti | 24-10-2017 | 15:07| 0

En el post anterior comentaba los beneficios de tener buenos amigos, pero no se trata solo de “tenerlos”, sino también de cuidarlos y de pasar tiempo con ellos. Los beneficios que comentábamos se desarrollan sobre todo si compartimos tiempo con nuestros amigos. Es verdad, que en algunas ocasiones, saber que están ahí para apoyarnos puede ser suficiente, pero para que estén debemos cuidar esa amistad, por lo que debemos “trabajar” en ello. A veces nos da pereza “esforzarnos” por estar con ellos, nos excusamos en no tener tiempo y muchas cosas que hacer, y terminamos dejando que pase mucho tiempo sin estar con nuestros amigos. Por supuesto, la vida da muchas vueltas y a veces, nos trae nuevas amistades con las que nos cuesta menos estar, bien porque coincidimos en actividades o simplemente porque nos resulta más fácil encontrarnos, pero no debemos perder de vista a aquellas personas que nos conocen y nos saben apoyar cuando lo necesitamos para sentirnos protegidos y apoyados. ¿Cómo podemos cuidar las relaciones que nos aportan valor?two-friends-talking-and-drinking-coffee

  • Escuchando a nuestros amigos. En muchas ocasiones, cuando tienen un problema o algo que les preocupa, lo único que necesitan es que les escuchemos. No necesitan ni consejos ni que se les diga lo que deben hacer, simplemente ser escuchados es suficiente para sentirse mejor y poder actuar si lo creen necesario.

 

  • Ser amables. Vivimos muy deprisa y muy centrados en nosotros mismos, demasiado para darnos cuenta lo que sucede a nuestro alrededor y, a la vez, para valorar nuestras propias vidas. Salir de este ensimismamiento y ocuparnos de nuestros amigos, no sólo nos va a servir a sentirnos mejor, sino también a que nuestros amigos igualmente se sientan queridos y bien.

 

  • Ser proactivos en la relación. No debemos esperar que sean ellos siempre quienes nos llamen o nos propongan un plan, también debemos hacerlo nosotros para que ellos se sientan alagados. Al igual que, en los momentos de pereza, debemos aprender a sacudirnos de ella y salir cuando nos lo proponen. No se trata de hacer cosas que no nos apetecen, pero también debemos tener en cuenta que si siempre decimos que no terminarán por no llamar más. Además, es importante responder a nuestros amigos como nos gustaría que ellos nos acompañaran a nosotros.photo-1478812954026-9c750f0e89fc

 

  • Confía y deja que tus amigos también puedan confiar. Abrirse a los amigos les ayuda a sentirse partícipes de nuestras vidas y les permite conocernos mejor. Ser respetuoso con las confidencias que nos hacen nos permite demostrarles nuestra amistad y respeto hacia sus asuntos.

Como podréis comprobar, “trabajar” en las relaciones con nuestros amigos no es complicado y puede resultarnos muy agradable si disfrutamos de su compañía.

Ver Post >
La importancia de tener buenos amigo/as (parte 1)
img
Ainhoa Cilveti | 17-10-2017 | 18:31| 0

Hace unos días me ha llegado un regalo en el que se mencionaba la importancia de las amigo/as en nuestra salud y bienestar, hasta el punto que una prestigiosa clínica médica ha realizado un estudio que concluye que quienes disfrutan de mayor tiempo con las amigo/as disponen también de mejor salud. En este estudio se presentan algunas de las causas que logran estos beneficios y que me gustaría compartir con vosotros:1053471

1.- Estar con amigo/as aumenta la felicidad. Siempre que se está con personas que queremos nos sentimos bien y felices, por lo tanto, el simple hecho de compartir momentos con ellas nos hace estar mejor.

2.- Reducen el estrés. Cualquier momento agradable va a reducirnos el estrés, y si estos los pasamos con amigos van a tener una mayor fuerza para hacerlo. Además, tenemos que tener en cuenta que con las amigo/as tendemos a compartir preocupaciones y a poder desahogarnos, lo que también nos ayuda a rebajar el estrés y a ver ciertos aspectos menos negativamente que si no los verbalizamos.

3.- Mejoran la autoestima y la confianza. ¿Quiénes mejor que nuestros amigos para recordarnos y hacernos ver lo que valemos y lo que somos? Las personas que te quieren te ayudan a verte desde sus propios ojos, lo que suele resultar muy gratificante cuando lo necesitamos.

4.- Ayudan a superar situaciones traumáticas. Los amigos nos escuchan, nos acompañan y nos sirven de ánimo y aliento cuando lo necesitamos, por esto, saber que podemos contar con ellos y que les vamos a tener cerca en caso necesario, nos ayuda a superar ciertos momentos difíciles de nuestra vida y a darnos fuerza para salir de otros.abuelas-amigas_art

5.- Animan a cambiar y superarnos. A los buenos amigos pocas cosas se les puede esconder, por lo tanto, estar ante ellos puede ser como encontrarnos ante un espejo que nos muestra la verdadera realidad y a no poder escondernos de ella. Al mismo tiempo, van a saber darnos su apoyo y saber reconfortarnos cuando necesitemos aliento para superarnos.

6.- Nos ayudan a tener menos probabilidades de sufrir una depresión. Si sumamos todo lo dicho anteriormente, queda claro que el riesgo de padecer una depresión es menor que si nos encontramos solos y sin apoyos. Aunque por desgracia, ante esta terrible enfermedad se suele necesitar toda la ayuda posible para superarla, no sólo basta con saber que se tienen buenos amigos.

Y sólo tener buenos amigos no es suficiente.

Ver Post >
Móviles y aplausos
img
Ainhoa Cilveti | 10-10-2017 | 09:58| 0

Hace unos días un cliente me ponía en antecedentes sobre una nueva realidad que está ocurriendo últimamente en ciertos acontecimientos culturales y deportivos: se prioriza el grabar con el móvil o sacar una foto a aplaudir a la estrella o personaje en cuestión. ¿Hemos dejado de mostrar la admiración por el deseo de tener una imagen de la persona?gwen_sacando_fotos

Este cliente me hacía este comentario por la frialdad con la que había trascurrido un acto, no porque pensara que las personas que trataban de grabar hicieran mal, sino porque en el momento de los aplausos estaban más ocupados en tomar la foto que en expresar su admiración resultando una actuación fría por parte del público.

Es verdad, que cada vez existe más la obsesión de grabar, como si el tener las imágenes guardadas en el móvil vayan a garantizarnos poder retener o disfrutar más de ese momento. De hecho, en algunas ocasiones he visto que algunos padres obsesionados por grabar la actuación, partido o competición de los hijos no han disfrutado del momento. ¿Piensan que lo van a disfrutar más si lo ven después? ¿O si lo pueden ver en cualquier momento? Sé que algunas personas, por los nervios que pasan en estos momentos prefieren verlos en diferido, una vez se sabe el resultado y que todo ha salido bien. Pero también hay que tener en cuenta que, al hacerlo de esta forma, nos impedimos a nosotros mismos disfrutar del momento presente.amigas-movil-hablar

Por una parte, la obsesión de hacer fotos nos transmite la necesidad que tenemos de tener que guardar todas nuestras vivencias para constatar que son ciertas, como si el vivirlas sin más no fuera suficiente. De hecho, cuando alguien nos cuenta un suceso, cada vez es más habitual que acompañe la narración con una foto, y si no lo hace que se la pidamos nosotros, ya no nos conformamos con la palabra, necesitamos un refuerzo visual.  Por otra parte, nos transmite la poca atención que ponemos en vivir el momento presente, pensando en que este se va a ampliar a cuando lo recordemos viendo esa foto, pero sin darnos cuenta que el momento es el que es, y lo recordaremos como lo vivamos en el presente, por lo que si nos centramos en disfrutarlo vamos a poder tener mejores recuerdos que si nos entretenemos en sacar fotos. No significa que no podamos sacar una foto, pero no nos perdamos el presente por pensar que tendremos un futuro mejor.

Ver Post >
Vídeos en la red
img
Ainhoa Cilveti | 02-10-2017 | 09:48| 0

Hace unos días, visitando una red social me encontré con uno de esos vídeos que pretenden hacer mover nuestras conciencias para que todos seamos mejores personas. Resultó que el vídeo contaba una serie de circunstancias en las que alguien se reía de otro por desconocer lo que realmente le pasaba, del estilo de: Unos niños se reían de una vecina por estar calva, sin saber que estaba siendo tratada de una grave enfermedad…Relataba varios ejemplos parecidos, y en todos los casos, justificaba que se burlara de esa persona por desconocer exactamente lo que le ocurría, como si la burla en sí no fuera suficientemente grave.violenciados-00_48865669

Me llamó la atención, sobre todo, porque partía de un “perfil” que supone publica mensajes e información que nos ayudan a ser mejores personas y a tener una mente más abierta.  Me cuesta entender que quien ha elaborado ese vídeo, y quienes lo han publicado, no se hayan dado cuenta de la hipocresía del mensaje, como si se pudiera justificar de alguna forma la mofa que se hace a alguien por ser diferente a nosotros. ¿Cómo podemos pretender que los niños no se rían de otros si les excusamos cuando lo hacen?

Por supuesto, este caso no es habitual, aunque tengo que reconocer que a veces me chirrían ciertos mensajes que circulan en las redes sociales, pero lo que me ha costado entender, es que alguien que quiere mandar un mensaje educativo sobre el revideo-en-la-redspeto hacia los demás, sea capaz de esconderlo detrás de justificaciones que no llevan a ningún sitio, porque la burla no tiene justificación.

Por lo tanto, al menos podemos sacar algo positivo de este vídeo, que cuando queremos transmitir un mensaje sobre malos comportamientos, debemos ser muy claros en el contenido, sin enredarnos en excusar ninguna acción ni justificando nada que le quite peso a lo que denunciamos, es decir, no se pega, no se insulta, no te ríes del más débil…

Y sobre todo, tengamos criterio a la hora de seleccionar lo que vemos en las redes y a quienes seguimos, ya que hay mucho contenido interesante del que poder aprender y disfrutar, y podemos hacer una criba para centrarnos en lo que nos aporta en positivo.

Ver Post >
Vivir con estrés
img
Ainhoa Cilveti | 19-09-2017 | 16:13| 0

Vivir una situación de estrés es negativo por sí sola, ya que la tensión que se soporta es grande y hace que la persona se sienta mal en ese momento. Si este momento se alarga, si no se trata de vivir una situación de estrés, sino de padecerlo una larga temporada, o lo que es peor aún, acostumbrarse a vivir con él, no sólo nos perjudica en el entorno en el que lo padecemos, sino que trasladamos sus consecuencias a todos los aspectos de nuestra vida.stres_655x492

Cuando una persona padece durante mucho tiempo una situación de estrés termina de alguna manera habituándose a ella, pero esto no quiere decir que pueda soportarlo durante mucho tiempo sin padecer consecuencias posteriores o que el acostumbrarse indique que pueda soportarlo durante mucho tiempo. Llega un momento, que el cuerpo nos avisa de que la situación se está prolongando demasiado con signos de cansancio o padeciendo cualquier síntoma que perjudica a nuestra salud. Algunos de los síntomas más comunes suelen ser dolores musculares, de espalda, dolores de cabeza o insomnio. Sufrir estas consecuencias hace que aún nos resulte más difícil aguantar la situación de estrés, lo que se convierte en una espiral negativa de la que nos cuesta cada vez más salir.

 

Por otra parte, cuando llega el fin de semana o las vacaciones, el propio cansancio de soportar el estrés nos impide disfrutar de estos momentos ociosos plenamente, lo que suele llevarnos a encontrarnos más frustrados y no haber conseguido ni descansar bien ni desconectar. Para disfrutar adecuadamente de nuestro tiempo de descanso y divertimiento, debemos tener un mínimo de energía, y cuando alguien se encuentra durante mucho tiempo soportando niveles de estrés altos, se encuentra que no tiene fuerzas ni para divertirse.lidiar-con-el-estrs-735x400

 

Por lo tanto, tenemos que mantenernos muy firmes a la hora de aceptar vivir con estrés, ya que como he dicho al principio, no sólo nos afecta en esos momentos determinados, sino que va a ir extendiéndose y perjudicando todos los ámbitos de nuestra vida, incluso a aquellos que nos resultan agradables. La última decisión de cómo queremos vivir depende de nosotros, y aunque no siempre es fácil poder hacer lo que queremos debemos aprender a valorar lo que deseamos y defenderlo de forma contundente, ya que nuestro tiempo y la forma de vivirlo sólo depende de nosotros.

 

Ver Post >
¡¡¡20 años juntos!!!
img
Ainhoa Cilveti | 19-09-2017 | 18:12| 0

No tenía pensado escribir sobre este asunto, pero ya que el post sale el mismo día en el que cumplo veinte años de casada con mi marido, he decidido tratar este tema, que por otra parte, tanta ilusión me hace. No pretendo dar lecciones a nadie, porque si me paro a pensar en cómo lo hemos logrado, no tengo muy claro cuál ha sido mi aportación para que se haya podido cumplir, pero echando la vista atrás, y analizando lo ocurrido hasta la fecha, creo que estas son algunas de las pautas que nos han ayudado a conseguirlo:20-years

1.- Respetarnos. En todos los sentidos, tanto en el respeto del trato personal como en las decisiones que hemos ido tomando cada uno de nosotros a lo largo de estos años. Considero que el tratarse con respeto es esencial en cualquier relación, y más cuando se trata de una relación tan estrecha. El dicho “donde hay confianza da asco” suele cumplirse, por eso debemos tener cuidado con cómo tratamos a los de nuestro alrededor y tener en cuenta si hay algo que les puede molestar o causar daño.

2.- Ayudarnos. A veces es sencillo saber qué hacer para ayudar a nuestro compañero/a, pero no siempre resulta sencillo “echarle una mano”, con lo que a veces podemos preguntar qué hacer, o simplemente “acompañar” implica ayudar.

3.- Ponernos de acuerdo, negociar. A lo largo de los años surgen muchas situaciones en las que no se está totalmente de acuerdo, pero si uno pone voluntad en llegar a un punto de encuentro, no suele resultar difícil hacerlo. Lo que sí es importante es mantenerse unidos, ya que, en muchos casos, puede haber “agentes separadores”, familia, hijos, amigos…, y lo que tiene que estar por encima de todo, es llegar a un punto de acuerdo.

4.- Tener cada uno su tiempo y espacio. Considero fundamental que cada uno pueda tener su vida y pueda realizar sus sueños. Esto no quiere decir que no tenga que cumplir con las obligaciones familiares, y sí contar con la ayuda de esta para lograrlo.

5.- Divertirnos juntos. Desde luego, si no hubiera disfrutado de estos veinte años y no me lo hubiera pasado tan bien como lo he hecho, no tendría la ilusión que tengo por seguir junto a él al menos otros veinte años.

Espero que no me haya quedado un post muy “ñoño” y poder ayudar, o al menos dar alguna pista,  a las parejas que empiezan a quererse y conocerse para que puedan disfrutar durante mucho tiempo de estar juntas.

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor